Reclaman mejoras de seguridad en la variante de Marín ante el incremento de los accidentes

La colisión mortal del sábado reactiva el temor de vecinos y usuarios del vial sin desdoblar que une Ardán y Mollabao -La Federación de Vecinos de Marín emprende una campaña

16.05.2016 | 03:56
Los bomberos, junto al vehículo en el que viajaba el conductor fallecido el pasado sábado. // Santos Álvarez

La variante de Marín, que desde julio de 2012 enlaza Ardán con Mollabao, se ha convertido en los últimos meses en escenario de frecuentes accidentes de circulación que han encendido las alarmas entre vecinos y usuarios. El siniestro del pasado sábado en el que falleció Manuel Soage Loira, asesor económico de la Federación Gallega de Fútbol, ha vuelto a poner en entredicho la seguridad del vial, ya cuestionado en otras ocasiones, ante el rosario de accidentes que registra y que ha aumentado en las últimas semanas. Ya durante su construcción y a lo largo de su funcionamiento fueron varios los colectivos que reclamaron una mejora de su seguridad y ayer volvían a insistir en ello.

El siniestro del pasado sábado se suma a otros muchos de gravedad registrados en los últimos años. Según un balance que realizó la Xunta en el Parlamento a petición del BNG en 2014, en los cinco meses de funcionamiento completo de 2012 (de agosto a diciembre) hubo 9 accidentes, con 14 heridos y en 2013 la cifra se elevó a 15, con 25 heridos, lo que supone una media de 1,5 siniestros al mes. Ya entonces el BNG alertaba de esta accidentalidad y la gravedad de los casos pese a la baja densidad de uso del vial. En 2014 se produjo otra colisión mortal, al fallecer un vecino de Bueu de 44 años en el tramo pontevedrés de la variante y en los meses transcurridos de 2016 ya se supera la docena de siniestros.

La Federación de Vecinos Ría de Marín, que agrupa a 14 colectivos del municipio, es uno de esos colectivos que denunció la peligrosidad de la variante de Marín desde el mismo momento en que se presentó el proyecto. El triste balance de accidentes de tráfico "lamentablemente nos viene a dar la razón", como apunta el portavoz de esta federación vecinal, Antonio Conde. "Desde que se presentó el trazado dijimos que esta carretera está mal hecha, que tiene muchos puntos negros, muchos desniveles bruscos, subidas y bajadas, curvas sin visibilidad que iban a causar muchos accidentes", explica Conde, quien lamenta que los responsables políticos de la carretera no hubiesen escuchado entonces las advertencias de los vecinos del lugar.

Petición de entrevistas

Tras los últimos siniestros, la federación de vecinos retomará la reivindicación de una mejora de la seguridad vial en esta carretera. "El trazado es pésimo pero el mal ya está hecho, ahora habrá que buscar el modo de causar las menores víctimas posibles", indica Antonio Conde, quien avanza que este colectivo vecinal solicitará entrevistas tanto con la alcaldesa de Marín, María Ramallo, como con los responsables de Carreteras de la Xunta de Galicia, o bien con el delegado de la Xunta en Pontevedra, José Manuel Cores Tourís, para reclamar medidas de seguridad vial en la VG 4.4. Entre estas, apunta la ampliación de carriles donde se haga necesario, la supresión de los "puntos negros" que se han evidenciado con varios accidentes en los mismos lugares, o la reducción de pendientes, cambios de rasantes y curvas que para este portavoz vecinal son los causantes de muchos de los siniestros que se registran en el vial.

La directiva de la federación vecinal tratará en los próximos días el asunto, para solicitar las reuniones necesarias con los responsables públicos, así como para elaborar un manifiesto con las demandas de los vecinos para mejorar la seguridad vial en esta carretera.

"Lo malo es que se gastó mucho dinero para hacer una carretera mal hecha y ahora habrá que volver a gastar dinero para ponerle parches", lamenta Antonio Conde, quien por otra parte critica que los responsables políticos no escuchen a los ciudadanos cuando tratan de asesorarles sobre cómo hacer una obra que cruza su territorio. "Donde se están produciendo accidentes nosotros ya decíamos que los iba a haber y nadie nos hizo caso", protesta este vecino.

En otros corredores similares, con un carril en cada sentido, la Xunta acabó optando por el desdoblamiento. Así se hizo con la autovía do Salnés entre Curro y Sanxenxo, si bien resta por ampliarse el tramo final hasta A Lanzada, escenario de numerosos accidentes, sobre todo en verano, cuando multiplica su tráfico. Ese proyecto se barajó hace años, e incluso se expuso al público, pero quedó sobre la mesa por afectar a la Red Natura. El corredor de O Morrazo también ha tenido que cobrarse varias víctimas antes de que se decidiese su desdoblamiento, unas obras que acaban de comenzar en su tramo más próximo a Rande, donde se actúa en unos tres kilómetros. Otro trecho más, de cuatro kilómetros, está ya adjudicado y los trabajos comenzarán en verano y restarán después los 4.000 metros finales.

La variante de Marín está a punto de cumplir cuatro años de pleno funcionamiento desde que se completó su trazado con la apertura del tramo pontevedrés, en julio de 2012, y acaba de cerrar el último ejercicio con una media diaria de 7.654 vehículos. El itinerario desde Ardán a O Regueiriño entró en servicio en septiembre de 2006, pero al carecer de salida natural en Lourizán su uso era muy escaso, con apenas 3.000 coches al año. Desde que se completó se redujeron notablemente los atascos en el casco urbano de Marín.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine