Tesis

Un estudio alerta del peligro de muerte prematura de niños tratados con neurolépticos

07.04.2008 | 14:01

Los tranquilizantes administrados cada vez con mayor frecuencia a los niños británicos para controlar su comportamiento, siguiendo una tendencia iniciada en Estados Unidos, pueden suponer un riesgo para sus vidas, según la tesis de un nuevo estudio aún no contrastada.

Niños de menos de nueve años están siendo sometidos a tratamiento a base de neurolépticos pese a que éstos no están autorizados para menores en el Reino Unido excepto en ciertos casos de esquizofrenia, señala el estudio, adelantado hoy por el diario "The Guardian".

El número de niños que toman tranquilizantes se ha duplicado desde comienzos de los años noventa en este país, y los críticos advierten de que existe el peligro de muerte prematura.

El informe, del que es autor el profesor Ian Wong, de la London School of Pharmacy y que se publicará el mes próximo en la revista estadounidense "Pediatics", indica que entre 1992 y 2005 un total de 3.000 niños británicos recibieron antipsicóticos.

Esa cifra representa aproximadamente el doble de la registrada en 1992, y el mayor incremento se dio en el grupo de edad que va de siete a doce años, en el que se triplicó incluso el uso de neurolépticos.

Éstos se emplearon sobre todo en casos de trastornos del comportamiento y de la personalidad, incluidos el autismo, la hiperactividad y el llamado trastorno bipolar o depresión maníaca.

Aunque esos fármacos no están autorizados para los menores, los médicos pueden recetarlas bajo su responsabilidad.

En Estados Unidos se ha registrado últimamente un fuerte aumento del recurso a ese tipo de drogas entre la población infantil aunque nadie sabe cuáles serán sus efectos a largo plazo.

Según el profesor Wong, los niños sometidos a ese tipo de medicación pueden morir prematuramente, un fenómeno que, aunque no puede atribuirse de momento directamente a esos fármacos, es motivo de preocupación.

Algunas de las muertes de las que el investigador tiene noticia se deben a males como el sida, por lo que resulta difícil determinar si los neurolépticos tuvieron también algo que ver.

Según David Healy, profesor de medicina psicológica en la Universidad de Cardiff, los antipsicóticos pueden causar problemas cardíacos, circulatorios y de respiración.

Todos los neurolépticos actúan sobre la hormona cerebral conocida como dopamina, que tiene un papel en la regulación del sistema cardiovascular.

Algunos niños estadounidenses a los que se administraron estimulantes, que actúan también sobre la dopamina, después de que se les diagnosticase el trastorno de hiperactividad y déficit de atención, murieron prematuramente, señala Healy.

Según este experto, en Estados Unidos hay actualmente 2,5 millones de niños que toman neurolépticos.

Esos fármacos tienen efectos secundarios potencialmente graves y duraderos, entre ellos un fuerte incremento de peso y la llamada disquinesia tardía (movimientos incontrolados de la lengua y faciales).

Sociedad y Cultura

Johnny Depp, Charlie Sheen y Kevin Dillon
Depp, Sheen y Dillon celebran el 30 aniversario de ´Platoon´

Depp, Sheen y Dillon celebran el 30 aniversario de ´Platoon´

Los protagonistas de la cinta de Oliver Stone se reúnen en una fiesta que comparten en Instagram

Casi 250 personas han muerto ahogadas este año

El 81% de las víctimas han sido hombres - En lo que llevamos de julio ya han fallecido 36 personas

Descubre las cinco mejores heroínas del cine de acción

Descubre las cinco mejores heroínas del cine de acción

'Wonder Woman' es la primera en superar la barrera de los 100 millones en su estreno en EEUU

 
Enlaces recomendados: Premios Cine