El río Ulla firma su registro más bajo de capturas de salmón de las últimas quince temporadas

Apuntan a la falta de lluvia como la principal causa de un descenso que afecta a todos los cotos salmoneros de España

10.06.2017 | 03:43
Arturo Parada muestra el salmón que pescó esta temporada en Ximonde. // Bernabé/Cris M.V.

A punto de llegar al ecuador de la temporada de pesca de salmón en el río Ulla las perspectivas no son buenas. Las capturas están muy por debajo de lo esperado y de la tendencia al alza de las últimas temporadas. Los diez salmones pescados en el río gallego suponen la cifra más baja desde el año 2001, destacando negativamente un mes inicial de mayo en el que solo se pescaron siete ejemplares. Lo que más preocupa sin embargo a los pescadores es la falta de picadas y de salmones vistos en los cotos. Todo apunta sin embargo a un mal que no es exclusivo del Ulla, la falta de lluvias.

El estradense Salva Ortega, responsable de la web especializada en la pesca de salmón www.asorillasdoulla.com, reconoce que "por desgracia" el inicio de temporada de la pesca de salmón no ha sido buena pero "lo que más nos preocupa es que es un tema generalizado que no afecta solo al Ulla". Ortega explica que las cifras de captura están por debajo de lo esperado en ríos en los que los salmones son mucho más abundantes que en el Ulla. Es el caso del río asturiano Narcea, cuya temporada se inició a mediados de abril. Tras dos meses, el pescador estradense apunta a que la cifra normal de capturas debería estar en torno a los 300 salmones, mientras que este año lleva solo 160, lo que supone un descenso de casi la mitad. Lo mismo ocurre en otro río emblemático para la pesca de salmón, el Sella, donde se han pescado 68 ejemplares cuando a estas alturas de la temporada lo normal es que se rondasen las 200 capturas.

"Las cifras están muy por debajo de lo normal y en el Ulla pasa lo mismo. A pesar de los últimos salmones pescados, el registro es el peor desde el año 2001 y estamos hablando de un año malísimo en el que a estas alturas solamente se había pescado un salmón. Es el peor registro de los últimos 16 años", lamenta Ortega.

A la hora de explicar los motivos de este descenso, el responsable de la web especializada en pesca, reconoce que todo se debe a una suma de cuestiones, aunque considera que hay una que es clave para entender las demás, la falta de lluvia y el bajo caudal en los ríos del norte de España. Ortega explica que los caudales están anormalmente bajos para esta época del año. Esto provoca entre otras cosas que la marca del agua dulce a su llegada al mar sea menor y que los salmones terminen entrando a cuentagotas. "Ellos no tienen prisa por entrar. Tienen hasta diciembre para desovar, así que esperan a las mejores condiciones", afirma. Para el estradense, una buena muestra de esta teoría es que el aumento de lluvia en algunos momentos de las últimas semanas e incluso las tormentas caídas han traído un incremento de los salmones vistos. "En el Ulla aparecieron dos o tres salmones frescos en los cotos y eso es algo que no solo pasa aquí. Es algo que sucede en todos los ríos", explica.

Ortega considera que el descenso del caudal y por tanto de las capturas registradas en la primera mitad de la temporada tiene otro efecto, el descenso de pescadores en las orillas del Ulla. "La gente, si ve que no se está pescando, no viene a pescar, especialmente aquellas personas que vienen de lejos. Si las expectativas no son buenas renuncian a sus cotos. Cuanta menos gente haya pescando, menos se va a pescar", argumenta.

El ribereño augura además que las perspectivas para lo que queda de temporada no son buenas. La pesca de salmón se cierra a finales del mes de julio pero en estos meses la previsión es que los ríos sigan bajando de caudal. Esto hará que suban menos salmones y que los que entren lo hagan más lentos, por lo caliente que estará el agua. Eso hace más difícil "engañarlos" y conseguir que terminen siendo capturados.

A pesar de este descenso de capturas, Ortega considera que no hay que ser alarmistas ni ver más allá de un factor puntual que ha motivado que bajen las capturas. En este sentido recordó el bajón que se registró hace tres años. Al siguiente sin embargo las capturas superaron todas las expectativas iniciales. "Harían falta dos o tres años para poder sacar conclusiones. Ahora es muy pronto", explica.

A estas alturas el coto de Ximonde sigue siendo el que más capturas ha dejado, ya que siete de los diez salmones pescados llevan su sello. Otros dos se sacaron del coto de Santeles, mientras que el coto de Pontevea ha estrenado su primer salmón.

Presa de Sinde

La nota negativa la vuelve a poner el coto de Sinde, en donde no se ha pescado por el momento ningún salmón. Cabe recordar que este coto fue puesto en el punto de mira el año pasado después del desprendimiento de una zona de su presa. Los pescadores alertaron en ese momento de que esa rotura de la presa haría que se dejasen de pescar salmones en el coto, aconsejando un arreglo de la zona caída. Sus peticiones, a pesar de ser entendidas por Medio Ambiente, todavía no han obtenido respuesta. El resultado es un solo salmón pescado en el último año y medio, muy lejos de los 21 que se pescaron allí hace tres años. Ortega reconoció que los pescadores siguen intentándolo allí, aunque el problema se mantiene.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


 
Enlaces recomendados: Premios Cine