La comarca conmemora el Día de Todos los Santos

Colores y aromas para alimentar el recuerdo

La lluvia, que amenazó el arranque del mercadillo de flores, dio finalmente una tregua para esta tradicional cita antes de Difuntos

01.11.2015 | 03:22

"A primera hora pensamos en marcharnos, sobre todo los que vendemos centros porque iban a quedar muy estropeados", reconoce una de las vendedoras que participó ayer en el tradicional mercadillo de flores de la víspera de Difuntos. Con todo, la meteorología dio finalmente una tregua a medida que avanzó la mañana y, salvo algún chubasco puntual, facilitó la celebración de la que es una de las grandes ferias de los floristas y cultivadores gallegos, que ayer obtuvieron un resultado desigual. Un año más, los crisantemos, rosas, claveles y gladiolos llenaron de colores y aromas A Ferrería.

María Isabel Vaquero vende desde hace más de una década en el mercadillo de flores de Pontevedra. "Es una buena feria", explica, "el problema fue este año algunos chubascos y el aire", que amenazaron especialmente a primera hora.

Algunos vendedores hicieron noche en A Ferrería tras el marcado de los puestos para colocar los mostradores, toldos y bidones con flores. "Nosotros llegamos a las 6 de la mañana para instalar", indica la florista, "pero hay gente que hace noche aquí porque se trae mucho material".

Los vendedores (con 172 puestos, según el cómputo del Concello) tuvieron que hacer acopio a primera hora de plásticos y toldos para evitar los chaparrones. "Pensamos en marcharnos", reconoce una de las vendedoras de centros, que con todo hace balance al final de la mañana y señala que "para el día que hemos tenido no hay queja".

Y es que se trata de una de las grandes citas anuales para los floricultores y floristas de la comarca. Un año más, los crisantemos cultivados en huertas de la provincia y, especialmente, las rosas, lirios, nardos, margaritas o claveles procedentes de invernaderos de toda Galicia y del norte de Portugal llenaron de aroma y de color A Ferrería.

Las vendedoras coinciden en que "la precios se mantienen como el pasado año y el anterior" y que de nuevo los claveles y gladiolos (a diez euros el paquete de veinte y a 1 euro la unidad respectivamente) fueron las flores más demandadas.

Con ellas, siempre los gladiolos o las rosas, muy solicitadas pero también las más caras (ayer se vendieron a 1,50 la unidad en todo tipo de colores, hasta sorprendentes tonos casi negros y azules) y diferentes variedades de olor.

Las margaritas, a 3 euros el ramo, tampoco faltaron entre la numerosa oferta del mercadillo, que continuará en la mañana de hoy si bien con una oferta mucho más reducida.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine