Un problema de salud pública

"El suicidio se puede prevenir, hay salida"

Ourense alberga una unidad pionera en Galicia que ha tratado a 1.300 pacientes desde 2009 -Aumentan los casos de jóvenes de 16 a 25 años con ideación o intentos, aunque "el problema es global y el perfil se ha diluido"

19.12.2016 | 09:14
Amparo González (enfermera), Marina González (psiquiatra) y Teresa Reijas (psicóloga) forman la unidad de prevención de suicidios de Ourense, el llamado Programa de Intervención Intensiva. Consultan de lunes a viernes, de 8 a 15 horas, en la 2ª planta del centro de especialidades de Concejo. // Brais Lorenzo

Una fotografía que rescata. La imagen de un hijo o de un nieto u otro objeto que sirve de anclaje a la vida. Es el "kit de la esperanza" que, en un momento de crisis, saca al paciente del abismo. El suicidio es un problema de salud pública que solo en esta provincia se cobra la vida de más de una treintena de personas al año. Ourense alberga una unidad única y pionera en Galicia que, desde abril de 2009, ha tratado a 1.300 personas con ideación o intentos autolíticos. "El suicidio se puede prevenir, hay salida", subrayan Amparo González (enfermera), Marina González (psiquiatra) y Teresa Reijas (psicóloga), las integrantes de este Programa de Intervención Intensiva (PII). "Todos los casos son muertes evitables y es necesario abordar el problema en el sistema sanitario", coincide el subdirector del Instituto de Medicina Legal, el forense Julio Jiménez.

La unidad, que empezó a funcionar en la antigua unidad de salud mental de A Ponte y atiende a pacientes de toda la provincia, lleva un año en la segunda planta del centro de especialidades de la calle Concejo. Las expertas pasan consulta de lunes a viernes, de 8 a 15 horas. Las tardes y fines de semana los pacientes pueden recurrir a urgencias, donde hay psiquiatra las 24 horas. En la unidad están de media de 80 a 90 pacientes activos, es decir, en tratamiento. La terapia dura 6 meses, con un primer estadio de atención intensiva que requiere consultas semanales y quincenales. También se realiza un seguimiento telefónico. Pasado el semestre, la atención no termina. Hay una labor de seguimiento que se canaliza a través del médico de cabecera y el apoyo, si es preciso, de psicólogos y psiquiatras.

El 60% pasó antes por primaria

Atención primaria es el nivel clave del sistema sanitario para una detección temprana y un adecuado control una vez que el paciente recibe el alta en la unidad. Los profesionales de los centros de salud recibieron una primera formación antes de la puesta en marcha del programa intensivo, en 2009. La tarea se repetirá en las próximas semanas, empezando por la ciudad. "La atención primaria es la puerta ideal de la detección porque el 60% de los pacientes que se suicidan o lo intentan había pasado en el último mes por el médico de cabecera, por consultas que aparentemente no tienen nada que ver, como dolores o catarros. Es fundamental entrenar a los médicos y las enfermeras en la detección de estos pacientes de riesgo, en saber detectarlos por comentarios o un cambio de humor", señalan. Es más habitual que desde atención primaria sean derivados pacientes con ideación suicida, mientras a urgencias llegan más que lo intentaron.

En el último estudio científico de la unidad -hay uno nuevo en marcha- se incluyeron los datos de 191 personas, 102 atendidos de forma convencional por el sistema de salud, y 89 que formaron parte del programa especializado. Según dicho análisis, un 20,6% de los que recibieron tratamiento usual recayeron frente al 10% del grupo de intervención intensiva. "El numero de pacientes que recae es bajo y los llamados reingresos en el programa son cada vez menos", confirman las integrantes del PII.

Muchos intentos no se consultan en urgencias o en atención primaria "y algunos pasan incluso por accidentes de tráfico, es difícil cuantificar el total de intentos. Teniendo en cuenta que por cada paciente que lo intenta, 20 lo piensan tal es la cantidad. Tenemos pacientes que acaban reconociendo que ya lo habían intentado tiempo antes y no se lo dijeron a nadie".

Los factores de riesgo son variables: una enfermedad mental, un intento previo, que haya casos en la familia, el consumo de alcohol y tóxicos -"en la gente joven es un factor de riesgo porque tiene que ver con la impulsividad"-, así como haber sido víctima de abusos físicos o sexuales, a cualquier edad. La crisis, una ruptura sentimental o un revés vital "pueden ser un precipitante, la gota que colma el vaso, pero no son el problema de base. Es erróneo decir que alguien se suicida porque lo deja su pareja, por un despido o por un desahucio. Hay que erradicar esa visión como de culpa. Ese puede ser el detonante pero el problema está detrás y es con el que hay que trabajar", resalta la unidad. "No me atrevería a poner la crisis como relación, normalmente son problemas que se acumulan y con una personalidad previa patológica y psiquiátrica", coincide el forense Julio Jiménez.

Este experto detecta otro posible detonante: "El tremendismo, sobre todo en gente mayor. El miedo a padecer enfermedades que supongan un sufrimiento, una limitación física o una dependencia. En muchos casos se interpreta un catarro, una herida en un pie u otra dolencia banal como una situación grave", dice el forense. El resultado del suicidio genera "un sufrimiento añadido para la familia, porque no encuentra explicación, se castiga por no haberlo detectado o piensa que pudo hacer algo y debió darse cuenta", añade el subdirector del Imelga.

El perfil de los atendidos "se ha diluido", según la unidad. Hay personas de más de 80 años, de mediana edad y jóvenes. Desde la puesta en marcha de la unidad consta un aumento "muy importante" de ourensanos de 16 a 25 años -la unidad atiende desde esa edad-, y más hombres. Las profesionales lanzan un mensaje: "El suicidio se puede prevenir. Los pacientes dicen que si no sintieran así no pensarían en matarse. Quieren no sufrir, no sentirse como se sienten, por eso es importante que hablen de ello, que pidan ayuda. Hay salida".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2017/2018

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2017/2018 .

 

 

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Enlaces recomendados: Premios Cine