Diversidad de acentos en Ventosa

La 27ª Festa do Emigrante reúne a centenares de vecinos exiliados con sus paisanos

07.08.2016 | 10:33
La romería se celebra en la Carballeira de Cudiseira y congrega a miles de personas. // Bernabé/Luismy

La 27ª Festa da Carballeira en honor a los emigrantes acogió en el día de ayer a unas 2.000 personas entre vecinos del entorno, familiares y amigos, así como diferentes autoridades. Durante la jornada contaron con las actuaciones de las charangas Viño Blanco y Ardores y también del grupo Azahara. Esta comida campestre congrega diferentes acentos de todo el país y, también, alguno extranjero. Todos disfrutan volviéndose a ver de nuevo después de pasar unas temporadas fuera de sus lugares de origen y comparten momentos de sus vivencias en las diferentes ciudades.

La parroquia agoladense de Ventosa celebró ayer su XXVII Festa do Emigrante. En torno a unas 2.000 personas se congregaron en la Carballeira de Cudiseira acompañadas por el buen tiempo. Esta romería surgió como motivo de una comida realizada por los vecinos de Ventosa para que estuvieran los emigrantes que venían de vacaciones en agosto y no podían disfrutar de las fiestas patronales, celebradas el 8 y 9 de septiembre en honor a la Virxe do Faro. A partir de entonces, esta fiesta ya es una tradición y atrae a gente de los alrededores de Ventosa, para disfrutar al aire libre de una comida en compañía de familiares y amigos. Durante esta jornada se cuentan anécdotas que suceden en las ciudades en las que viven, además de compartir aspectos de las diferentes culturas; se convierte en una jornada enriquecedora. A la cita acudieron diferentes autoridades como el alcalde de Agolada, Ramiro Varela, el conselleiro de Cultura, Educación e Ordenación Universitaria, Román Rodríguez y el senador y portavoz del PP de Lalín, José Crespo, entre otras.

El festejo corrió a cargo de las charangas Viño Blanco y Ardores, que tocaron en la mañana a partir de las 12.00 horas, con los pasacalles por las casas de Ventosa, hasta el comienzo de la comida, sobre las 15.00 horas. La tarde volvió a estar animada por estas agrupaciones y la verbena estuvo amenizada por el grupo Azahara. Hubo sardiñada gratuita y servicio de pulpo y de vino. En este encuentro se escuchan diversos acentos tanto de la Península, predominado el vasco, como de fuera. Cada año esperan que se anime más gente a acudir a esta reunión y disfrutar de la jornada compartiendo aventuras.

En el caso de Elba Fernández, con 16 años decidió marcharse para Bilbao en busca de trabajo. "Allí me pasé 40 años trabajando en una fábrica de guantes, mandilones y cosas de ésas". Actualmente, vuelve a vivir en la parroquia, aunque la familia que formó se quedó a vivir en el País Vasco. "Antiguamente marchábamos muchos jóvenes en busca de trabajo y nos perdimos la pista, por eso esta fiesta está bien para reencontrarnos de nuevo", comenta Fernández. Por otro lado, Jesús Hermida explica: "Fui emigrante por temporadas de 6 meses, estuve en Barcelona, donde trabajé en un almacén de comestibles durante tres temporadas, luego en Bilbao durante medio año estuve en una fábrica de sartenes y ollas. Esto normalmente era en el invierno, porque durante el verano volvía para aquí y ayudaba a mis padres en casa". Casi todos los años asiste a esta fiesta y considera que es una forma de reunirse los vecinos y verse todos de nuevo.

José Romero, residente en Porto do Son, es el primer año que acude a esta fiesta invitado por unos amigos. Este aventurero se marchó para Inglaterra con 22 años con un contrato para trabajar en un restaurante. Empezó como ayudante, ascendió a cocinero para acabar siendo jefe de cocina. Sin embargo, ésta no fue la única aventura. Años antes se fue a San Sebastián para trabajar de marinero. Llegó aquí en el año 1984 para terminar trabajando de forestal en la Xunta. "Mis trabajos se resumen en que empecé de labrador, estuve de marinero, trabajé 12 años de cocinero, volví para trabajar en una residencia de cocinero también y acabé siendo funcionario, trabajando de forestal para la Xunta", explica. Por último, José Hermida decidió cruzar el charco para asentarse en Venezuela: "Pasé 34 años allí trabajando en un restaurante francés", comenta. Es natural de Ventosa, pero actualmente reside en las Islas Canarias, es divorciado y tiene una hija que vive Tenerife. Emprendió el viaje con 17 años en busca de trabajo que logró a través de un amigo, puesto que cuando se fue aún era menor de edad y las dificultades para que te contrataran eran mayores. Normalmente regresa dos veces al año para ver el lugar que le vio crecer, pero casi nunca le coincidió con esta fiesta, por eso es la tercera edición a la que asiste.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine