09 de noviembre de 2016

Una travesía de vida con escala en Cangas

Un conocido cirujano belga y dos jóvenes que hacían "barco-stop" recalan en la ría de Vigo

09.11.2016 | 11:44
El cirujano Marc Royer, en Cangas // Gonzalo Núñez

"Hay tres clases de hombres: los vivos, los muertos y los que se hacen a la mar". El aforismo de Sócrates tiene plena vigencia para Marc Royer, reconocido cirujano pediátrico del Hospital de Niños de Bruselas que, al ser diagnosticado de Párkinson, decidió vender sus bienes, comprarse un velero, el Heremoana ("Océano del amor", en lengua polinesia) y cruzar el planeta. Con esa filosofía de vida, hace seis días partió del puerto francés de La Rochelle con dos jóvenes e improvisados acompañantes y ayer llegaron a Cangas, primera escala de un sueño que tiene su meta en Tahití.

"La libertad está en el viento, en el mar, en las experiencias que vivimos por el camino, sin prisas, en el placer de viajar por viajar, no por turismo, y en la gente que nos encontramos, que son esas cosas de la vida que valen la pena". Quienes traducen las palabras en francés de Marc Royer -y de paso añaden algunas de cosecha propia- son Thibaud Pichavant y Noé Sorin, dos jóvenes de 24 y 22 años que trabajaban como animadores juveniles y arribaron a La Rochelle "con un par de mochilas, poco dinero y muchas ganas de vivir". Con tal bagaje optaron "por hacer barco-stop" y a Marc, que no los conocía de nada, le pareció una buena idea hacerle sitio a bordo, en el camarote vacante. Los cinco primeros días de travesía, bordeando el cantábrico y la costa atlántica gallega, han sido "movidos, con bastante mar y vientos cambiantes y algunos sustos", aunque no tantos como para hacerles desistir de su idea. La llegada a los pantalanes del Club Náutico Rodeira les sirve para coger aliento antes de retomar la travesía hasta Cascais, Cabo Verde y Canarias, donde esperan pasar las navidades en compañía de los hijos de Marc y sumar a la tripulación a un amigo de origen italiano.

Todo ha sido rápido, describe el patrón, de 61 años, que se emociona y deja caer algunas lágrimas cuando repasa su trabajo como cirujano pediátrico en Bélgica, donde llegó a ser responsable de un hospital "que atendía unas 28.000 urgencias de niños al año" , algunos casos de complejo tratamiento. Allí conoció al morracense Miguel Castroviejo Bolíbar, consejero de Medio Ambiente en la representación de España ante la Unión Europea, se hicieron amigos y, cuando inició esta aventura, buscó su pueblo en la carta náutica para disfrutar aquí de sus primeras jornadas en tierra. Será un descanso pasajero, tal vez un par de días, "porque este barco, el Heremoana, es ahora mi casa y mi destino es navegar. Si todo va bien, en marzo o abril de 2017 podré atravesar el canal de Panamá", augura, aunque es probable que Thibaud y Noé desembarquen antes "para recorrer América Latina, uno de los objetivos que figuran en su agenda de viaje.

La decisión de emprender semejante proyecto náutico turnando vela y motor cuenta con el respaldo mayoritario de sus familias. Marc Royer tiene tres hijos que han seguido sus pasos como profesionales de la medicina. El chico lo espera en Tahití, donde él quiere también quedarse a vivir. De las chicas, la más joven, de 24 años, "está algo enfadada con lo que hago y tiene miedo a que me pase algo, porque hay riesgos", reconoce. Un temor que también sufre la hija mayor, aunque "está feliz y tiene confianza en mí", a pesar de los primeras síntomas de la enfermedad. El Párkinson le produce "cierta dificultad para caminar, pero no para navegar" y quiere disfrutar al máximo de esa opción. Es consciente de que a medio plazo "tendré problemas de equilibrio y coordinación muscular", cuyos primeros síntomas le obligaron "a jubilarme cuatro años antes de lo previsto", aunque no quiere que ese temor lo atenace.

Mucho por vivir

"Cuando dejé el hospital fue un momento muy difícil, el fin de una pasión a la que me entregué por placer, no por dinero", relata mientras vuelven a aflorarle las lágrimas. "Mi profesión no fue un trabajo sino una vocación y un placer, y este barco es ahora el proyecto que me da fuerza para vivir". "Vendí la casa, la moto, todo lo mío para comprar este velero", de flamante casco rojo y cuyo coste se aproxima a los 300.000 euros. "Pensaba hacerlo en cinco años, pero la neuróloga me retiró otras opciones y la enfermedad me obligó a acelerar", lamenta. Pero no tira la toalla. Sabe que le quedan muchos meses por delante, miles de millas y de experiencias de las que sale al encuentro con sus jóvenes e ilusionados tripulantes. "Que la libertad está en el viento, en la mar, en la gente que aún nos queda por conocer. Tantas cosas que merecen la pena..."

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 


Vinos de Galicia

Deportes Morrazo

Roi Rodríguez, segundo en la general

Roi Rodríguez, segundo en la general

El palista del Kayak Tudense fue tercero en 1.500 y disputó la final de 150 metros

Nacho reemplaza a Duarte y dirigirá al Alondras hasta final de temporada

Nacho reemplaza a Duarte y dirigirá al Alondras hasta final de temporada

El técnico lucense ha entrenado a Cerceda y Órdenes y como futbolista estuvo en Celta y Compostela

El Beluso cumple el trámite

El Beluso cumple el trámite

Los de Rafa Villaverde golean al farolillo rojo - Adri, en dos ocasiones, y Rouco anotaron los...

El Alondras paga su fragilidad

El Alondras paga su fragilidad

El Barco rompió la igualada en el minuto 82 tras un cabezazo de Cristóbal

El Choco se saca la presión de encima

El Choco se saca la presión de encima

Los redondelanos ganan al Negreira y ven el descenso a 6 puntos

 

Suscriptor | O Morrazo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales
Darbo, Coiro y O Carme de Moaña son las únicas parroquias que sortean el descenso de población

Darbo, Coiro y O Carme de Moaña son las únicas parroquias que sortean el descenso de población

-El resto de entidades vecinales de la comarca pierden residentes o se encuentran prácticamente...

Un vecino asegura que nunca hubo el camino que reclaman como público en Cunchal

Un vecino asegura que nunca hubo el camino que reclaman como público en Cunchal

Javier Giráldez asegura que el camino finaliza donde empieza la finca y denunciad años

Los bateeiros de Moaña vendieron, antes del cierre, casi todo el mejillón

Los bateeiros de Moaña vendieron, antes del cierre, casi todo el mejillón

Afrontan con tranquilidad el aumento de la toxina en la ría, pese a que aún tienen por delante...

Enlaces recomendados: Premios Cine