A falta de un trimestre, los bancos estuvieron cerrados el 30% de las jornadas

El marisqueo en la ría sufre ya su segundo peor año de la década al acumular 85 días sin faenar

A la espera de los tres últimos meses, solo 2014 presenta un balance más negativo desde 2006 -Los efectos de la toxina crecieron en los dos últimos ejercicios -Hasta hace cinco años no se llegaba al tercio de los cierres actuales

13.10.2015 | 04:55
Labores de marisqueo en el banco de Placeres. // Rafa Vázquez

Hace casi tres meses, desde mediados de julio, que los bancos marisqueros del fondo de la ría de Pontevedra permanecen abiertos y alejados de las toxinas. Esta tregua ha dado un importante respiro a las cofradías, cuyos asociados han podido trabajar con cierta tranquilidad durante buena parte del verano. Pero este paréntesis no oculta el negro balance que hasta el momento presenta el actual ejercicio para los mariscadores. A falta aún de casi un trimestre para completar el año, 2015 ya figura como el segundo peor de la década en cuanto a jornadas con los bancos cerrados: 85 días, con el agravante de que el sector aún no se ha recuperado del peor año en este mismo periodo, el de 2014, cuando se llegó a 112 días sin actividad en el sector IV, el más próximo a Tambo, y el V, en la desembocadura del Lérez. En el primer caso estuvieron cerrados los bancos un 31% de todos los días del año, y un 26% en el segundo. Ambos porcentajes son similares a los registrados hasta ahora (un 30%) y todavía resta el último trimestre. No obstante, históricamente, los meses de octubre, noviembre y diciembre suelen presentarse libres de toxinas y mareas rojas, si bien los mariscadores ya no se fían, en especial si se comparaban los cierres de los dos últimos años con los registrados en ejercicios anteriores.

De hecho, entre 2014 y estos meses de 2015, el sector V acumula 180 días sin faenar, un volumen de cierre muy por encima de lo registrado hasta entonces. En 2013 fueron 32 jornadas, 40 en 2012, 24 en 2012 o 9 en 2010, por ejemplo. Con estos datos, se pone de manifiesto que en la actualidad las toxinas tienen una incidencia sobre los cierres casi cuatro veces más que hace cinco años.

Contaminación

Ricardo Pérez Reboredo, investigador del Instituto de Investigaciones Marinas del CSIC, mantiene que "la marea roja es más un proceso natural que inducido", pero subraya que estos episodios aumentan cuanto más queda retenida el agua dentro de la ría y que "los contaminantes que se vierten a la ría aumentan su impacto y se hacen más favorables las condiciones para que aumente la marea roja". Por ello, los mariscadores insisten una y otra vez en que se adopten medidas para sanear la ría, un proyecto que defienden todas las administraciones pero en el que ninguna ofrece avances significativos. Desde hace seis meses se anuncian actuaciones al respecto pero no se pasa de los "trabajos preliminares" y los "estudios previos".

Los propios afectados se quejan del cambio que presenta la ría desde hace un lustro. "Antes los episodios de toxina duraban un mes y se trabajaba el resto del año, ahora es al revés", señala César Rodríguez, patrón mayor de Pontevedra. "Llevamos dos años que quedarán en la memoria. Estamos muy descontentos con la situación. Necesitamos que nos den respuesta, lo que hace falta es más investigación, que estén más con nosotros viendo la realidad. Nos estamos reuniendo constantemente, pero lo que hace falta es voluntad para encontrar una solución", sentencia por su parte María del Carmen Vázquez, patrona mayor de la cofradía de Lourizán.

Pese al negro panorama de la ría de Pontevedra, otras rías gallegas presentan entre enero y septiembre de este año un balance aún peor, en especial en el caso de la de Vigo, donde algunos bancos marisqueros (en especial la zona II, entre la ciudad olívica y Rande) se superan los 260 días, es decir, el 94% de todo el año. En Pontevedra, el porcentaje, por el momento, es del 30%.

Y no solo los datos de número de jornadas sin faenar alertan de esta situación. Basta echar un vistazo a los balances diarios que realiza la plataforma de la Xunta pescadegalicia.com sobre la actividad de las lonjas para confirmar este declive. Durante el pasado verano, entre el 1 de junio y el 30 de agosto, las subastas en Campelo, Marín y, sobre todo Pontevedra, fueron más bajas que en el mismo periodo de 2014. La única rula que se salva es la de Portonovo, que registró un espectacular aumento. Entre el 1 de junio y el 31 de agosto pasados, esta cuatro lonjas movieron un total de 1.530 toneladas de pescado y marisco que generaron una facturación bruta de algo menos de 2,5 millones de euros. Sin embargo, todo el "mérito" de este aumento corresponde en exclusiva a Portonovo, que logró un aumento de ventas del 34% mientras las demás cerraban el verano con descensos. Este fenómeno es una réplica casi exacta de lo que ocurre desde enero. El año 2015 tampoco es bueno para Marín, Pontevedra y Campelo, pero sí para la subasta sanxenxina.

Esta última lonja roza este año las cuatro mil toneladas de pescado y marisco, frente a las tres de hace un año y la facturación pasó de 5,6 a 6,2 millones. En el resto la situación es la contraria. Campelo mantiene los ingresos brutos (1.688.000 euros) pero ha descendido notablemente el número de kilos, de 211.000 a 188.000. En Marín y Pontevedra, en crisis desde hace años, caen todos los parámetros. En la lonja marinense, los 967.000 kilos movidos de enero a octubre de 2014 han pasado a 869.000 en el mismo periodo y la facturación bajó de 2,4 a 2,2 millones. En Pontevedra se ha pasado de 9.300 a 7.3000 kilos, y de 128.500 euros a apenas 102.000.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine