El Concello se endeudará hasta en 18 millones de euros para reactivar el empleo

El alcalde anuncia esta vía para impulsar la economía con la reforma de nuevas calles

11.12.2008 | 01:00
Las humanizaciones de calles continuarán con las nuevas inversiones.
Las humanizaciones de calles continuarán con las nuevas inversiones.

En tiempos de crisis, medidas de fuerza. El alcalde anunció ayer que el Concello acudirá para impulsar el empleo a la vía del endeudamiento público hasta el límite que marque el Gobierno central, que ascendería a 18 millones en el caso de que elija el criterio de población, y a 12 millones si el baremo es el Presupuesto. municipal. El dinero se destinará a humanizar más calles, según explicó tras reunirse con los representantes sindicales para abordar la situación económica y el plan "anticrisis" del Gobierno, que ha concedido 52 millones de inversión a Vigo. Caballero explicó que el Ayuntamiento, encargado de adjudicar las obras de este programa, dará prioridad a los parados empadronados en la ciudad. "Cada municipio recibirá su inversión, y nosotros la destinaremos a generar empleo aquí. Si hay más demanda, por supuesto se reforzarán las obras con trabajadores de otros ayuntamientos", expuso.
De los 52 millones que ha otorgado el Gobierno, 45 se destinarán a calles. El alcalde, pese a la inyección, se propone ir más allá y pedir préstamos para paliar la crisis, también a través de las humanizaciones. Estima que, cuando acabe esta legislatura, se habrán renovado vías por importe de 150 millones. "Ya hemos rebasado la mitad, y emitiremos deuda hasta el límite que nos permita el Gobierno", indicó. El Ministerio de Economía ha autorizado a los Ayuntamientos a endeudarse en un 0,2% del Producto Interior Bruto (PIB), lo que representa 2.500 millones en el Estado. Sin embargo, aún se desconoce la cuantía que podría alcanzar la ciudad olívica.
Ampliación presupuestaria
Todo el dinero se destinará a inversiones, según Caballero. En enero, adelantó, se hará una ampliación del Presupuesto de 2009 para aumentar las partidas destinadas a estos fines, que ahora ascienden a 21 millones.
En abril deben estar adjudicados todos los proyectos del plan "anticrisis". El Concello fija las condiciones para contratar las obras, y Caballero asegura que entre ellas se incluirá la obligación de que los trabajadores sean desempleados inscritos en el Inem en la ciudad. Una de las peticiones que le plantearon los sindicatos era que fuesen parados de Vigo y su comarca. "Tuvimos una coincidencia absoluta", comentó el alcalde, si bien matizó que "obligará" a que todos los trabajadores "sean de Vigo, con una cláusula a mayores para ampliarlo a otras localidades si la demanda lo requiere".
Otra de las decisiones que se tomarán será imponer materiales de obra fabricados en la ciudad o su entorno, y especificó el granito. "Todas las calles reformadas tendrán piedra gallega. Queremos el máximo empleo y calidad en la construcción", expuso. También los responsables de las centrales sindicales habían hecho esta reivindicación.

Enlaces recomendados: Premios Cine