EN DIRECTO

La falta de financiación y del visto bueno de la Xunta dejan en el aire el Edificio de Artes

Universidad y Concello reclaman al Gobierno autonómico y, especialmente, a la Diputación "más implicación" con el futuro del campus

 22:38  

S. REGUEIRA - PONTEVEDRA En esta nueva fase de su larga gestación, el futuro Edificio de Artes se enfrenta a dos retos difíciles: no pocos técnicos estiman que el diseño que premió la Universidad implica una edificabilidad excesiva con respecto a la zona verde disponible en la ribera del Lérez (un hecho que está detrás de buena parte de los retrasos administrativos que ha experimentado) y no hay garantías de financiación de los aproximadamente 26 millones de euros que costará el proyecto.
Ambos factores, muy especialmente las dudas sobre la financiación, mantienen en suspenso la construcción de un edificio que dio sus primeros pasos en 2004 y de la que depende una parte de la reestructuración del campus y del propio concello, que prevé concentrar en la actual facultad de Bellas Artes sus servicios centrales.
Tras el intercambio de declaraciones de los últimos días entre los responsables de la Universidad de Vigo y el gobierno local, el alcalde de Pontevedra, Miguel Anxo Fernández Lores, y la teniente de alcalde Teresa Casal quisieron pasar página y dejar claro que abogan por el trabajo conjunto con la institución académica y que en todo caso que "se non se constrúe, non é por problemas de falta de terreos", como habría sugerido recientemente el rector.
Éste indicó ayer tras la reunión mantenida con los responsables del concello capitalino que no hará declaraciones sobre el tema por el momento, si bien en días pasados se refirió a la falta de terrenos y de dinero como las claves para la demora del proyecto. Estas manifestaciones causaron malestar en el gobierno local y el alcalde resolvió la puesta a disposición de la Universidad de Vigo de la finca de Tafisa, con una superficie de 20.000 metros cuadrados, para la construcción del Edificio.
Recién llegados de su reunión con el rector, el alcalde y Teresa Casal anunciaron la constitución de un grupo de trabajo (en donde estarán representados portavoces de la universidad, del concello, arquitectos y otros técnicos) para elaborar una hoja de ruta con los plazos del proyecto.
Puestos los terrenos a disposición, el escollo al que señala actualmente la Universidad es una nueva modificación del proyecto que tendrá que ser aprobada por la Dirección Xeral de Urbanismo. Se trata de un nuevo cambio del proyecto para adaptar el espacio edificado a la zona verde disponible.
El alcalde confía en que superado este nuevo trámite se ponga en marcha el edificio: "Si todo está en marcha sí se vai facer, pero como está pendiente da Xunta para esa modificación a Universidade entende que sería arriscado iniciar a obra, pero o problema non son os terreos".
Aún disimulada, la desconfianza del concello es evidente y preguntado por el hipotético calendario de construcción, Fernández Lores reconoció que "non se lle escapa a ninguén" que son los problemas de financiación los que están detrás de buena parte de las demoras que ha experimentado el proyecto: el primer protocolo se firmó en 2004, después se retrasó el desarrollo de la parcela y meses después arrancó la crisis y los constructores carecían de avales para reurbanizar el solar.
La propia universidad ha de renegociar su financiación y, a mayores, Rectorado y gobierno local consideran que ni la Xunta ni, especialmente, la Diputación se comprometen en la medida que consideran deseable con el desarrollo del campus.
El alcalde aseguró que durante la reunión "o reitor queixouse comparativamente da falta de apoio frente a outras Diputacións como pode ser Ourense". A juicio de Fernández Lores, a la institución provincial le preocupa exclusivamente "transferir Enfermería e non apoiar ao campus".
Y es que el apoyo de la Diputación fue clave desde un primer momento para la puesta en marcha del campus de Pontevedra. Éste se urbanizó con cargo a la institución provincial durante el mandato del fallecido Cuiña Crespo y también contribuyó en otros momentos a la consolidación del espacio universitario.
Tras recordar estas muestras de apoyo, el regidor añadió que "hai 5 ou 10 anos a Diputación descolgouse do tema".
Más allá de las declaraciones cruzadas, Teresa Casal y el alcalde dejaron clara su "plena voluntad" de lograr puntos de encuentro con la Universidad de Vigo y colaborar para desarrollar el campus, que el concello considera central dentro del proyecto de Pontevedra como ciudad de servicios. La teniente de alcalde afirmó a mayores "a vontade da Universidade, porque a do concello non se dubidou nunca, de levar adiante esta obra". Tema aparte será cuándo.

Pontevedra, en la "carrera" por las nuevas titulaciones
Si en el tema del Edificio de Artes apenas se logró el compromiso de crear una comisión de trabajo, el concello es más optimista en lo que respecta a las posibilidades de ampliar el campus con nuevas titulaciones.
"Hai posibilidades de ter novas especialidades transversais en tres ou catro áreas" reconocieron el alcalde y Teresa Casal, fundamentalmente en aquellas titulaciones únicas y atractivas, como las vinculadas al mundo de las artes, el deporte o la salud.
Se trataría de nuevas titulaciones relacionadas con las ya existentes, una relación de aspiraciones que ni Universidad ni concello hacen pública "porque se copia todo".
"As novas titulacións", resumió el alcalde, "son grados e os alumnos cursan un grado xenérico que poida valer logo para postgrados relacionados con actividades económicas que necesiten profesionales formados".
Se refirió en este punto al caso de Deseño e Moda, una titulación "na que a pesares da crise os alumnos topan emprego nun porcentaxe alto. Ésa é a nova dinámica de Bolonia e nesa liña é posible ter novas titulacións".
En distintas ocasiones ambos socios de gobierno en el concello de Pontevedra insistieron en que "non habería problemas" para ubicar esas hipotéticas nuevas titulaciones.
En caso de que fuesen concedidas, se plantearían distintas posibilidades: utilizar los edificios ya existentes (en los últimos diez años el campus local ha experimentado un gran cambio y todas las titulaciones cuentan con sede propia) reordenando sus espacios o gestionando con otras administraciones reubicaciones provisionales en sus sedes.
"O máis importante é abrir o abano de buscar cousas interesantes e se hai un problema de ubicación resolvelo" . En general, abogan por potenciar la investigación y el contacto con la empresa como garante de la empleabilidad futura del alumnado.

  HEMEROTECA
Caja Negra        O Bichero         Floreano
Síguenos en...
¿Qué piensa hacer hoy? ¿Tiene algún plan para el fin de semana? Consulte todos los eventos culturales en nuestra agenda... más »




Le ofrecemos un espacio propio para hablar de lo que más le guste. Cree un blog en el espacio que Faro de Vigo pone a su disposición... más »




Contemple la Ría de Vigo en directo desde la cámara situada en la sede de Faro de Vigo, situada en Chapela... más »