El Museo Massó completa su póker de ases

El museo buenense junta a cuatro de las embarcaciones más emblemáticas de la navegación tradicional

19.12.2015 | 11:38
El racú "Caneliña"durante el momento de ser izado por la grúa travel-lift del puerto de Bueu para ser cargado en un camión. // S.Álvarez

La sala del Museo Massó dedicada a las embarcaciones de la pesca tradicional recibió ayer a su último inquilino: un racú llamado "Caneliña", donado en el año 2012 por su armador y patrón, Julio Riobó. La restauración de este barco, característico por su popa redonda y por ser el primero a motor que usaron los vecinos de Ons, fue un trabajo por fases en el que intervinieron A Aixola, la Asociación de Amigos das Embarcacións Tradicionais Os Galos, restauradores vinculados al Museo Massó y que contó con una subvención de la Diputación de Pontevedra.

"Marina", "Manolo", "Xouba" y "Caneliña". Las cuatro juntas forman el particular póker de ases del Museo Massó. Cuatro de las embarcaciones emblemáticas y más representativas de la navegación y pesca tradicional en las Rías Baixas: la lancha xeiteira, el bote polbeiro de Bueu, la dorna de Ons y el racú. El último en unirse a este selecto club fue el racú "Caneliña", que ayer a mediodía hizo su entrada triunfal en el museo buenense y con la que prácticamente se culmina un largo trabajo iniciado en 2012.

La restauración del racú -un barco a motor con popa redonda y que fue el usado por los habitantes de Ons para sustituir a la dorna- se realizó por fases en A Aixola y por la Asociación Os Galos en Petís. El "Caneliña" esperaba desde hace algunas semanas en la dársena de Bueu su turno para ser izado a la rampa de varada del puerto y a continuación ser trasladado al Museo Massó. No fue una maniobra sencilla. La última singladura de este histórico barco duró más de tres horas, desde pasadas las 10.00 horas hasta cerca de las 13.30 horas. Tras ser izado a la rampa de varada fue colocado sobre un camión, donde tuvo que ser perfectamente amarrado para afrontar un viaje de apenas unos cientos de metros. La entrada al Museo Massó se realizó por la parte trasera, donde está el portón del almacén de las embarcaciones tradicionales. Esto obligó al vehículo de transporte a pasar por el interior de la Praza Massó, dejando alguna imagen de alto contenido simbólico, como su paso al lado de la antigua chimenea de la fábrica.

La maniobra para introducirlo en el almacén no fue más sencilla. El barco tuvo que ser colocado sobre unos traspalés, cedidos por la empresa Construccións Antón, y con la ayuda de maquinaria del Concello de Bueu, manejada por el concejal Fidel Castro, se pudo mover hasta el interior. Una vez dentro fue colocado sobre la base de madera que le habían preparado con esmero Os Galos, con los soportes para que el casco y la quilla del "Caneliña" reposen sin soportar todo el peso. Desde la dirección del Museo Massó agradecieron la colaboración desinteresada de la Cofradía de Bueu, Astilleros Javier Casas, Os Galos, Construccións Antón y del propio Concello de Bueu, una ayuda con la que permitieron que estas "cuatro magníficas" de la pesca artesanal luzcan juntas. La rehabilitación del "Caneliña" se completará a lo largo de 2016, cuando se le coloque el puente de mando y que también está restuarado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine