A Choupana remueve la tierra

Vecinos del barrio "siembran" de microhuertos las zonas públicas sitas detrás de las viviendas de protección

22.04.2014 | 02:35

Entre una escuela "Galiña Azul", viviendas de protección oficial de diseño futurista y urbanizaciones de chalés adosados, en la ladera de Sierra Naciente, en Cangas, aparecen, entre la maleza, microhuertos que mitigan el escaso salario y entretienen la mente, al tiempo que mantienen limpia una zona que añora ser desbrozada por esas máquinas que con mucha asiduidad, ahora, llegan a Cangas. Grupos de vecinos de A Choupana, la mayoría en paro y ya sin ayuda familiar, sembraron la ladera de huertos donde nacen fresas, berenjenas, tomates y hasta melones.

Las huellas del desempleo se hacen demasiado visibles en el barrio cangués de A Choupana. Tras esa fachada de viviendas de protección oficial que lucen atrevidos colores ya no se esconde la vida. Soldadores, agentes forestales, trabajadores del metal, autónomos ahogados por los bancos y parados de toda condición forman parte de este grupo de habitantes de A Choupana que decidieron aprovechar las zonas públicas cubiertas de maleza para convertirlas en huertos fructíferos, que alivian la penosa economía doméstica de estos tiempos de crisis.

Si se mira bien, entre la maleza, de estos taludes que quedaron detrás de las viviendas de protección oficial aparecen no uno, sino varios huertos. Hasta diez contaba ayer el grupo de vecinos que veía cómo el Concello de Cangas se ha visto obligado a desmantelar el suyo o devolver a su estado original la zona pública. "Lo que nos confunde todavía es saber cómo vamos a devolver las silvas que quitamos. Nosotros desbrozamos esta zona. Lo hicimos con nuestra máquina, que se rompió, con nuestra gasolina...", comenta uno de los promotores de estos huertos que comenzaron ya en el año 2011, al poco de que la Xunta de Galicia les entregara las viviendas. "Pensábamos que estábamos haciendo un bien a la comunidad", apunta una vecina que junto con su compañero tienen otro huerto en la ladera, situado frente a su chalé adosado, pero que no fue denunciado todavía por un tercero, como ocurre en el caso del grupo de vecinos que vive en las casas de protección oficial.

La burocracia y algún sospechoso, molesto con el ruido que hacía el arado eléctrico utilizado para surcar la dura tierra donde ahora nacen fresas, les hacen temer por el trabajo de todos estos años. El paro es el común denominador de estas gentes, a las que la crisis golpeó con dureza y los huertos le habían servido también como terapia. Afirman que no necesitan cursos para cultivar y que ellos pueden enseñar a los niños del barrio a plantar tomates, lechugas, fresas, cebollas, patatas... "Yo ya estoy sin subsidio. Ya me quedé sin los 426 euros que cobraba al mes" comenta Jaime y, de inmediato, otros compañeros repiten la frase. Pero no son los únicos. En la parte alta de la colina, donde los chalés adosados aparentan una vida mejor, el desempleo también cabalga. Allí varios vecinos también cultivan en micirohuertos arados en la ladera del talud, donde la tierra contrasta con la alta maleza que solo sirve para camuflar los cultivos de las inspecciones municipales. Hay incluso escaleras excavadas como trincheras que permiten ganar la cima. Martín Rodríguez es la persona que encabezó el escrito solicitando al Concello de Cangas permiso para utilizar esa zona pública que la maleza cubría de forma permanente y de la que se deshizo solo en una ocasión, cuando algunas autoridades importantes acudieron a la escuela "Galiña Azul".

Martín Rodríguez nos enseñó el lugar donde plantó sus fresas, esas que mima al margen de las ordenanzas municipales y de las que se siente orgulloso. "Aquí cada uno planta lo que quiere y la cosecha se la lleva a casa. Pero nadie pone problemas para compartir". Aún recuerda como sabía el único, pero buen melón, que cosechó el pasado año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deportes Morrazo

El piloto cangués Martín Riobó, en San Amaro. // Santos Álvarez
Estreno mundial de Martín Riobó

Estreno mundial de Martín Riobó

El piloto cangués completa su primera participación en el Mundial de Trial - Lidera también el...

Humildad tras la merecida goleada

Humildad tras la merecida goleada

Antonio Fernández pide a sus jugadores tener "los pies en el suelo" tras debutar con un 6-1 al Noia

Pablo Cabello y Javier Lago se imponen en clase Vaurien en Cangas

Pablo Cabello y Javier Lago se imponen en clase Vaurien en Cangas

Martín Wizner y Pedro Ameneiro ganan en clase 420

El Lalinense pasa a cuartos

El Lalinense pasa a cuartos

Vence al Luceros en un choque decidido en la prórroga ä Arón anotó 14 goles

Tirán pincha en las olas de Zarautz

Tirán pincha en las olas de Zarautz

La embarcación de Moaña reacciona en el último largo pero no evita el penúltimo puesto

La salvación como objetivo tras cambiar casi toda la plantilla

La salvación como objetivo tras cambiar casi toda la plantilla

El Moaña de Miguel Fernández se presenta ante su afición - Solo repiten 5 jugadores

 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine