Amnistía Internacional critica el uso desproporcionado de la fuerza por la Policía griega

09.12.2008 | 19:08

Amnistía Internacional (AI) pidió hoy a las autoridades griegas un "compromiso claro" para poner fin al uso "ilegal y desproporcionado" de la fuerza que hasta ahora ha hecho la Policía de ese país para contener las manifestaciones ciudadanas.


Cientos de jóvenes volvieron a manifestarse hoy, y algunos a causar disturbios, en Atenas, cerca del cementerio donde se celebraba el entierro del muchacho que murió el pasado sábado por disparos de un agente, lo que ocasionó la actual ola de altercados.


"Imágenes en los medios de comunicación internacionales y declaraciones de testigos a Amnistía Internacional demuestran que la Policía ha golpeado y maltratado a manifestantes pacíficos", dijo la portavoz de AI para Europa y Asia Central, Nicola Duckworth.


Miembros de Amnistía en Grecia -dos de los cuales fueron apaleados por los agentes, según la ONG- afirman que la Policía reparte golpes indiscriminadamente sin perseguir a los verdaderos causantes de la violencia y destrucción de la propiedad.


Amnistía recuerda el deber de la Policía de vigilar las manifestaciones según unos estándares mínimos recogidos en la legislación internacional, que incluyen también el uso de la fuerza.


La organización de defensa de los derechos humanos reconoce la dificultad que afrontan los agentes en las manifestaciones, en las que se han quemado cientos de edificios y decenas de personas han resultado heridas.


Sin embargo, apunta que "las autoridades griegas tienen la responsabilidad y el deber bajo la legislación internacional de garantizar la seguridad tanto de la gente como de la propiedad".


Amnistía Internacional también pidió una investigación "exhaustiva, independiente e imparcial" para establecer las circunstancias de la muerte del joven Alexis Gregoropoulus, ya que los testimonios de la Policía y los testigos "son contradictorios".


"La muerte de Alexis Gregoropoulos y el aparente uso desproporcionado de la fuerza en la vigilancia policial de las manifestaciones sigue una distintiva pauta de graves violaciones de los derechos humanos por la Policía", dijo Duckworth.


Estas violaciones incluyen "el uso de la fuerza, la tortura y otros maltratos", así como "mal uso de armas de fuego e impunidad" entre los estamentos responsables de hacer cumplir la ley, añade la portavoz.
En el pasado, AI ha llevado a cabo muchas investigaciones sobre las violaciones de derechos humanos por las fuerzas del orden en Grecia y ha pedido reiteradamente una revisión del sistema que permite que ocurran.

Noticias relacionadas

Enlaces recomendados: Premios Cine