Juncal y Sotelo, vidas paralelas

Ambos regidores no dudan en enfrentarse a sus organizaciones políticas conscientes de que tienen el poder de los votos para que PP y BNG gobiernen Cangas y Bueu

24.03.2013 | 11:05
José Enrique Sotelo (izquierda) y Félix Juncal (derecha). //Gonzalo Núñez
José Enrique Sotelo (izquierda) y Félix Juncal (derecha). //Gonzalo Núñez

Cangas y Bueu forman parte del núcleo duro de Abrente. Esta formación política incluida dentro del BNG tiene en estos municipios su resistencia frente a la UPG. La portavoz del grupo municipal del BNG en Cangas, Mercedes Giráldez y el alcalde de Bueu, Félix Juncal son los baluartes de esta corriente próxima a un rendido Carlos Aymerich que deja tras de sí una idea de BNG muy diferente a la que se pretende desde la UPG, más marginal, enroscada en sí misma y enrocada ante todo lo que viene del exterior de la UPG.

El BNG no cuestiona a Félix Juncal, pero el alcalde sí que es crítico con el BNG. Lo hace desde la intimidad, fuera de foco y sin despertar odios. No es esa su manera de trabajar. Lo que le dio las mayorías absolutas en tierra del PP es precisamente lo que esta corriente de opinión que hay dentro del BNG quiere exportar, ponerla como ejemplo de que hay otra política, más abierta que atrae más a la población.

A lo largo de la semana se intoxicó con que Félix Juncal esta dispuesto a dejar el BNG. Nada más lejos de la realidad. Él lo desmintió el jueves, sorprendido por la imaginación de algunos.

Las del Félix Juncal y el alcalde de Cangas, José Enrique Sotelo (PP) son, casi, vidas paralelas. En sus respectivas formaciones eran hombres fuertes y lo son a pesar de todo lo que se mueve alrededor. Ellos controlan su futuro político. Sotelo lo demostró ganando unas primarias cuando unos de sus concejales desafió su decisión de nombrar sucesión. Este proceso dejó claro también que Sotelo es imprescindible en el PP para sacar una mayoría capaz de mantener a la derecha en el poder en Cangas. El PP pone la infraestructura partidaria, pero los votos son de José Enrique Sotelo, por lo menos los que le permite alcanzar un número de concejales capaz de gobernar. La cúpula dirigente conservadora es consciente de que con otro candidato estaría en la oposición. Exactamente lo mismo ocurre con Félix Juncal. Para el BNG acabar con el alcalde de Bueu supondría pegarse un tiro en el pie, aunque eso últimamente acostumbra a hacerlo con demasiada frecuencia últimamente esta formación que en O Morrazo está enfrentada con Alternativa Galega de Esquerdas. Ahora mismo en la comarca son dos formaciones irreconciliables y AGE aspira a recoger los votos perdidos del BNG.

Félix Juncal fue arrojado a las tinieblas en la última asamblea. Dejó de forma parte del Consello Nacional Galego, para quitar todo lo que olía a Aymerich. Aquí se diferencia de Sotelo. Al alcalde de Cangas ya no le interesa estar en primera fila. Si no fuese por una traición como la de Bellido Dolfos, Sotelo hubiese ocupado el puesto de Rafael Louzán. Desde ese momento, Sotelo se hizo fuerte en su territorio y no dudó en hacer frente a su partido para perpetuarse. A estas alturas recelas de los halagos y felicitaciones. Lo demostró cuando ganó las primarias. A Félix Juncal no le queda ahora que seguir la estrategia de Sotelo. Hacerse fuerte en Bueu y desde allí mostrar a sus enemigos su poder: sus votos, su mayoría.

 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine