El rastro de A Verdura se celebra sin incidentes a la espera de que el Concello decida su traslado

Clientes y anticuarios se ofrecen a contribuir al pago de los 600 euros de multa al dueño de un local por querer montar su terraza en la plaza el Día de Todos los Santos

09.11.2015 | 11:13
Puestos en el mercado de A Verdura, ayer domingo. // Rafa Vázquez

El mercado de antigüedades de la Plaza de A Verdura se desarrolló ayer sin incidentes y el que fue el protagonista el fin de semana anterior de los titulares en prensa, el hostelero Álvaro Ibaibarriaga, del establecimiento Pinxo Viño, se mostraba tranquilo y aseguraba que todavía no había recibido la notificación oficial de la multa de 600 euros que le impuso la Policía Local el 1 de noviembre "por desobediencia".

"Hoy, por el momento, no ha ocurrido nada", explicaba amablemente Ibaibarriaga saliendo de la cocina de su local, situado en la parte más baja de la plaza, en la calle Sarmiento.

"Esta semana me pasaré por las dependencias de la Policía Local a ver si me dan una copia de la multa, porque en el mismo día no me la proporcinaron, por lo que no sé muy bien en qué punto está este tema. Solo sé que es por desobediencia que la han presentado por la subdelegación del Gobierno", afirma. "En caso de que sigan adelante con ella, ya he consultado con un abogado y voy a recurrir", añade.

El incidente se produjo el Día de Todos los Santos, cuando el hostelero intentaba infructuosamente instalar las mesas en el exterior de su local y, al no poder por la presencia de algunos puestos ambulantes de vendedores de origen rumano, buscó la ayuda de los agentes, que le respondieron que no podían intervenir. Tras un cruce de palabras, uno de ellos comunicó al dueño del Pintxo Viño que le iba a denunciar porque no podía colocar su terraza mientras tuviese lugar el mercadillo.

Álvaro Ibaibarriaga asegura que ha recibido el apoyo de numerosos clientes, que le han ofrecido crear un bote de recaudación en caso de que la multa siga adelante. La misma oferta le ha llegado por parte de algunos vendedores del mercadillo, como Ángeles Búa y Carmen Rey, madre e hija, que ayer mismo se ponían en contacto con él para contribuir a esa hucha solidaria.

Las vendedoras llevan diez años acudiendo cada domingo, "solo faltamos uno", a la Plaza de A Verdura, donde venden cámaras de fotos antiguas, radios, prismáticos, cerámica... "Últimamente lo tenemos muy difícil, porque es muy difícil competir con artículos de uno y dos euros, aunque no sean de calidad ni tengan la antigüedad requerida para ser vendidos en un mercado como este", explica Carmen Rey en referencia a los objetos que exponen en los últimos meses en este espacio.

Ella y su madre han firmado, junto con otros vendedores habituales, un escrito en el que solicitan que la feria no sea trasladada a la calle Sierra, tal y como anunció el Concello. En su lugar, piden "que se regule este espacio, para que vuelva a ser lo que fue en su día: un mercado de antigüedades".

Mientras tanto, y a la espera de una última decisión del gobierno local, su artículos compartirán espacio en la plaza con ropa usada, zapatos viejos, cargadores de móvil y muñecas rotas, que los nuevos vendedores extienden sobre mantas en el suelo cada domingo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine