Navia revive el esplendor y caída del Imperio Romano

Una de las batallas de Cíes centró las representaciones del Vicus Spacorum

13.09.2015 | 06:44
Una de las representaciones que acoge Navia. // J. Santomé

Visitar el barrio de Navia ayer era hacer un ejercicio de inmersión histórica, un retroceso en el tiempo de muchos años, concretamente transportarnos al siglo I a.C. El ensanche vigués se convirtió en una Villa Romana donde sus habitantes vivieron y disfrutaron de viejas tradiciones, antiguas historias y lejanas costumbres. El parque del PAU en Navia fue el lugar escogido para reflejar la secuencia histórica que va desde dicho siglo hasta el V d.C. que implicó la caída del Imperio Romano.

Más de 700 años de historia resumidos en dos días de fiesta y recreación. Por pimera vez y como novedad, aparece el clan de los celtas entre los poblados ya habituales como son los castrexos, galaicos y romanos, que revivieron durante la jornada de ayer y volverán a recuperar su presencia durante el día de hoy.

Ayer arrancó la cuarta edición de esta fiesta, denominada Vicus Spacorum en referencia a los antiguos asentamientos romanos que se establecieron en Vigo, y tanto los asistentes como la organización de la misma se han implicado tanto en el cuidado de los detalles que se puede situar entre las grandes reconstrucciones históricas de Galicia.

Talleres de forja y cantería

Cada escondrijo del parque estaba transformado para la ocasión. Puestos de cetrería, artesanía, molinos, petroglifos, talleres de jabón o de acuñación de monedas fueron los más habituales, sin contar los numerosos puestos de comida para todos aquellos que no dudaron en comer como auténticos galaicos.

Una de las exhibiciones históricas más importantes de las que se llevaron a cabo fue la primera batalla de Cíes, que narra la resistencia del pueblo de los herminios contra Julio César. El líder romano y su ejército no fue quien de vencer en esa lucha y el poblado herminio mantubo sus tierras.

Tampoco faltaron los desfiles de la legión romana sin olvidar las múltiples demostraciones de cetrería o de oficios del momento como forjadores o canteros.

Al igual que sucedía en la época, el asentamiento está divididos en poblados, por un lado el fórum romano, la plaza en la que el pueblo se reunía para comer, hablar o asistir a espectáculos, por otra parte el poblado castrexo, el propio asentamiento romano y una reconstrucción del anfiteatro romano. Una auténtica delicia para todos aquellos que disfruten con las recreaciones y el mundo de los soldados, gladiadores y cetreros. Los asistentes no dudaron en afirmar que la evolución de esta fiesta ha sido "increíble" desde su inicio tres años atrás. "Hay más demostraciones, mayor ambientación. Terminará siendo una fiesta importante aquí en Vigo", señala Joaquín Fandiño, vecino de la zona de Navia.

El Vicus Spacorum se alarga hasta la jornada de hoy con más exhibiciones y más puestos de ambientación romana. Desfilarán ya de mañana las tropas invasoras además del clan galaico y la guardia pretoriana. También tendrá lugar la segunda batalla de Cíes en la que finalmente Julio César se impuso a los herminios.

La fiesta termina, al igual que en el siglo V d.C. con la caída del Imperio Romano a manos de suevos y alanos

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
Enlaces recomendados: Premios Cine