29 de noviembre de 2016

El gobierno local asegura que "se recogen propuestas de todos los grupos" y analiza ahora una nueva estrategia

29.11.2016 | 02:58

El gobierno local comienza a perder margen de maniobra para sacar adelante el presupuesto municipal de 2017. Conocida ya de antemano el voto en contra de los grupos de Marea y Ciudadanos, las esperanzas del gobierno local apuntaban desde la pasada semana al PP, que se ofreció a, cuando menos abstenerse en la votación, si se cumplían algunos requisitos.

Pero el "optimismo" del equipo del alcalde Miguel Fernández Lores albergado durante las dos reuniones de negociación con los populares, se esfumó ayer por completo, cuando el portavoz del PP, Jacobo Moreira, anunció su "voto en contra" de las cuentas de 2017 en especial por la falta de acuerdo en una de sus premisas básicas: una rebaja fiscal "sustancial" en determinadas tasas e impuestos, básicamente en el IBI, una petición que el BNG calificó de "gamberrada después de que el Gobierno central anuncie que lo va a subir. Es una desfachatez que el mismo partido pida a los Concellos que lo bajen".

PP y BNG celebraron al menos dos reuniones "en un total clima de cordialidad y diálogo fluido, algo muy saludable", admitió ayer Moreira, pero esta buena sintonía no pasará de ahí. Explica que "acudimos a los encuentros con tres premisas en participación ciudadana, devolución de las tasas del alcantarillado del rural y rebajas impositivas" y en ninguna de las tres "hubo cesiones significativas" del gobierno local, según Moreira. "Esperábamos más voluntad por parte de un equipo que sigue sin ver que está en minoría y tiene que ceder".

El PP, que llegó a señalar hace unos días que prefería "un mal presupuesto a no tener presupuesto en 2017", da ahora por concluidas las negociaciones y lamenta esta "oportunidad perdida" que deja al BNG sin su baza para sacar adelante las cuentas y ya solo puede aspirar a que el PSOE se abstenga, si bien a día de hoy el concejal de Facenda, Raimundo González Carballo, sostiene que "aún no conozco sus peticiones". Hace unos días, el portavoz socialista Agustín Fernández, ofrecía un "acuerdo para garantizar cierta estabilidad a lo largo del próximo año, más allá de unos asientos contables", pero esa disposición aún no se ha plasmado oficialmente.

Moreira admitió ayer que en materia de participación ciudadana "se avanzó algo" puesto que el gobierno local se reunió con dos de las federaciones de vecinos, "pero no es suficiente", mientras que en el conflicto sobre las tasas de alcantarillado en el rural, que se cobran a todos los que estén en disposición de conectarse aunque no lo hagan, "es donde más se avanzó", en especial en el reglamento que regula este asunto, pero "sin un compromiso en firme de devolver las tasas cobradas irregularmente", según el PP, de ahí su desacuerdo al respecto.

"Sin líneas rojas"

Pero el principal punto de fricción fue la rebaja de tasas e impuestos. "No pusimos líneas rojas, pero este sí era un punto fundamental para nosotros y finalmente ha sido determinante para decir que no" al presupuesto del próximo año. En concreto se solicitaba una rebaja del IBI y una reducción global de la recaudación impositiva de 1,8 millones de euros. Al respecto, el BNG se ofreció a rebajar paulatinamente alguna tasa en función del coste del servicio, en concreto la de basuras, pero apela a la "responsabilidad de gestionar los recursos" para rechazar reducciones en los impuestos "porque es necesario disponer de ingresos para ofrecer servicios". El gobierno local sostiene que "llevamos varios años congelando las tasas e impuestos y nuestra idea es seguir por esa linea, pero sin poner en peligro la estabilidad económica municipal".

Para el PP, la rebaja de la tasa de basuras "ya estaba prevista de antemano con el nuevo contrato y el futuro sistema de compostaje, además de que la maquinaria ya está amortizada", por lo que "no se trata de una cesión". Asuntos como la reactivación del PXOM, en el que "no tienen interés" o el transporte urbano que también entraron en las negociaciones entre ambas partes son "simples maniobras cosméticas", por lo que el PP, salvo sorpresa inesperada, da por zanjado el asunto y votará en contra del presupuesto de 2017.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deportes Pontevedra

Joselu desarbola al Coruxo en A Malata

Joselu desarbola al Coruxo en A Malata

El delantero del Racing de Ferrol anotó cuatro de los cinco goles de su equipo - Los vigueses...

Un incordio, un recurso y un rematador

Un incordio, un recurso y un rematador

Estuvo correcto en las pocas intervenciones que tuvo que hacer. Atento en los balones divididos y...

Emotivo minuto de silencio y recuerdo para Filipe Machado

Emotivo minuto de silencio y recuerdo para Filipe Machado

El pasado martes la trágica noticia del accidente aéreo del Chapecoense brasileño entristecía al...

´Corregimos cosas en el descanso´

´Corregimos cosas en el descanso´

"Sabía que con el cambio de sistema íbamos a ganar, o por lo menos a mejorar mucho"

El Marcón cae con estrépito en O Carrasco

El Marcón cae con estrépito en O Carrasco

El Marcón Atlético cayó con estrépito ante el Domaio. El conjunto lerezano comenzó con el pie...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine