Una veintena de testigos declara desde hoy por el asesinato del holandés de Petín

Es un trámite para cerrar la instrucción antes del juicio con un jurado a los dos hermanos procesados por asesinato -Cazadores, vecinos y parientes darán su versión ante la juez

27.04.2016 | 15:50

El asesinato de Martin Verfondern permaneció oculto durante más de cuatro años y medio, hasta el hallazgo fortuito de su todoterreno parcialmente calcinado, en junio de 2014, cuando un helicóptero en labores de extinción de incendios avistó un destello que condujo al vehículo y a sus restos. La desaparición del holandés, todo incógnitas desde el 19 de enero de 2010, empezaba a esclarecerse.

Desde el inicio, la viuda de Martin sospechó de un acto homicida y todos los indicios se cernieron sobre el entorno más inmediato, el de los convecinos con los que se habían encarnizado las disputas por la gestión de derechos de un monte comunal de unas 400 hectáreas. Seis meses después cayeron detenidos dos hermanos Juan Carlos y Julio Rodríguez González, miembros de la única familia que seguía en Santoalla, la aldea de Petín donde la víctima y su mujer llegaron buscando agua cristalina, tranquilidad y aire puro, en 1997.

La Judicial hizo 250 entrevistas

La Fiscalía atribuye asesinato a ambos hermanos, que están a un paso del juicio con tribunal del jurado. Juan Carlos está preso desde las detenciones. Su hermano Julio, en libertad y con una orden que le prohíbe aproximarse a Santoalla, donde aún vive la viuda y reposan los restos del holandés. El acusado recurrió varias veces para que la medida cautelar se levantara, y pudiera así pastorear a sus 150 vacas. La justicia la denegó, priorizando los derechos de la víctima.

La Policía Judicial de la Guardia Civil de Ourense, con una concienzuda investigación, capturó a los dos sospechosos tras entrevistarse con más de 250 personas. Entre diversas diligencias de investigación y escuchas telefónicas, el sumario supera los 2.000 folios. Vecinos, allegados, cazadores, sospechosos y cualquier persona que mantuvo la mínima relación con la víctima o con las zonas del crimen, pasaron por el cuartel para prestar declaración. A partir de hoy, una selección de ellos lo hará en el juzgado de Instrucción 2 de O Barco.

Serán, según fuentes del caso, una veintena de personas las que acudan a prestar declaración. Las testificales podrían demorarse hasta el próximo mes de junio. Fuentes judiciales indican que es un trámite necesario para poder cerrar la fase previa al juicio. La vista, que resolverá un tribunal de ciudadanos con veredicto de culpabilidad o inocencia, podría celebrarse este mismo año. Ya se ha fijado una fianza de 200.000 euros.

El "odio", el móvil del crimen

Las líneas del caso las tiene claramente perfiladas la Fiscalía. A mediados de marzo, los dos hermanos comparecieron ante la juez para escuchar los cargos en su contra, una vez que el sumario fue acomodado a la ley del tribunal del jurado. Las rencillas vecinales fueron la causa del crimen, según la Fiscalía. "Movidos por un odio derivado de los múltiples conflictos que mantenían con él por la gestión de la comunidad de Montes Cabeza de Vilariño, y tras perder todos los procesos judiciales, decidieron acabar con su vida", manifiesta el escrito de concreción de hechos del fiscal del caso, Miguel Ruiz.

Juan Carlos Rodríguez confesó a la Guardia Civil que había disparado al holandés, tras reprocharle que condujera "como un loco". Según esa primera hipótesis, su hermano, Julio, le ayudó presuntamente a esconder su aparatoso todoterreno, así como a ocultar el cadáver en un paraje. Pero en el escrito de concreción de hechos que el fiscal registró en marzo, los consideró a ambos autores de asesinato, sin delimitar quién de los dos efectuó el disparo

Por tanto, el hermano que está en libertad también podría enfrentarse a una solicitud de condena de 15 a 20 años de cárcel. En un primer momento no se descartaba que su rol fuera el de encubridor, lo que lo habría librado de responsabilidad penal, pues el Código Penal exime a los parientes directos. Juan Carlos, encarcelado desde el paso a disposición judicial, se expone a un delito añadido de tenencia ilícita de armas, ya que carecía de licencia de ningún tipo.

"Le tendieron una emboscada"

Sostiene el ministerio público "que actuando de común acuerdo, el 19 de enero de 2010, sobre las 13 horas, le tendieron una emboscada en la entrada del pueblo donde vivía, Santoalla, en Petín, aprovechando que se trata de una zona con nulo tránsito de gente y a sabiendas de que tenía que pasar con su coche para volver a su domicilio. Así, tras forzar que parara el coche con el que venía de hacer la compra, le dispararon un tiro con una escopeta a escasos metros, cuando estaba dentro del vehículo, de manera totalmente sorpresiva y sin la más mínima posibilidad de defenderse, lo que provocó su muerte inmediata".

Según la Fiscalía, "a continuación, y con intención de que su acto quedara impune, utilizaron el propio vehículo de la víctima, un Chevrolet Blazer, para transportar y esconder el cadáver, en una zona del monte de muy difícil acceso, y de muy escaso tránsito de gente. Allí, dejaron abandonado el cadáver de Martin en un lado de la ladera, y a varios metros decidieron prender fuego al vehículo para que no pudiera ser identificado".

Las dos defensas han solicitado el sobreseimiento. La abogada de Juan Carlos pidió también la nulidad, al entender que el trámite de adecuación a la ley del jurado llegó con retraso. La letrada negó indicios contra su cliente y adujo que a su primera confesión ante la Guardia Civil le siguieron varias versiones contrarias. Subraya que sufre una discapacidad psíquica del 70 %.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine