16 de noviembre de 2016

Un porriñés admite que agredió sexualmente a una vecina

La ató y la llevó a su casa - El fiscal pide 4 años de prisión

16.11.2016 | 03:03
El acusado, durante el juicio celebrado ayer en la Audiencia. // R.V.

El vecino de Porriño acusado de un delito de detención ilegal y otro de agresión sexual a una mujer del mismo municipio, de la que abusó tras llevarla a la fuerza a su domicilio, se declaró culpable en la vista celebrada ayer en la Audiencia Provincial de Pontevedra.

Al reconocer los hechos, la Fiscalía modificó la petición de condena y pidió para el acusado, A.M.P., una pena de cuatro años de prisión y otra de cinco años de prohibición de comunicarse con la víctima y de aproximarse a menos de un kilómetro de ella, de su domicilio y lugar de trabajo, además de una indemnización de 6.000 euros.

Inicialmente el ministerio público solicitaba una condena de 15 años de cárcel.

El acusado alegó que aquella noche de febrero de 2014 en la que ocurrieron los hechos "estaba muy borracho", por lo que el fiscal tuvo en cuenta una eximente incompleta de embriaguez, al entender que tenía sus facultades limitadas por la abundante ingesta de alcohol.

El ministerio público unió los dos delitos por los que le acusaba en uno, al considerar que la agresión sexual lleva implícita la previa retención de la víctima contra su voluntad.

Los hechos juzgados ayer se refieren a lo ocurrido en Porriño en la noche del 6 de febrero de 2014, cuando el procesado fue con su vehículo hasta el domicilio de la víctima y tras lograr que se reuniera con él en un recinto próximo, "la ató por las manos con unas cuerdas" y la obligó a subir al coche mientras ella gritaba: "Estás loco, déjame ir".

En el coche trató de realizar tocamientos a la mujer, quien pudo liberarse parcialmente de sus ataduras. Ya en la casa de él, añade el Ministerio Público, la forzó a entrar y una vez allí hubo un forcejeo en el que el procesado trató de atarla de nuevo sin lograrlo, tras lo que le pasó la cuerda por el cuello e intentó besarla. Ella le convenció de que en vez de inmovilizarla por el cuello lo hiciera de una mano. Pese a la resistencia que ella realizaba, la agredió sexualmente. La víctima consiguió finalmente convencer al hombre para que la acercase a casa "bajo el compromiso de recoger un poco de ropa e irse a vivir con él".

Así, él la llevó al domicilio y, ya en su vivienda, ella no salió de allí, por lo que el acusado se fue. La mujer sufrió erosiones en distintas partes del cuerpo. El caso ha quedado visto para sentencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deportes Pontevedra

Unas cifras en casa propias de otro tiempo
Unas cifras en casa propias de otro tiempo

Unas cifras en casa propias de otro tiempo

El Pontevedra iguala el segundo mejor inicio liguero de su historia con nueve triunfos - En la...

Socio granate con mes y medio de vida

Socio granate con mes y medio de vida

| El Pontevedra sigue acumulando adeptos. Ayer, los padres de Marcos Martín-Sonseca Gallardo,...

El Peixegalego se pierde otra vez en el perímetro exterior

El Peixegalego se pierde otra vez en el perímetro exterior

El conjunto marinense anotó tan solo tres de los trece intentos de triple ante el Breogán, todos...

El Pontevedra gana hasta por inercia

El Pontevedra gana hasta por inercia

El cuadro lerezano consiguió la novena victoria consecutiva en casa con un resultado abultado...

Joselu desarbola al Coruxo en A Malata

Joselu desarbola al Coruxo en A Malata

El delantero del Racing de Ferrol anotó cuatro de los cinco goles de su equipo - Los vigueses...

Un incordio, un recurso y un rematador

Un incordio, un recurso y un rematador

Estuvo correcto en las pocas intervenciones que tuvo que hacer. Atento en los balones divididos y...

 
Enlaces recomendados: Premios Cine