El primer tramo del corredor do Morrazo cierra por completo durante tres meses por sus obras

Se desarrollará del 2 de noviembre al 23 de enero, salvo un paréntesis navideño de 14 días -Las voladuras, que ya provocan restricciones puntuales, obligan a este corte total

29.10.2016 | 02:48
Reunión de ayer en la que se anunció el corte circulatorio. // Gonzalo Núñez

El Corredor do Morrazo CG-4.1 permanecerá cortado al tráfico de forma continua durante los tres próximos meses, en el primer tramo de seis kilómetros, que ahora se está desdoblando, entre la rotonda de Domaio y el enlace de Meira. La Xunta se ha visto obligada a adoptar esta medida por razones de seguridad vial y de los trabajadores para continuar con las máximas garantías las voladuras con dinamita de los desmontes, que ya provocaron problemas por la inestabilidad del terreno.

El corte se hará efectivo desde el 2 de noviembre, a las 10.00 horas, hasta el 23 de enero, con un paréntesis recomendado por Tráfico, del 21 de diciembre al 8 de enero, en el que la carretera volverá a abrir coincidiendo con la temporada de Navidad. Durante este tiempo, se trabajará a mayor ritmo, incluso sábados, domingos y festivos y con más operarios de los 50 actuales que trabajan en el tramo I, adjudicado a Copasa; y de los 20 del tramo II, que realiza Dragados.

Así lo anunció la conselleira de Infraestructuras, Ethel Vázquez, en una reunión con los alcaldes de Moaña y de Cangas, Leticia Santos y Xosé Manuel Pazos, respectivamente, en la oficina de la dirección de obra en A Guía, en la parroquia moañesa de Meira, en la que participaron también el director de la Axencia Galega de Infraestructuras (AXI), Francisco Menéndez; y la delegada territorial de la Xunta en Vigo, Yolanda Lesmes.

Desvíos

Todo el tráfico del corredor, que tiene una Intensidad Media Diaria (IMD) de 14.000-15.000 vehículos con picos que superan los 20.000 en verano-, se desviará por la carretera convencional de la costa PO-551, como hasta ahora se está realizando con los cortes puntuales por las voladuras. La nueva media obligará a adoptar actuaciones de mejora de la circulación en este vial, en cuanto a la red semafórica y cruces, sobre todo en Moaña, en donde el punto más conflictivo será en el cruce del vial de Meira de Arriba. Por este vial bajarán todos los vehículos que circulan por el corredor en sentido Cangas hacia Rande, y se incorporarán a la PO-551, en el cruce de Meira, que ya se estaba regulando con el apoyo de la Policía Local y semáforos intermitentes. La circulación desde Rande hacia O Morrazo se desviará en la rotonda de Domaio hacia la PO-551.

Ethel Vázquez asegura que el cierre total del corredor ha sido la única alternativa posible para garantizar la máxima seguridad en estas obras, tanto para los usuarios del corredor como para los trabajadores, además de que permitirá reducir a la mitad el plazo de ejecución de los desmontes previstos. La conversión en autovía supone el desdoblamiento de la calzada, alternando margen derecho e izquierdo, por lo que los trabajos, que comenzaron a principios de año, se realizan próximos al tráfico en toda la obra y con importantes desmontes mediante voladuras que "están resultando desfavorables", dijo la conselleira. Recordó el incidente ocurrido el pasado 29 de septiembre en las primeras voladuras en el talud 10, en Domaio, antes del viaducto da Moura, que provocó una caída de piedras que invadió la calzada, y el corredor no se pudo reabrir al tráfico hasta seis horas después, cuando lo previsto en el plan de trabajo de las voladuras, es que los cortes fueran puntuales de 30 minutos.

Costes casi diarios

Los trabajos en estos momentos estaban provocando casi cortes diarios, muy largos en el tiempo, y los informes técnicos concretan que con este ritmo, en el caso particular del desmonte 10, se necesitarían 109 jornadas con afecciones puntuales del tráfico. Con la solución del cierre del corredor, se podrá incrementar el ritmo de ejecución de la excavación en desmonte y concluirla "en condiciones aceptables de seguridad" en 55 días.

A lo largo del tramo en obras hay 12 desmontes, muchos de los cuales reúnen las mismas características de inseguridad por su considerable altura, la carencia de calzada existente y la verticalidad. Además de en el desmonte 10, también se acometieron voladuras en el 11 -a continuación del viaducto da Moura- por debajo de la urbanización de Domaio- sin que se haya producido ninguna eventualidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Deportes Pontevedra

Equipo Bar Pasaje, de Segunda División. // G. Santos
Imelfa se mantiene fiel a su cita con el gol

Imelfa se mantiene fiel a su cita con el gol

El segundo clasificado de Primera es el conjunto más goleador de la máxima categoría

Samuel González e Isabel Castro mandan en el circuito de Campañó

Samuel González e Isabel Castro mandan en el circuito de Campañó

El hipódromo de Campañó fue ayer pista de carreras para la celebración del ciclocross Concello de...

El derbi se queda en Fontecarmoa

El derbi se queda en Fontecarmoa

El Cortegada consigue superar al CB Arxil tras una mala segunda parte de las verdes

La ligas infantiles de Poio arrancan la competición

La ligas infantiles de Poio arrancan la competición

Los pabellones del IES Fontenla y de Lourido acogieron el pasado fin de semana la primera jornada...

El Cisne vuelve a sonreír en casa

El Cisne vuelve a sonreír en casa

Los blancos no ceden como locales y ganan con claridad tras un gran segundo tiempo

El Teucro empata en un final de locura

El Teucro empata en un final de locura

Los catalanes anotaron el último tanto en el último lanzamiento del encuentro

 
Enlaces recomendados: Premios Cine