La juez no ve pruebas de que un hombre con orden de alejamiento diera cartas a su hija para comunicarse con su madre

Absuelve por falta de "un solo indicio que confirme" la versión de la menor

27.02.2016 | 02:55

Un vecino del concello ourensano de Padrenda, de 46 años de edad, se sentó en el banquillo para responder de un presunto delito de quebrantamiento de medida cautelar puesto que, según la Fiscalía, le hizo entrega a su hija de unas cartas manuscritas con la supuesta intención de que la menor se las entregara a la madre. La magistrada del Penal Uno de Ourense no ha encontrado pruebas de que efectivamente el acusado intentara comunicarse con la mujer, pese a tenerlo prohibido, a través de este método.

El ministerio público pedía una condena de 6 meses de prisión. La acusación particular también elevó sus conclusiones a definitivas, reclamando una pena de 1 año. Esta parte pedía una orden de alejamiento a una distancia mínima de 300 metros, por espacio de 2 años.

El 13 de enero de 2015, la mujer acudió a la Comisaría de Policía Nacional para denunciar que esa misma mañana su hija le había entregado unas cartas manuscritas que, supuestamente, su padre le había entregado para que terminaran en poder de la progenitora. La juez no ve acreditados estos hechos.

La sentencia subraya que, frente a la versión de cargo de la madre, "a lo largo de la instrucción no se practicó prueba alguna para corroborar lo manifestado por la menor, con lo que debemos tener presente que, ante la falta de toda prueba al respecto, un pronunciamiento de condena encontraría únicamente amparo en lo manifestado por una testigo de referencia".

El acusado adujo que las cartas las había escrito hacía tiempo y que las tenía guardadas en casa. Según su versión, no le dio ninguno de esos escritos a la menor, sin descartar que ella lo hubiera hecho. La juez insiste en que la única prueba en contra de la mujer no basta para discutir la presunción de inocencia, al tratarse de un testigo de referencia, no directo.

Para concluir su argumento, la magistrada subraya que "podríamos admitir que la madre cuenta los hechos tal y como se los relató a ella su hija, pero no tenemos ni un solo indicio que confirme que la menor dijera lo que realmente ocurrió, esto es, que los hechos ocurrieron tal y como se los expuso a su madre". Estas "dudas" sin resolver por la investigación "obligan al dictado de un pronunciamiento absolutorio, en aplicación del principio in dubio pro reo". La sentencia no es firme. Las acusaciones tienen 10 días de plazo para formular recurso de apelación ante la Audiencia Provincial de Ourense.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine