Las Américas en Cangas

Un matrimonio zamorano, convencido de que emigraba al nuevo continente, desembarcó en el puerto cangués en 1908

01.06.2013 | 11:04

La fantástica historia de Tomás Prieto y María Martín trasciende lo personal. Es consecuencia de una época muy dura en España, donde las esperanzas se frustraban cada segundo. Convencidos de que emigraban a América, cogieron un barco en el puerto de Vigo que les llevó a Cangas. Cuando desembarcaron comprobaron que les habían timado. Pero ya era tarde. Habían vendido sus propiedades en Zamora para emprender la aventura americana y se encontraron en Cangas sin dinero y con un niño de cuatro años al que había que alimentar. La saga familiar se reúne hoy en O Hío.

Vendieron sus propiedades en Carbajales de Alba y Palacios del Pan, en la provincia de Zamora, para adquirir un billete de barco que les iba a llevar a América. Tomás Prieto y María Martín, una pareja de las tierras de Alba y de Pan, escapaban de la pertinaz sequía castellana y también de los prejuicios de sus ancestros, que nunca vieron bien este matrimonio por amor entre dos personas de diferentes extractos sociales. Corría el año 1908 y Zamora y el embalse del Esla aún no habían despertado a una provincia deprimida, cansada de nutrir a los temibles Tercios Viejos de Carlos I y de soportar a señoritos con gustos cinegéticos.

Esos sí que no eran buenos tiempos para la lírica. Así que qué mejor que emigrar y hacer las Américas, en busca de una nueva vida. Tomás Prieto y María Martín lo intentaron. Les acompañaba su hijo, Juan Andrés, de cuatro años de edad, el primero de otros diez que vendrían más tarde. La familia embarcó en el puerto de Vigo con destino a América, pero la travesía apenas duraría una hora. Tomás, María y su hijo Juan desembarcaron en Cangas. El pasaje que habían pagado en Zamora no les daba para más. Habían sido víctimas de una estafa en sus ansias por escapar del hambre. El desengaño aún haría derramar muchas lágrimas años más tarde, cuando el ya abuelo Juan veía desde Donón pasar un trasatlántico y contaba a su nieta la jugada que les había deparado el destino. Cuenta una bisnieta de los emigrantes zamoranos que, en Cangas, se solidarizaron con la familia y que Tomás Prieto encontró trabajo en la empresa que en aquel momento se dedicaba al transporte de pasajeros por la ría de Vigo. Allí estuvo un tiempo hasta que se enteró de existencia de unos condes en Aldán que tenían propiedades para cultivar. Él se había ganado la vida tiempo atrás en el campo. Conocía perfectamente las tareas de labranza. Le era un mundo más próximo, menos hostil que el de ese mar desconocido, y que a la primera de cambio le deparó semejante jugada. Aún hay hoy descendientes del matrimonio zamorano que trabajan para los Condes de Aldán. Pero fue Isolina, una de sus hijas, la que trabajó en A Torre hasta que falleció, no hace mucho.

Mientras, María, entre parto y parto aún le quedaba tiempo para impartir clases de castellano a los hijos de los propietarios de una fábrica de salazón en Menduiña. "Nunca aprendeu o galego" lamenta su bisnieta Aurora, arraigada ya en este Nueva York sin isla de Ellis. Murió a los 95 años sin regresar a Carbajales de Alba. Juan Andrés se casó con Aurora Baqueiro y después de ejercer varios oficios puso barbería y taberna en Pinténs, todo en un mismo local, a donde los vecinos acudían también a curar sus heridas, sabedores de que Juan Andrés tenía una pequeña parafarmacia y que él era muy capaz de meterle mano a una herida que se ponía fea. Fue este local el que le valió a la familia el apodo de "los castellanos". Aurora repasa los nombres de los hermanos de su abuelo: "Pilar, Manolo, Pepito, Arturo, Josefa, Isolina, Consuelo, Manuela Francisca y Tomás", ¿Creo que xa están todos, non? pregunta contando ahora con los dedos por si se olvidó alguno.

Los descendientes de Tomás y María, quien más quien menos, emprendieron viaje hasta las Tierra de Alba y de Pan. Allí descubrieron sus raíces y el apodo que tenía la familia: del zapaterín. En el restaurante de O Pereiro se reúnen hoy 114 descendientes de los zamoranos que quedaron en Cangas cuando iban a América.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Deportes Morrazo

El piloto cangués Martín Riobó, en San Amaro. // Santos Álvarez
Estreno mundial de Martín Riobó

Estreno mundial de Martín Riobó

El piloto cangués completa su primera participación en el Mundial de Trial - Lidera también el...

Humildad tras la merecida goleada

Humildad tras la merecida goleada

Antonio Fernández pide a sus jugadores tener "los pies en el suelo" tras debutar con un 6-1 al Noia

Pablo Cabello y Javier Lago se imponen en clase Vaurien en Cangas

Pablo Cabello y Javier Lago se imponen en clase Vaurien en Cangas

Martín Wizner y Pedro Ameneiro ganan en clase 420

El Lalinense pasa a cuartos

El Lalinense pasa a cuartos

Vence al Luceros en un choque decidido en la prórroga ä Arón anotó 14 goles

Tirán pincha en las olas de Zarautz

Tirán pincha en las olas de Zarautz

La embarcación de Moaña reacciona en el último largo pero no evita el penúltimo puesto

La salvación como objetivo tras cambiar casi toda la plantilla

La salvación como objetivo tras cambiar casi toda la plantilla

El Moaña de Miguel Fernández se presenta ante su afición - Solo repiten 5 jugadores

 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine