SECCIÓN

Una navegación azarosa de Aldán a Sicilia

Un bergantín con sardina fue capturado en 1812 por corsarios franceses y más tarde llevado a la isla italiana por tropas inglesas

05.05.2013 | 10:49
Vista del panorámica del puerto de Aldán, de donde salió el bergantín // Carmen Gi´menez
Vista del panorámica del puerto de Aldán, de donde salió el bergantín // Carmen Gi´menez

En este período bélico de la Guerra de la Independencia Aldán ya destaca por su floreciente industria conservera. Por aquel entonces había tres fábricas de salazón, la del catalán Francisco Genaro Ángel , la de Ramón Carrera y José Antonio Curberta.Ya entonces Cataluña había desembarcado en Galicia para empujar la industria conservera.

Durante el período bélico (1808- 1814) de la Guerra de Independencia, nuestro comercio marítimo de la salazón, tuvo que afrontar graves contratiempos para transportar su sabrosa mercancía a los principales puertos del Mediterráneo.

Esta es la historia de una de estas embarcaciones que tuvo por escenario los últimos momentos de la guerra donde nuestro comercio de cabotaje es acosado por cosarios franceses y pone de manifiesto la aparente y poco fiable alianza mostrada por los ingleses.

El protagonista de este episodio será el bergantín "Nuestra Señora de Begoña".un tipo de embarcación que por sus características era el más empleado por nuestros fomentadores para el transporte del salazón.

El bergantín había llegado al puerto de Aldán (Ayuntamiento de Beluso) en enero de 1812, fletado por el fomentador catalán D. Francisco Genaro Ängel. En ese año, contabilizaba Aldán con otras dos fábricas más, la de D. Ramón Carrera y D. José Antonio Curbera

A bordo del bergantín se embarcaron un total de 119 barriles o cascos conteniendo cada uno sardina salada por el moderno sistema catalán de prensado. Para mayor rentabilidad del flete, se decidió completar el embarque con partidas de los otros dos fomentadores citados.

Las instrucciones dadas al capitán José A. de Garamendi eran descargar parte de la sardina en Alicante y de allí, por vía terrestre, llegar al mercado de Madrid, el resto, seguiría rumbo al puerto de Villanueva de Sitges (Barcelona) donde debía rendir viaje

El bergantín "Nuestra Señora de Begoña", partió de Aldán a primeros de enero de 1812 rumbo al Mediterráneo. Tras varios días de navegación arribaron al puerto de Alicante. Dos días permanecen en puerto. Al amanecer del día siguiente de haber salido de Alicante, una embarcación corsaria francesa le sale al encuentro; desde la corsaria, un disparo de aviso a proa hace que se detengan, le abordan y el francés le comunica que navío y cargamento están confiscados. Los franceses registran a fondo el bergantín llevándose el importe de lo recaudado en Alicante y todo cuanto se les antoja al extremo de dejarlos sin víveres.

En plena faena de saqueo, uno de los franceses da la alerta señalando que a lo lejos se divisa un navío que venía rumbo a ellos. Los corsarios no tardaron en descubrir la silueta de una corbeta de guerra portando pabellón inglés. Cunde la alarma, esperan a que se aproxime para observar su capacidad ofensiva. Por medio de catalejos contabilizan hasta treinta y dos cañones que porta el inglés. Evaluada la situación, el enfrentamiento sería inútil, su inferioridad es evidente. Los franceses optan por huir a toda vela. No tardaron mucho los británicos en aproximarse al "Begoña", los de a bordo se tranquilizan, son aliados y Sitges está a pocas millas.

Poco sabían nuestros compatriotas el "vía crucis " que les esperaba. Los ingleses a pesar de reconocer que eran españoles por la bandera que enarbolaban, les abordaron bajo el pretexto de hacer un registro. Garamendi, que así se apellidaba el capitán, les enseña confiado la documentación, todo está en regla.

Los españoles creyéndoles fieles aliados, esperan que ahora podrían navegar seguros bajo su protección a Sitges como era su deseo. No sucedió así, los británicos les obligaron a seguirles siempre bajo la excusa de darles protección. Tras una larga navegación los conducen hasta la isla de Sicilia donde les dejaron abandonados

Pasa el tiempo, mientras tanto en Aldán no hay noticias del bergantín, transcurren los meses, hace ya un año y nada se sabe de su paradero. Se hacen gestiones ante las autoridades. La tediosa lentitud de los juzgados, debido a la guerra, es desalentadora. Ahora hace ya dos años que partieron. Por fin las gestiones dan fruto. En enero de 1814, llega un comunicado a través de los Tribunales de La Coruña acerca de su paradero enviado por el consulado español en aquella isla.

Los fomentadores de Aldán a partir de ahora, se enfrentan a una ardua labor burocrática tratando de recuperar mediante cartas de poder a Procuradores para que acudan a aquella isla, reclamen el barco y la carga de sardina o lo que quede de ella.

La pérfida Albión

La aventura acaecida al bergantín Begoña no es un caso aislado. La documentación de este período registra numerosos testimonios de la malquerencia y gestos poco amistosos que acreditan hasta la saciedad la animadversión y poca fiabilidad británica.

Amigos como estos, Dios no lo permita. Si bien es cierto que pelearon a nuestro lado contra los franceses en esta contienda, lo hicieron por necesidad y pura conveniencia, Napoleón amenazaba invadir sus amadas Islas.

Si ojeamos nuestra Historia, comprobaremos que los británicos nunca jugaron limpio, al menos con nosotros. Los ingleses, desde el Siglo XVI, fueron una garrapata en nuestro comercio con América. Atacaron sin piedad aún en períodos de paz nuestra Flota de Indias con clara intención de robarles los productos que traían.

Para concluir, una de sus últimas perradas:

En 1860, reinando Isabel II, España se ve envuelta en guerra con Marruecos. Los ingleses se oponen, temerosos de que España se apodere del Estrecho, ponen una serie de trabas a nuestro Gobierno entre ellas la reclamación de una cuenta pendiente, el pago de 23 millones de pesetas bajo el pretexto de habernos prestado ayuda en la Guerra de Independencia (la que hoy cuestionamos).

No suficiente satisfechos, impusieron otra condición, la firme promesa que tomada la plaza de Tánger, España no la retendrá, así como ni ninguna otra plaza importante, quedarán libres. España no tuvo más remedio que doblegarse a sus exigencias.

Teniendo amigos como estos no necesitamos enemigos. Alguien dijo que Inglaterra no era Europa sino "un buque fondeado frente a sus costas"

Por último diremos que el famoso grano en el trasero lo tiene España con el Peñón de Gibraltar, foco de contrabandistas, paraíso fiscal, blanqueo de dinero y continuo toca? narices a los pobres pescadores andaluces.


Deportes Morrazo

Mauro celebrando el primer gol de los que anotó el Alondras este domingo. // Santos Álvarez
Humildad tras la merecida goleada

Humildad tras la merecida goleada

Antonio Fernández pide a sus jugadores tener "los pies en el suelo" tras debutar con un 6-1 al Noia

Pablo Cabello y Javier Lago se imponen en clase Vaurien en Cangas

Pablo Cabello y Javier Lago se imponen en clase Vaurien en Cangas

Martín Wizner y Pedro Ameneiro ganan en clase 420

El Lalinense pasa a cuartos

El Lalinense pasa a cuartos

Vence al Luceros en un choque decidido en la prórroga ä Arón anotó 14 goles

Tirán pincha en las olas de Zarautz

Tirán pincha en las olas de Zarautz

La embarcación de Moaña reacciona en el último largo pero no evita el penúltimo puesto

La salvación como objetivo tras cambiar casi toda la plantilla

La salvación como objetivo tras cambiar casi toda la plantilla

El Moaña de Miguel Fernández se presenta ante su afición - Solo repiten 5 jugadores

El Defensores mide sus fuerzas al CB Porriño

El Defensores mide sus fuerzas al CB Porriño

El club organiza el viernes el cuarto torneo Basket na Rúa 3x3, en la alameda

 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Suscriptor | O Morrazo

Contenido exclusivo para suscriptores digitales
Enlaces recomendados: Premios Cine