Restauran unas pinturas murales localizadas detrás del retablo de la iglesia de Santo Tomé

Se estima que fueron realizados en el siglo XV y se descubrieron al desmontar la talla tras el altar, también objeto de rehabilitación -La alcaldesa visitó ayer los trabajos

27.07.2016 | 02:25
La alcaldesa y sus acompañantes, ante las pinturas restauradas. // Santos Álvarez

La iglesia de Santo Tomé de Piñeiro escondía un tesoro dentro de la joya que supone el propio templo. Los trabajos de restauración que se realizan en la iglesia han permitido localizar unas pinturas murales, en principio del siglo XV, escondidas detrás del retablo del altar mayor. Al desmontar esa talla para su rehabilitación, se localizaron las pinturas, que representan a los cuatro evangelistas y en medio, a la Virgen sujetando a Cristo en la Cruz.

Aunque se cree que estas pinturas ocupaban toda la cabeceras parte de ellas se perdieron tras la limpieza de los muros con chorreado de agua y arena, según explicó ayer la parroquia durante una visita a los trabajos por parte de la alcaldesa, María Ramallo. También se encontraron restos de pintura del siglo XV en los entrepaños de las columnas.

La parroquia añade que durante el proceso de restauración de la cabecera se ha podido recuperar la pintura mural conservada, consolidar y limpiar las decoraciones pétreas, recomponer las piezas que habían sido desplazadas del Sagrario de piedra y recuperar el banco original del mismo material para "poder recuperar la estructura románica lo más original posible". Los trabajos también incluyeron "la recomposición del interior de los vanos abocinados de la derecha e izquierda y la reposición por otros de arena y cal pigmentada".

El origen de la iglesia de Santo Tomé de Piñeiro se sitúa en el siglo XII, como parte de un antiguo monasterio, mientras que el retablo del altar mayor, de estilo barroco con influencia portuguesa, se data en la primera mitar del siglo XVII. . La parroquia indica que con una antigüedad de 800 años, "los cambios estéticos de cada momento histórico-artístico se han ido colocando en la cabecera con mayor o menor medida". Apunta que "tras la pintura mural del siglo XV se ha realizado una modificación en el entrepaño de la izquierda de la cabecera debajo del vano, para insertar un sagrario con decoraciones pétreas de estilo manierista realizado durante el siglo XVI con mucha delicadeza a modo de flores y dovelas y demás ornamentos característicos de la época. La talla y la forma se parecen mucho a las del maestro de Santa María la Mayor de Pontevedra". Añade que "durante esta modificación se realizó una nueva pintura mural, en este caso al temple, bajo el relieve a modo de suelo ajedrezado".

Con el paso del tiempo no se conservó nada del sagrario, "que posiblemente fuese realizado en piedra", pero lo que sí se encontraron fueron "modificaciones en la parte baja del muro de piedra para insertar una grada de madera y así poder llegar al Sagrario". Fue en el siglo XVIII cuando se hicieron los cambios más importantes en la cabecera para poder colocar el retablo barroco. Para ello "picaron gran parte de los capiteles, bases de columnas, trozos de los nervios de la bóveda y parte de la decoración del sagrario del siglo XVI". Incluso en el XX se cubrió el frente con ladrillo y cemento.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine