Novillos

Un estado australiano propone castigar con cárcel a los padres cuyo hijo falte al colegio

02.04.2008 | 12:00

El Estado australiano de Nueva Gales del Sur, con capital en Sídney, presentó hoy un proyecto de ley que contempla penas de prisión para los padres cuyo hijo en edad escolar, haga novillos regularmente o falten a clase sin un motivo justificado.

El jefe del Gobierno de Nueva Gales del Sur, Morris Iemma, dijo que la medida persigue asegurar que los niños de entre 6 y 16 años reciben la escolarización adecuada.

"Actuaremos contra padres que o no matriculen a sus hijos en la escuela o no se aseguren de que sus hijos van a la escuela de forma regular", dijo Iemma en conferencia de prensa.

En el caso de que la propuesta legislativa presentada hoy ante el Parlamento de Nueva Gales del Sur sea aprobada, el departamento de Educación de este Estado, podrá pedir una orden judicial para obligar a los progenitores a matricular a sus hijos en una escuela determinada.

También si ese departamento considera que los padres necesitan ayuda psicológico o pasar por una rehabilitación por abuso de drogas o alcohol, tendrá autoridad para solicitar una orden judicial para obligarles a someterse a programas de apoyo.

El proyecto de ley abre al Gobierno del Estado de Nueva Gales la posibilidad de llevar a los padres antes los tribunales para que sean juzgados por el delito que tipifica de "ausencia escolar de los hijos", y que se castiga con penas de hasta dos años de cárcel o una multa de 9.000 dólares estadounidenses (unos 5.785 euros).

Sociedad y Cultura

La política y ´la haka´ de los All Black, protagonistas de los Premios Princesa de Asturias

La gala ha estado marcada por la crisis catalana y la presencia de un presidente por segunda vez

 
Enlaces recomendados: Premios Cine