Una lanzadera de empleo made in Lalín

La Fundación Santa María la Real activa un proyecto en el que 20 personas trabajan en equipo para buscar trabajo -La iniciativa se experimentó en otros 364 puntos del país

15.06.2017 | 03:11
La técnica de la lanzadera, Raquel Doallo, y los participantes en este proyecto, en un aula de la AED. // Bernabé/Javier Lalín

No son agencias de colocación. Ni tampoco cursos para fomentar la empleabilidad de cada alumno. Las lanzaderas de empleo son proyectos en los que los participantes trabajan en equipo a la hora de buscar un trabajo, de modo que uno de los alumnos puede formar a los otros en temas que él sí domine, hacer simulaciones de autopresentaciones ante los compañeros para perder el miedo escénico a una entrevista laboral... Estas iniciativas funcionan desde hace cuatro años de la mano de la fundación Santa María la Real, y ya se contabilizan 364 en diversos puntos del país. Por ellas han pasado más de 7.000 personas, de las que el 50% ha logrado reinsetarse en el mundo laboral.

A escala gallega, la Xunta y la Fundación Telefónica colaboran, por segundo año, en la puesta en marcha de estas lanzaderas. En el presente ejercicio funcionan en siete municipios: Santiago, A Coruña, Ferrol, Carballo, Lugo, Pontevedra y Lalín. Todos ellos forman a grupos de 20 personas. En el caso de la capital dezana, el grupo está coordinado por Raquel Doallo, una experta en el trabajo colectivo dada su vinculación con la cooperativa Cestola na Cachola. La veintena de integrantes (16 mujeres y 4 varones) tienen entre 25 y 53 años y su perfil formativo incluye desde graduado en ESO hasta estudios universitarios. Unos buscan su primer empleo, otros, una nueva oportunidad tras haber sufrido las consecuencias que la recesión económica dejó sobre el textil, la hostelería o el turismo.

El proyecto arrancó en mayo y seguirá hasta octubre. En este primer mes de trabajo, "nos reunimos tres días a la semana, durante cinco horas diarias, para mejorar competencias como el trabajo en equipo, las habilidades comunicativas o el autoconocimiento", explica Doallo. Esto se completa con sesiones individuales en las que cada uno descubre qué aspectos tiene que mejorar en su búsqueda de un trabajo. Todo ello se combina con medidas como el rastreo de ofertas de empleo en redes sociales, o sesiones de autopresentación para, por ejemplo, presentar eventos.

El hacer un examen de cada perfil de los participantes, permite detectar necesidades que puede solventar cualquiera de ellos. "Por ejemplo, si vemos que falta formación en redes sociales, puede impartir nociones algún alumno que sí disponga de conocimientos en esta área", señala la coordinadora.

Una de las diferencias entre la lanzadera de empleo y un curso al uso es que, en la primera, no existe un módulo de prácticas en empresas. "Las prácticas las hacemos día a día con cuestiones como la elaboración de una base de datos con empresas de la zona o la identificación de boletines y otras herramientas que sirven para localizar un puesto de trabajo". Así, se identificarán conexiones con entidades como la Asociación de Empresarios de Deza (AED) que, por de pronto, ya ha cedido uno de sus locales en su sede para que se celebren estas reuniones.

Perfiles en internet

Como es obvio, la redacción del curriculum vitae es una de las materias que se aborda en el programa de la lanzadera. Pero la omnipresencia de internet obliga a que también se tengan en cuenta las herramientas 2.0, dado que multiplican por 1.000 las posibilidades de hallar un empleo. Además del manejo de las redes sociales, los 20 participantes en la lanzadera de Lalín también han elaborado un perfil propio, que puede consultarse en la web htpp://lanzaderasdeempleo.es/lanzaderas/lalin-2017.

En este espacio, cada participante incluye una breve referencia sobre su experiencia profesional así como sus aptitudes para amoldarse a un mercado laboral que, más que nunca, está en un cambio continuado. De hecho, las lanzaderas de empleo sirven para entrenar "competencias transversales muy valoradas hoy en día, como el trabajo en equipo, la flexibilidad, la proactividad o la versatilidad", indica la fundación en un comunicado. En cuanto al futuro laboral que busca cada participante, "tenemos tanto personas que vienen con idea de emplearse por cuenta ajena como voluntarios que están pensando en el autoempleo. El modelo cooperativo es una alternativa, pero no es nuestro objetivo a priori. Aún es muy temprano para determinar objetivos concretos", concluye Doallo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


 
Enlaces recomendados: Premios Cine