26 de mayo de 2017
26.05.2017

Argentina condecora a un marinero de Bueu como "veterano de guerra" en las Malvinas

Fernando Otero recibió dos medallas de manos del embajador y del agregado militar del país sudamericano -Participó en el conflicto como espía cuando su barco fue "militarizado"

26.05.2017 | 13:57
Fernando Otero (derecha), junto a dos diplomáticos y el agregado militar, Julio César Hoffmann. // FdV

De ser el tercer oficial de máquinas del pesquero Usurbil a ser condecorado como veterano de guerra de las Malvinas tras ejercer como involuntario espía. La rocambolesca historia de Fernando Otero vivió ayer un final feliz con la doble condecoración que el Gobierno de Argentina le impuso a este marinero de Bueu por su contribución en la breve guerra entre el país sudamericano y Gran Bretaña, en litigio por la titularidad de las islas. 35 años más tarde Otero recibe un reconocimiento por el que ha estado luchando en los últimos tiempos y que podría abrir la veda para que lo hagan otros compañeros de un pesquero que contaba con 22 españoles a bordo, gallegos en su mayoría.

Su historia es la del Usurbil, un pesquero militarizado por la Armada Argentina para espiar a los ingleses en pleno conflicto por las Malvinas. Lo que iba a ser una marea más, la número 23, se convirtió en una aventura en la que la pesca fue reemplazada por las labores de información para la Inteligencia Argentina.

"Reclamei eu so porque era o único que gardara a documentación, a cédula de embarque e demais", señala, antes de añadir que su intención era "crear un precedente e reivindicar a memoria de todos nós, que estabamos esquecidos pola historia". Tras mucho tiempo con su experiencia en el olvido, el buenense, hoy ya jubilado, decidió emprender la batalla en busca del reconocimiento como veterano de guerra. "Costou moito e conseguino en agosto do ano pasado, pero non aparecía o nomeamento oficial. Cando se fixo esperaba que me mandarían algo por correo, pero non que farían unha recepción".

Y así fue. Ayer, en la embajada de Argentina en España, en Madrid, el buenense fue recibido con honores como único protagonista de una ceremonia que se extendió por espacio de cerca de una hora. El embajador argentino en España, Ramón Puerta, y el agregado militar, el capitán de navío Julio César Hoffmann, fueron los encargados de hacerle entrega de la Medalla El Honorable Congreso de la Nación a los Combatientes, instaurada en 1984 para distinguir a todos los que lucharon en la Guerra de las Malvinas, y de la Medalla de la Armada. En la práctica supone que Fernando Otero entre en el listado oficial de excombatientes. La posibilidad de percibir una pensión será algo por lo que todavía tendrá que seguir luchando. El marinero jubilado reconocía su emoción por el homenaje recibido. "Non mo esperaba. Foi un acto exclusivo para min, con todo o corpo diplomático alí", señala. La interpretación de los himnos argentino y español fue el colofón a su reconocimiento, enmarcado dentro de los actos de conmemoración del 207 aniversario de la Revolución de Mayo.

Su historia poco tiene que enviar a la de cualquier guión de Hollywood. En plena Guerra de las Malvinas el Usurbil parte de Ingeniero White para faenar, pero el 20 de abril de 1982 el médico del barco avisa de que hay que recalar en Mar del Plata para recoger material quirúrgico para atender a pilotos heridos en combate. Otero avisa a sus compañeros españoles para bajarse en puerto, pero el buque no llegó a atracar. Un responsable de la empresa en Argentina y un militar suben a la embarcación y este último, un alférez de fragata, comunica que el barco está militarizado y que su misión a partir de entonces es espiar a la flota inglesa. "Eu repliqueille que a tripulación española non tiña nada que ver con aquelo: os nosos contratos eran españois, tiñamos a Seguridade Social española e cobrabamos en pesetas", dijo.

De nada sirvieron sus protestas. Se vivieron días de tensión, culminados con un encontronazo con una flotilla británica el 8 de mayo que le hizo pensar lo peor. Al día siguiente el Usurbil recibió orden de regresar a puerto, algo que consiguió tras un rodeo que lo llevó por Brasil y Uruguay para evitar ser interceptado por la Royal Navy. La aventura había finalizado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deportes Morrazo

El piloto cangués Martín Riobó, en San Amaro. // Santos Álvarez
Estreno mundial de Martín Riobó

Estreno mundial de Martín Riobó

El piloto cangués completa su primera participación en el Mundial de Trial - Lidera también el...

Humildad tras la merecida goleada

Humildad tras la merecida goleada

Antonio Fernández pide a sus jugadores tener "los pies en el suelo" tras debutar con un 6-1 al Noia

Pablo Cabello y Javier Lago se imponen en clase Vaurien en Cangas

Pablo Cabello y Javier Lago se imponen en clase Vaurien en Cangas

Martín Wizner y Pedro Ameneiro ganan en clase 420

El Lalinense pasa a cuartos

El Lalinense pasa a cuartos

Vence al Luceros en un choque decidido en la prórroga ä Arón anotó 14 goles

Tirán pincha en las olas de Zarautz

Tirán pincha en las olas de Zarautz

La embarcación de Moaña reacciona en el último largo pero no evita el penúltimo puesto

La salvación como objetivo tras cambiar casi toda la plantilla

La salvación como objetivo tras cambiar casi toda la plantilla

El Moaña de Miguel Fernández se presenta ante su afición - Solo repiten 5 jugadores

 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine