El regreso del "rey de los mariscos" · Comienza la temporada en la provincia

La centolla vuelve buena, pero más barata

O Morrazo vende1.217 kilos del crustáceo en la primera jornada, 697 en Cangas y 520 en Bueu ä Los precios, más bajos que en 2014, oscilaron entre los 17,90 euros y 6,20 en Cangas y los 14,40 y 6 euros en Bueu

10.11.2015 | 09:50
Descarga de las capturas, ayer en el puerto de Cangas. // S. Á.

Un día después de calar los "miños", la flota de O Morrazo salió al mar para afrontar la primera jornada de la campaña de extracción de la centolla, que ayer arrancó en la provincia de Pontevedra. A las cinco de la mañana, las embarcaciones más madrugadoras salieron de puerto y las primeras capturas, que se descargaron a media mañana en la lonja canguesa, ya hacían presagiar que la campaña arrancaría con abundancia de piezas. La primera jornada trajo a tierra centollas de calidad, aunque el crustáceo no está en su mejor momento, y que no alcanzaron los precios del 2014.

"La calidad es buena, la cantidad aceptable y el precio, por el número de piezas capturadas, a la baja". Así valora el patrón mayor de la cofradía de pescadores de Bueu, José Manuel Rosas, la primera jornada de la campaña de extracción de la centolla, una vez finalizada la subasta que durante casi dos horas acogió la lonja de la localidad morracense ayer por la tarde. En total, se vendieron en Bueu 520 kilos de crustáceo, mientras que en 2014 los compradores tan solo adquirieron 350 kilos. El precio máximo por kilo, acogido con resignación por los marineros, alcanzó los 14'40 euros, casi ocho euros por debajo de los máximos de 2014 (22 euros por kilo) y también alejados de los registros de la lonja de Cangas, que consiguió colocar centollas a 17'90 euros el kilo, o de los 18 euros de las piezas vendidas en O Grove. En la localidad de Cangas se vendieron 697 kilos de centolla, a un precio medio de 12'05 euros por kilo. En total, O Morrazo repartió ayer entre los primeros compradores 1.217 kilos de centolla, casi el doble que en el arranque de la campaña del 2014 (650 kilos).

Campaña prematura

La Consellería do Mar fijó para la provincia de Pontevedra, desde Cabo Corrubedo hasta A Guarda, el 7 de noviembre como fecha de finalización de la veda para la centolla. Los centoleiros coinciden al valorar esta fecha como "un inicio de la campaña muy prematuro". "Es pronto para abrir la campaña", afirma el patrón de la embarcación canguesa "Siempre Pepita", Óscar Costas. Costas, que lleva 16 años trabajando en la captura de centolla, señala "las condiciones meteorológicas" como uno de los principales factores que afectan a la calidad de uno de los mariscos con mayor demanda de las rías gallegas: "Preferíamos mal tiempo, con el mar en calma la centolla está quieta y no se desplaza para comer", explica Costas. Opinión que también recoge el patrón del barco buenense "Nanin III", Alfredo Budiño: "Es pronto para la centolla, habría que esperar unas semanas para cogerla de más calidad, las de hoy (por ayer) son flojas". Quejas que comparten marineros de Cangas y Bueu y que condicionan los precios que ayer alcanzó el producto en las subastas de Cangas y Bueu y el valor máximo que podrían registrar en las fechas que esperan con ansia desde el sector: las fiestas de Navidad.

"La Navidad pasada, en Bueu, la centolla llegó a superar los 30 euros por kilo, estos primeros días los precios en esta lonja rondan los 13 o 14", explica Budiño, quien en la subasta de ayer celebrada en la lonja buenense, y a la cual llegó con una captura que rondó los 120 kilos, logró vender 40 kilos de sus mejores ejemplares a 11,45 euros. "En O Grove andan cerca de los 20", lamenta el patrón del "Nanin III". Y es que en Bueu confluyeron ayer la abundacia de centolla, capturada por 12 embarcaciones, con el bajo número de compradores, tan solo cuatro. La escasa competencia de la demanda determinó el precio final del producto, que finalizó con un precio medio de venta de 8'25 euros por kilo. Tras la primera jornada, "no es momento de hacer un diagnóstico claro", apunta el patrón mayor de Bueu, José Manuel Rosas, quien invita a "esperar a la evolución del mercado y del producto".

Con respecto al 2014, la campaña arrancó en Bueu con mayor captura, pero con precios más bajos. Si en 2014 se vendieron 350 kilos de centolla a un precio máximo de 22 euros por kilo y a un mínimo de 5 euros, la jornada de ayer registró 520 kilos de crustáceo vendidos que alcanzaron los 14'40 euros para las piezas más cotizadas y se quedaron en 6 euros para los últimos lotes.

Mientras, en Cangas la jornada arrancaba con incertidumbre por parte de los pescadores que desde la madrugada comenzaron a salir al mar para recoger los "miños" calados el domingo.

"Los precios dependen de las ganas de los compradores", apuntaba a mediodía en el puerto de Cangas uno de los tripulantes del "Chefa Dous", Manuel Otero. "Los precios, una incógnita", afirmaba también horas antes de la subasta que se celebró ayer en la lonja de Cangas el patrón del "Siempre Pepita", Óscar Costas.

Pasados unos minutos de las cuatro de la tarde, Otero y Costas salieron de dudas. Las primeras piezas de centolla subastadas en Cangas fueron vendidas a 17'90 euros por kilo. En la subasta, presentes más de una docena de compradores.

Andrés Ferreira, de Marisquea S.L de Vigo, fue el primer comprador de la subasta de Cangas en la jornada de ayer. Ferreira retiró 48 kilos de crustáceo a 17'90 euros antes de detener la puja por segunda vez en 14'80 euros y escoger unas piezas que sumaron casi 50 kilos de producto. En total, 103'9 kilos de uno de los mejores mariscos de las rías gallegas. "La centolla es de calidad", reconoció Ferreira mientras recogía las piezas que había comprado, "y también es abundante". Posteriormente, el comprador de Maquisquea S.L se desplazó a la lonja de Bueu para comprobar de primera mano cómo transcurría la primera jornada en la lonja vecina, aunque no realizó más adquisiciones.

En Cangas, tras la primera compra a 17'90 euros por kilo, la puja realizó paradas en 14'80, 13'60, 13'10, 12'50, 11'20, 9'90, 9'10, 8'60 y los pescadores decidieron parar la subasta tras llegar a los 6'20 euros de precio. El total de centolla subastada: 697 kilos, a un precio medio de 12'05 euros. Con respecto al año pasado, la lonja de Cangas también mejoró sus capturas vendidas, pero redujo sus precios. En 2014, se vendieron 300 kilos de crustáceo que alcanzaron los 19'50 euros, dejando los lotes más baratos a 8'40.

Dos horas más tarde que en Cangas, a las 18.00 horas, dio comienzo la subasta en la lonja de Bueu. La abundancia de ejemplares y el bajo número de compradores, cuatro, redujo de manera notable el precio de venta. Fernando Cruz, de Mariscos y Pescados Maria Ángeles Cruz Germade, fue el más activo ayer en la lonja de Bueu. Además de sus propias piezas, eligió aquellas adquiridas por la Cofradía de Bueu. "La primera ronda fue buena, aunque no espectacular", afirma Cruz tras seleccionar las primeras piezas. En las siguientes paradas, Cruz destacó la calidad de la captura del Nuevo Veracruz, de la que se adjudicó 25'75 kilos a un precio de 11'90 euros. La Cofradía, Casa Obdulia o el Bar Estrella, fueron otros de los compradores.

La centolla, producto muy codiciado de las rías gallegas, cuenta, tanto en Bueu como en Cangas, con el distintivo de calidad "pescadeRías", otorgado por la Xunta de Galicia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine