La restricción se mantendrá hasta el martes

La Diputación mantiene el cierre del vial que une Liñares y Valboa para "garantizar la seguridad"

El Concello había anunciado la reapertura para ayer, aunque con las limitaciones de obra - López asegura que la previsión respondía al contacto con la empresa - Dice que la Diputación no tuvo "la cortesía" de informarlo

24.03.2016 | 03:01
El nuevo puente amplía sensiblemente las dimensiones de la estructura anterior. // Bernabé/Víctor Espiño

El Concello de A Estrada y la Diputación de Pontevedra han protagonizado en las últimas horas cierto desencuentro en relación a las previsiones de apertura al tráfico, en el tramo Riobó-Oca, del vial provincial que une las localidades estradenses de Liñares y Valboa. Cabe recordar que la circulación se encuentra interrumpida desde hace semanas a causa de la construcción de un nuevo puente sobre el río Bo. De este modo, mientras desde el ayuntamiento se anunció la reapertura para la jornada de ayer, la institución provincial emitió un comunicado anunciando el mantenimiento del cierre hasta el martes, 29 de marzo.

La Diputación trasladó que su decisión de mantener el cierre de este tramo responde a su pretensión de "garantizar la seguridad viaria". Desde la administración provincial se apunta que la empresa Narom apuró los trabajos en los últimos días "pero debe retirar todavía los postes de telefonía y luz, rematar la última capa de rodadura y pintar la señalización horizontal, todavía dentro del plazo autorizado por la institución provincial". Se añade que, ante esta situación, se mantendrá la señalización de obras y la restricción del tráfico colocado para advertir a los vehículos de la imposibilidad de acceso.

En el plazo inicialmente estimado para este cierre circulatorio también difirieron en su día Concello y Diputación. Mientras desde el ente local se apuntaba a una interrupción del tránsito por Riobó por espacio de unas dos semanas, el organismo provincial fijó el cierre en un mes, plazo que justamente se cumple el próximo martes, dado que la carretera se cortó el pasado 29 de febrero.

Fuentes de la institución provincial señalan que desde esa fecha la firma adjudicataria retiró el firme antiguo y demolió la baranda de piedra existente. Colocó después losas de hormigón armado de nueve metros de largo por 2,4 de ancho, hasta completar los 31,20 metros de longitud que ahora medirá el nuevo puente. Ejecutó después un muro de mampostería e instaló 62,40 metros de barandilla de acero de 1,08 metros de altura, un elemento que servirá de protección a ambos lados del puente. A ella se añadirá una barrera de seguridad para proteger a los peatones del tráfico de vehículos.

Pese a la firmeza en el anuncio de la Diputación de Pontevedra, a primera hora de la tarde de ayer, el jefe del ejecutivo estradense, José López Campos, no tenía noticias al respecto. Continuaba confiando el regidor en que el puente se abriría al tráfico, aunque con las restricciones propias de una vía que continúa en obras, en la tarde de ayer. Incidió el mandatario local en que esta era, al menos, la información que el Concello manejaba derivada de los contactos mantenidos, apuntó, con la empresa.

En todo caso, el alcalde de A Estrada consideró que, si la Diputación tenía la previsión de mantener el puente cerrado hasta el próximo martes, "podría haber tenido la cortesía" de comunicárselo al ayuntamiento.

López Campos hizo hincapié en que visita esta obra con elevada frecuencia, habida cuenta de que esta es una de las vías provinciales con mayor tráfico en el municipio, ya que permite unir las carreteras N-640 y N-541 a su paso por A Estrada, además de comunicar algunas de las parroquias estradenses más pobladas y acceder al Pazo de Oca, uno de los principales reclamos turísticos del término municipal. Incidió en que se le comunicó que en Semana Santa el tránsito quedaría restablecido y que las previsiones que se le hicieron llegar apuntaron al miércoles.

Observó José López "poca lealtad institucional" por parte de la Diputación en este asunto. Consideró que el mantenimiento del cierre responde a "decisiones unilaterales" ante una obra que cofinancia el Concello. "Que asuman ellos las responsabilidades", apuntó el munícipe, que consideró que la decisión provincial se toma "desde el despacho, si bajar a la obra".

Las obras de mejora de la carretera Callobre-Ponteledesma en el tramo Riobó-Oca dan continuidad a las realizadas en una etapa anterior entre Liñares y Riobó. Esta segunda fase arranco el pasado 11 de enero y la Diputación prevé su conclusión en el mes de junio. Tienen un presupuesto de adjudicación de 561.712 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine