Montañas de contaminación

Arcodega denuncia la existencia de un "vertedero" en la planta de reciclaje situada en Castrelo, Forcarei, y alerta de los peligros que supone para el medio ambiente

19.08.2016 | 03:41
La planta denunciada por Arcodega como un verdero, en la parroquia de Castrelo. // Bernabé / Noelia Porta

Durante años, los vecinos de la parroquia forcaricense de Castrelo denunciaron el "estado de abandono" y el peligro que suponían los escombros despositados en la planta de reciclaje gestionada por la empresa pontevedresa Contenedores Norte Sur. A sus quejas se suma la voz de la Asociación Profesional de Recicladores de Residuos de Construcción y Demolición de Galicia (Arcodega), que alerta del peligro de la contaminación de las aguas, así como de las dimensiones que ha alcanzado la planta. El colectivo estima que, actualmente, alcanza "lo equivalente a dos o tres campos de fútbol".

La mano del hombre es capaz de alterar la naturaleza de forma inimaginable. El problema surge cuando la repercusión de la acción humana sobre el medio ambiente solo genera inconvenientes. Hace seis años, vecinos de la parroquia forcaricense de Castrelo denunciaron el "estado de abandono" de la planta de residuos radicada en el lugar de Murada. En 2013, volvían a repetirse las quejas por parte de un residente en la zona, que protestaba por "el hedor y el agua contaminada". Un espacio no exento de polémica que vuelve a saltar a la palestra tras la denuncia de la Asociación Profesional de Recicladores de Residuos de Construcción y Demolición de Galicia (Arcodega), que alertó durante esta semana de la "desidia" por parte de la administración y de "un estado de abandono total" de la antigua planta.

Según declararon desde el colectivo, "la zona entre Murada y Cotoaciveiro es un acopio de escombros de lo que en un principio fue una planta de reciclaje". Arcodega estimó que las dimensiones del lugar en el que se almacenan materiales de construcción "equivalen a dos o tres campos de fútbol". Además, hace especial hincapié en que entre esos residuos está "creciendo la vegetación" y alerta de los peligros que se derivan de lo que la asociación califica como un "auténtico vertedero".

Desde Arcodega aseguran que la existencia de estos "acopios de escombros" tiene "la capacidad de contaminar por lixiviación". El proceso lo explican fuentes del colectivo, apuntando que "es el paso de agua a través de los residuos que no han sido sometidos a tratamiento y separación para su reciclaje". La asociación hace mención a las denuncias de los vecinos sobre la planta y asegura que es "un gigantesco acopio de escombros, unos separados, otros sin tratamiento alguno, ocupando miles de metros cuadrados, sin ningún tipo de sistema de recogida de pluviales o efluentes potencialmente contaminantes que no sea una balsa interna sin sistemas de depuración que vierte al regato anexo por colmatación en período de lluvias, muy cerca del curso principal de agua, el río Lérez".

Añaden que es la empresa pontevedresa Contenedores Norte Sur la que posee esta "pequeña planta de reciclado de apoyo en Forcarei" pero asegura que su construcción fue un argumento "de convencimiento general del sector". En la actualidad, Arcodega considera la planta un caso "de acopios de muy larga duración" y tildan la situación en la que se encuentra la zona forcaricense como una "cuestión de carácter grave".

Las denuncias del colectivo se suman, así, a las pronunciadas por los vecinos en los últimos años. La asociación de carácter autonómico también calificó de "desidia" el estado actual de la "planta impulsada por el propio Concello". En su alerta sobre otros casos de "vertederos ilegales" también acusan de una "evidente falta de interés de la administración". Aunque Arcodega apunta que se ha dirigido a la Xunta de Galicia y al Seprona para dar a conocer la existencia de estos "vertederos", también asegura que "no todas las responsabilidades recaen en la administración autonómica". En sus declaraciones, Arcodega incide en que en "los gobiernos locales está el origen de esta problemática, con una inacción impropia que favorece la proliferación de vertederos".

Sus quejas también van dirigidas a otros "vertederos" de la comarca de Deza, como es el caso del que ellos sitúan en Campomarzo, Silleda, y acusan "pasividad municipal e ilegalidad operativa". Las denuncias de la asociación se suman a las que han sido proclamadas durante años por los vecinos de estos lugares que solo buscan combatir la contaminación mediante la preservación de la naturaleza.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine