Los vecinos de O Morrazo se hipotecaron en 296 millones de euros el pasado año

06.04.2008 | 00:00

Son cien millones menos que en 2006, pero aumentó sin embargo el número de fincas rústicas y urbanas hipotecadas

Juan Calvo / O Morrazo
La recesión económica y el parón de la construcción no parece haber afectado demasiado a los vecinos de la comarca de O Morrazo. Se siguen hipotecando con el mismo empeño y aunque hay un descenso en la cuantía total de las hipotecas del año 2007 respecto a las que se firmaron en el 2006, no se puede considerar que sea consecuencia de la crisis. Así, según los datos del Registro de la Propiedad de Cangas, los morracenses se hipotecaron el pasado año por un importe de 296.211.216,15 euros, casi cien millones menos que en el año 2006. Sin embargo, hubo más hipotecas en 2007 que en 2006. El Registro de la Propiedad contabilizó 2.223 fincas urbanas hipotecadas y 82 rústicas, mientras que en el año 2006 se hipotecaron 40 firmas rústicas y 2.157 urbanas. El número de hipotecas canceladas también fue mayor en 2007, co 858, mientras que en 2006 se alcanzó la cifra de 797.
La tendencia a la baja de fincas rústicas hipotecadas se mantiene. En 2006 había bajado hasta un 300%, al pasar de 338 parcelas en 2005 a 40 en 2006; en 2007 las fincas rústicas hipotecadas fueron 97.
Y mientras el importe de las hipotecas registradas baja, los embargos suben. En 2007 se efectuaron 83 embargos en juicio ejecutivo. Recordar que en 2006 se habían efectuado 70, en 2005, 64 y en 2004, 40. La principal causa de los embargos continúa siendo la misma, el impago de las cuotas de la Seguridad Social e impuestos, de ahí que sean ejecutados por las distintas administraciones. Distintos expertos habían pronosticado que se dispararían los embargos en 2007, sin embargo no fue así, aunque es cierto que cada año hay más, pero no es una situación alarmante.
Préstamos
En cuanto a los préstamos hipotecarios, el Registro de la Propiedad de Cangas anotó 73 en 2007, por un importe de 15.627.334,94 euros sobre fincas rústicas, mientras que sobre fincas urbanas se realizaron 1.212, por un importe de 280.583.881; es decir el capital de préstamos hipotecarios e hipotecas coincide, no así el número de bienes hipotecados con el número de préstamos.
No es aquí, donde se empezará a notar la recesión económica y la crisis del mercado inmobiliario. Un termómetro mejor para evaluar esta situación es número de solicitud de licencias de construcción. Todavía no están cerrados los datos, pero los gobiernos municipales de O Morrazo coinciden en manifestar que el ritmo de peticiones bajó, aunque como Cangas y Moaña es un mercado también de segunda vivienda, la baja no es tan acusada.
En cuanto al funcionamiento del Registro de la propiedad de Cangas, que lleva 5 años abierto, todavía se está a al espera de que se fije la oficina liquidadora, ya que sigue siendo Pontevedra al referencia para los vecinos de Cangas, Moaña y Bueu a la hora de satisfacer el tributo.

noticias de FARODEVIGOMapa web
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Faro de Vigo