17 de noviembre de 2016

Siete marineros sirios piden asilo político ante el temor a ser represaliados en su país

-Huyeron a Turquía desde donde embarcaron en distintos buques para huir de la guerra - El barco "Lady Boss" con el que recalaron en Marín prevé regresar a zona de conflicto

17.11.2016 | 08:56
Siete refugiados sirios piden asilo en Marín para huir de la guerra. // Santos Álvarez

Los siete tripulantes sirios del buque "Lady Boss" que han pedido asilo político en España, tras recalar en el puerto de Marín, temen sufrir represalias en su país de origen si no se les concede este estatus. Los marineros llegaron el pasado miércoles a Marín a bordo de este barco con bandera del archipiélago africano de las islas Comores. Todos ellos llevan "entre dos y tres años" navegando tanto en este buque como en otros, con la intención de no regresar a su país de origen debido a la guerra que sufre la región.

Ahora -según explicaron a los funcionarios de Extranjería que ayer acudieron al barco a tramitar su solicitud- la empresa armadora prevé regresar al país árabe, lo que pondría en riesgo la vida de estos hombres, de distintas etnias y algunos procedentes de la ciudad de Darayya, que podrían ser reclutados o represaliados por alguno de los grupos armados confrontados en la región.

A los siete marineros se les ha asignado un abogado de oficio, que velará por la tramitación de su demanda de asilo. Ayer se trasladaron al barco funcionarios del departamento de Extranjería, acompañados de una intérprete de árabe, para cursar las solicitudes que ahora deberán ser resueltas en la Oficina de Asilo y Refugio del Ministerio del Interior, en Madrid "en el plazo de dos a cuatro días", estima el abogado Gregorio Cantón. El primer trámite practicado fue la identificación de los siete refugiados para confirmar su procedencia y nacionalidad, así como una breve entrevista personal, con la ayuda de la intérprete.

Están en una frontera

El letrado explica que los solicitantes se han acogido al derecho internacional "en frontera", ya que los puertos están considerados así, y que mientras no se resuelva su solicitud no pueden abandonar la embarcación.

En un primer momento acudieron a custodiar la nave funcionarios de la Policía Nacional, si bien posteriormente se solicitó seguridad privada para mantener la vigilancia del buque, que no abandonará Marín hasta que se dictamine sobre esta solicitud.

El barco tiene unos 16 tripulantes -estiman los abogados asignados a los marineros- y además de los 7 solicitantes hay algún otro marinero sirio que no ha querido acogerse a este derecho. Los demandantes tienen entre 20 y 54 años de edad y al ser entrevistados por los funcionarios del Ministerio del Interior han explicado que han pasado estos últimos años enrolándose en distintas tripulaciones (si bien alguno de ellos ha trabajado únicamente en el "Lady Boss"), desde que se embarcaron en Turquía, primer país al que llegaron en su huida de la guerra.

En estas entrevistas con los funcionarios de Extranjería también explicaron que no pedirían asilo político si el barco siguiese cualquier otro rumbo, pero no están dispuestos a regresar a Siria porque allí sus vidas corren peligro.

En un precario inglés, los marineros explicaron que les gustaría vivir en cualquier ciudad española "Madrid, Barcelona", porque "España es bonita". También lamentaron que no pueden desembarcar para comprar cosas que necesitarían, como una tarjeta para un teléfono móvil.

El Ministerio del Interior ha activado el protocolo de actuación reservado para este tipo de asuntos y el barco permanecerá acordonado por agentes de personal de seguridad del puerto, a la espera de la resolución por parte del Gobierno.

La embarcación cuenta con una tripulación mayoritariamente de nacionalidad búlgara y transportaba piedra que ya ha sido descargada en el puerto. A excepción de los demandantes de asilo, los tripulantes pueden abandonar el barco cuando quieran y bajar a tierra para hacer sus gestiones personales.

Si bien desde primera hora de la mañana desde la Autoridad Portuaria se habló de dos peticionarios de asilo, al poco el número aumentó a seis y un último se animó a unirse al grupo de demandantes posteriormente.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deportes Pontevedra

Unas cifras en casa propias de otro tiempo
Unas cifras en casa propias de otro tiempo

Unas cifras en casa propias de otro tiempo

El Pontevedra iguala el segundo mejor inicio liguero de su historia con nueve triunfos - En la...

Socio granate con mes y medio de vida

Socio granate con mes y medio de vida

| El Pontevedra sigue acumulando adeptos. Ayer, los padres de Marcos Martín-Sonseca Gallardo,...

El Peixegalego se pierde otra vez en el perímetro exterior

El Peixegalego se pierde otra vez en el perímetro exterior

El conjunto marinense anotó tan solo tres de los trece intentos de triple ante el Breogán, todos...

El Pontevedra gana hasta por inercia

El Pontevedra gana hasta por inercia

El cuadro lerezano consiguió la novena victoria consecutiva en casa con un resultado abultado...

Joselu desarbola al Coruxo en A Malata

Joselu desarbola al Coruxo en A Malata

El delantero del Racing de Ferrol anotó cuatro de los cinco goles de su equipo - Los vigueses...

Un incordio, un recurso y un rematador

Un incordio, un recurso y un rematador

Estuvo correcto en las pocas intervenciones que tuvo que hacer. Atento en los balones divididos y...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine