03 de septiembre de 2017
03.09.2017

Feira Franca 2017 | La ciudad se sumerge de nuevo en otro tiempo

- Miles de personas, de la ciudad y de fuera de ella, recorrieron el casco viejo con sus ropas medievales - Gran cantidad de puestos ofrecían comida y variados productos creados por artesanos

03.09.2017 | 10:17
Celebración de la Feira Franca ayer en Pontevedra. // G. S.

Pontevedra era otra ayer. En la frontera entre la antigüedad y la modernidad, a punto de cruzar uno de los últimos pasos de cebra previos al casco histórico, un hombre vestido como Robin Hood se apresuraba a guardar en la riñonera, oculta bajo la casaca, su teléfono móvil. Maniobraba con cautela, como si se sintiera culpable, sabedor de que el túnel del tiempo aceleraba, que la Boa Vila está de Feira Franca y que en el siglo que aguardaba al otro lado no recibiría llamadas. Miles de personas le esperaban ya en la Edad Media.

Toda la ciudad giraba en torno a lo que ocurría en la zona monumental y el camino hacia ella ofrecía una transformación progresiva. Las fachadas se iban cubriendo de estandartes, los vestidos dejaban de ser fabricados en Taiwán y la piedra del suelo se cubría de paja.

Antes de acabar la calle Oliva, un padre, piernas depiladas como última concesión, ayuda a subir a la acera el carro del niño. Carro de madera, ruedas de madera, padre e hijo vestidos con una suerte de sacos de idénticos colores. Es definitivamente otro tiempo.

La praza da Ferrería, cruzada la Porta de Trabancas, ofrece la perfecta estampa de la fiesta. Las mesas de las terrazas dispuestas desde la mañana con sus filas de platos de hoja de pino, cubiertos de madera, tazas de barro. Nada debe escapar al regreso al pasado, salvo algunos despistados que no recordaron las normas de vestimenta o aquellos que bajo los soportales bailan una cumbia.

Multitud de puestos ofrecen sus productos manufacturados a la plaza repleta de viandantes. Una hilera de pieles cuelga ante la frutería y unos metros más adelante, Mercedes hace correr una pequeña caja de madera que contiene un ovillo, la lanzadera, bajo la trama de lino que teje. "Venimos da Costa da Morte, somos de Zas. Allí aprendimos a trabajar el lino de nuestros mayores. Llevamos ya años viniendo a Pontevedra a esta fiesta", explica.

Cerca de Mercedes, a un costado, a Alberto le torturan cada media hora. Él lo acepta con resignación y exige a los profesionales que le tumban y atan que, al menos, hagan bien su trabajo. El público se congrega alrededor y jalea la operación.

Al bajar por Pasantería, a la altura del Museo, Antonio Alfonsín se detiene junto a su mujer. Hace 18 años, tantos como Feiras ha habido, que Antonio desfila en esta fiesta. No ha querido perdérselo nunca, aunque ahora lo haga sentado en una silla con motor porque, dice él, "ya he jugado el partido, estoy en la prórroga" y la cadera no perdona. Lleva 67 años casado con Nati, que sonríe a su lado vestida de dama de la nobleza.

"¡Moneda, billete o Iphone 7!". Un hombre de gran joroba entra en escena agitando su pandereta para pedir una ayuda económica con esa frase. Ríen todos salvo una pequeña, asustada. El jorobado le pregunta; pero en su defensa salta un caballero, que aún no llega al metro de altura, espada y escudo en mano, y contesta al desconocido: "Se llama Clara y es mi amiga". Y vence su particular batalla.

Vino y dragones

En la calle Sarmiento, otro año más, la gente se arremolina en los costados. Llega el Ribeiro en triunfal cabalgata. Con ligero retraso, los gaiteiros anuncian la entrada del vino. Tras ellos un pequeño ejército de arqueros, malabaristas que saltan al ritmo de la música, cabezudos que bailan mirando a los lados y hasta dragones que escupen fuego. Y detrás de las llamas, el poder: el arzobispo, unos recién casados y los reyes, seguidos de la caballería.

Dos inmensos bueyes portan los barriles de vino en un carro, al que sigue un poni que despierta los deseos de los niños. "Es mejor comprar un buey ¿Tú sabes cómo tira eso? Y también te puedes subir", le contesta un padre a su hija.

El desfile sube por Pasantería y cruza A Ferrería. Los reyes pasan ante el edificio sindical sin inmutarse, aún quedan siglos para que sepan lo que es eso, y la comitiva finaliza en la Peregrina.

El día no ha hecho más que empezar. Los últimos paseos antes de las comidas, con cientos de mesas por todo el caso viejo. "Estamos completos", repiten los hosteleros que ha elaborado un menú especial. Hay que cargar fuerzas, porque a las 17.30 espera una gran torneo medieval. Todavía les queda mucha Feira por delante. Los pequeños se entretienen en atracciones medievales, los mayores empiezan a catar la añada y todos, a su modo, disfrutan y participan de una versión dulce del regreso de Pontevedra al medievo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deportes Pontevedra

A contracorriente para salir a flote
A contracorriente para salir a flote

A contracorriente para salir a flote

El Pontevedra busca sumar por segunda vez a domicilio ante un Guijuelo que llega en la zona baja y...

El Cisne vuelve a ver la luz pese a sus desconexiones

El Cisne vuelve a ver la luz pese a sus desconexiones

El equipo cisneísta completó una buena primera mitad ä Con ocho tantos de ventaja, permitió a...

El Peixe también tumba al campeón

El Peixe también tumba al campeón

El equipo marinense se dispara con un triunfo ante el segundo

El Súper Froiz recibe el premio al mejor equipo gallego

El Súper Froiz recibe el premio al mejor equipo gallego

| El Grupo Deportivo Supermercados Froiz fue galardonado ayer con el premio al mejor equipo de la...

De la remontada a la amargura final

De la remontada a la amargura final

El Poio le dio la vuelta al partido, pero perdió dos puntos a falta de 20 segundos

La vuelta de Jimmy, mucho más cerca

La vuelta de Jimmy, mucho más cerca

El jugador está incorporado al trabajo con el grupo y desde el jueves ya toca balón - Reconoce que...

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine