La Virgen de los Dolores se quedó dentro

El aguacero que cayó justo cuando la imagen salía de la excolegiata obligó a suspender la procesión

23.03.2013 | 00:00
Los feligreses protegiéndose con los paraguas // Gonzalo Núñez
Los feligreses protegiéndose con los paraguas // Gonzalo Núñez

El coordinador de cofradías de Semana Santa de Cangas, Manuel Gil, se refugiaba ayer al mediodía en la tradición, que marca que si sale San José en procesión salen todas las demás. Alguien le comentó qué santo salió, pero regresó mojado. Y la tradición no se cumplió. La Virgen de los Dolores no pudo salir ayer de la excolegiata de Cangas. Tan pronto la imagen asomó la cabeza cayó un tremendo aguacero. Se abrieron los paraguas, se apagaron las velas y regresaron los lamentos. Los portadores metieron la imagen dentro entre los aplausos de los feligreses.

"¿Salimos?", preguntó un feligrés a Manuel Gil. "No lo sabemos, no lo sabemos", respondió nervioso mientras caminaba de un lado a otro del templo. En ese preciso momento, cuando los portadores levantaban a gritos que desgarran el alma la imagen de la Virgen de los Dolores, la lluvia no amenazaba. Había marineros que estaban dispuestos a jurar que tarde o temprano, el viento del sur traería más lluvia y pondría en peligro la procesión. Cuando los 30 portadores de la Cofradía de los Dolores levantaba a pulso la imagen para sacarla de los caballetes a donde estaba subida en el templo un escalofrío recorría a los fieles: "esto siempre me impresiona", comentaba una mujer que se hallaba en el templo pendiente de si la procesión salía o no salía.

En la calle se vendía velas y se preparaban los móviles y cámaras digitales para captar el momento. La Banda de Música "Bellas Artes" estaba fuera esperando órdenes y mientras los hombres comentaban la terrible coincidencia de la salida de la procesión con el partido de la selección española, las mujeres alababan la decoración de la Virgen de los Dolores. Parecía como si caminara entre flores.

Con la imagen ya sobre los hombros de los portadores, el cofrade mayor mandó partir. Los capuchones ya se habían colocado haciendo dos filas y los estandartes ya había salido hasta la calle Real. Los portadores salvaron, no sin esfuerzo, la escalinata de salida de la excolegiata, sonó el himno nacional y cuando comenzó el redoblar de tambores y la imagen estaba de nuevo sobre los hombros de los hombres y las mujeres habían repartido las forquetas, cayeron las primeras lluvias. Parecía que no sería nada, pero de inmediato cayó un chaparrón que cubrió la calle real y el entorno de la excolegiata con paraguas. Con desasosiego y más prisa de la necesaria se metió la imagen dentro del templo. La lluvia apenas logró rozar el valioso manto de la Virgen de los Dolores. Los portadores demostraron su habilidad para ir marcha atrás y después para girar y poner a la Virgen en la lado contrario de la iglesia del que salió. Los aplausos resonaban en la excolegiata. Fuera aún no había parado de llover. Tardó en hacerlo, así que el no definitivo no se hizo esperar. Los fieles se arremolinaron en torno a la imagen y la cofradía lamentaba su suerte. Ya el año pasado, por Jueves Santo, la imagen se tuvo que refugiar en la estación de autobuses y fue allí donde se partieron dos varillas del palio de cubre a la Virgen. ¡Para que arriesgar! Una mujer de la cofradía le comentaba a Manuel Gil: "Ahora para de llover" y él respondía: "Si, pero que quieres. Ahí llevamos todo un pueblo".

Entre los costaleros se pudo ver al concejal de Deportes del Concello de Cangas, José Soliño (PP). La última vez que ejerció este oficio temporal fue hace tres años, pero portando el Cristo, en la procesión que se celebra en verano.

 

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

Enlaces recomendados: Premios Cine