Trabas de las compañías telefónicas impidieron rastrear los móviles del crimen de Pontesampaio

Los investigadores intentaron localizar el teléfono de Conchi Reguera, que no se hallaba junto al cadáver, pero la empresa no facilitó los datos a pesar incluso de una orden judicial

30.10.2015 | 02:35
Un ramo de flores en la esquina de la rúa da Ponte en donde murió apuñalada Conchi Reguera. // S. A.

Cuatro de la mañana del sábado 24 de octubre de 2015. Rúa da Ponte de Pontesampaio. El cuerpo sin vida de Conchi Reguera Peón está tendido sobre el asfalto "cosido", tal y como relató un testigo de lo sucedido. El mismo testigo que pudo presenciar parte de los hechos y que, si bien no fue capaz de reconocer al agresor en plena noche, sí pudo facilitar a la Policía Nacional una información clave: que el homicida se había ido del lugar en un coche del que aportó datos como la matrícula y que los investigadores pronto concluyeron que era el Peugeot en el que había llegado la víctima al lugar de los hechos.

Al escenario del crimen llega casi de forma inmediata una comisión judicial con el juez de guardia a la cabeza. Conchi Reguera no lleva encima ninguna documentación, ni bolso, ni cartera, ni móvil. Entonces los investigadores creen que el teléfono puede haber quedado dentro del vehículo en el que ha huido el agresor y que localizar este terminal les puede llevar hasta el coche y, por lo tanto, hasta el autor del crimen. Los agentes ya barajan entonces como principal sospechoso a José Antonio Lusquiños, expareja de Conchi. El juez instructor da una primera orden verbal a los policías para que realicen las gestiones oportunas con SITEL (el sistema de escuchas telefónicas del Ministerio de Interior) y las operadoras de telefonía móvil para que se realice un rastreo de la señal del terminal de la víctima y así poder ubicar su paradero. Y es aquí, al toparse con las empresas telefónicas, cuando todas estas gestiones que podrían ayudar a resolver un crimen se complican sobremanera.

La primera respuesta es la negativa por parte de las operadoras a facilitar los datos a los agentes de la Policía. Señalan que es imposible, que tan solo podrían hacerlo en caso que ellos consideran excepcionalmente graves como son los de terrorismo o que haya alguna vida en evidente peligro. Los investigadores apenas tienen tiempo a discutir con los trabajadores de la empresa telefónica que la violencia de género mata hoy en día a muchas más mujeres en España que el terrorismo, o que están intentando localizar a un hombre que acaba de segar a navajazos la vida de una mujer y del que desconocen qué pasos puede dar a continuación. Incluso podría intentar acabar con su propia vida, algo que no es poco habitual que hagan los autores de crímenes como este.

Ante esta respuesta negativa, y cuando apenas han transcurrido menos de dos horas del crimen, las exigencias de los operadores de la compañía telefónica se ven colmadas. El juez de guardia acude al juzgado en plena madrugada para redactar un auto que autoriza el rastreo de este teléfono de Concepción Reguera. Un auto que es remitido por la Policía a SITEL y a la operadora telefónica correspondiente. Una petición que cae en saco roto. El pasado lunes, 48 horas después de emitir esta autorización judicial, la compañía telefónica todavía no había puesto a disposición de los investigadores la información requerida con carácter urgente.

Las trabas y la lentitud de las operadoras telefónicas a la hora de aportar datos que podrían haber resultado claves para la resolución de un crimen y la detención de un sospechoso fueron causa de un tremendo enfado entre el equipo de investigadores de la Policía Nacional y el propio juzgado.

Afortunadamente, el concienzudo trabajo de los agentes tanto de la UDEV como de las unidades de Seguridad Ciudadana de la Policía Nacional (con la colaboración de la Guardia Civil) permitió la rápida localización del coche en el que había huido el homicida confeso de Conchi Reguera y la detención de José A. Lusquiños cerca de las once de la mañana en las inmediaciones del domicilio de sus padres en Soutomaior. Todo pese a las trabas de la compañía telefónica que pudo aportar unos datos claves en un momento decisivo de la investigación para intentar localizar al autor de los hechos.

En la autopsia se recoge, tras comprobar las heridas que tenía la joven en distintas partes del cuerpo, que intentó defenderse de su agresor.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine