El verano en el que huyeron las nubes

Este estío fue el más seco desde el año 2000, pues en las principales estaciones de la zona se recogieron entre 76 y 188 milímetros de precipitaciones

03.10.2016 | 02:16
Usuarios de la playa fluvial de Pozo de Boi, en Viltuxe, el pasado mes de agosto. // Bernabé/Javier Lalín

Más de uno recuerda que, en una de sus apariciones en el programa televisivo de Luar, el meteorólogo Santiago Pemán anunciaba un verano en el que se alternarían los días de sol con las jornadas de lluvia. Pero la realidad fue muy diferente, y sorprendió (para bien) tanto a expertos como a ciudadanos de a pie. El verano tardó en llegar, pero se instaló definitivamente en los hogares de las comarcas, con temperaturas de hasta 36 grados.

Dice el refrán que nunca llueve a gusto de todos. Pero ¿y si nunca llueve? Pues casi todos estarán a gusto. Fue lo que ocurrió durante el verano que acaba de terminar: en la estación meteorológica de Mouriscade, de los 91 días que duró el estío tan solo 5 registraron precipitaciones considerables. En total, en este complejo lalinense se recogieron 76,4 litros por metro cuadrado (l/m2), repartidos de forma muy desigual mes a mes: entre el 21 de junio y el 21 de julio cayeron 2,8, del 21 de julio al 21 de agosto, 4,2, y del 21 de agosto al 22 de septiembre, los 69,6 restantes, en forma de tormentas.

Se trata, sin lugar a dudas, del verano más seco en Lalín desde el año 2000. Con tan escasas precipitaciones solo se le acerca el verano de 2001 (que, por cierto, fue un año con abundantes aguaceros durante el invierno y la primavera), con 91,6 l/m2, o el de 2009, con 113,3. Por contra, los veranos más lluviosos en Lalín en lo que llevamos de siglo son el de 2014, con 244,4 milímetros de precipitaciones, y el de 2012, con 209. La ausencia de nubes también dejó un verano azul y demasiado seco para los cultivos en la estación de la Serra do Faro, que registra unas precipitaciones de sólo 45,3 l/m2, y en la de Pereira (Forcarei), una zona tradicionalmente muy lluviosa pero que en el estío que terminó días atrás constató 188,6 milímetros.

Las altas temperaturas incluso en las últimas jornadas del verano también fueron características de esta estación, con máximas de hasta 36,5 ºC, el 6 de septiembre en Mouriscade, el mismo día en que en la Serra do Faro los termómetros alcanzaron los 33,8. Fue una jornada especialmente calurosa también la del 18 de julio, con un valor máximo de 36 grados en Lalín y 32,3 en la estación rodeirense. Pero estos altos valores no lograron impedir que los termómetros se desplomasen a valores muy cercanos a los cero grados en las noches más frías. Ocurrió el 13 de julio, con tan solo 3,1 grados en Mouriscade, o el 18 de septiembre, ya a las puertas del otoño, con el termómetro marcando tan sólo 1,8 grados.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine