Un Clamor que logró la bendición de las lluvias

La imagen de la Virgen regresa a Vilariño seis semanas después de la peregrinación a Bermés

05.10.2015 | 04:02
Otra imagen, tapada, acompaña a la Virgen en un tramo de la procesión. // Bernabé/Gutier

Casualidad o no, el 23 de agosto los cielos dezanos se cubrieron de nubes, y ayer se produjo el primer temporal de otoño. Ambas jornadas estuvieron precedidas de calor intenso y una sequía que hacía peligrar las cosechas. Por eso, hace seis semanas los vecinos de Vilariño, en Agolada, y de Bermés, en Lalín, recuperaron una tradición aparcada durante 25 años, el Clamor, y que consiste en una peregrinación de la Virgen de la primera parroquia hasta la iglesia de la segunda para que la intercesión de la santa y de su imagen hermana de Bermés logre precipitaciones.

Durante los últimos cinco domingos hubo oficios en Bermés, y ayer tocaba realizar el camino de vuelta, cubriendo a pie los 14 kilómetros de distancia que separan las dos localidades. Las intensas lluvias y las rachas de viento que asolaron la comarca durante la mañana de ayer no concedieron una tregua ni durante la misa que ofició Arsenio Galego -párroco de Vilariño- en el templo de Bermés ni en la procesión posterior. Al término de la eucaristía, la imagen de la Virgen de Vilariño salió a hombros, acompañada por la de Bermés y por otros dos santos de la iglesia. Fuera esperaban los fieles de Agolada que se habían desplazado en tres autobuses y que plantaron cara y devoción al mal tiempo.

Tras las correspondientes venias entre las imágenes, la procesión arrancó minutos antes de las 10.00 horas de la mañana y siguió exactamente el mismo recorrido que el realizado el 23 de agosto. Pero esta vez, y a petición de decenas de vecinos, hubo paradas diferentes en la que los fieles sacaron imágenes de los templos que se acercaban a saludar a la Virgen, a la que se cubrió con un plástico para evitar que se dañase con la lluvia. A modo de anécdota, fue la única vez que hubo que tapar la imagen, pues recordemos que estas procesiones se realizaban en sequías prolongadas,

De esta forma la comitiva, cada vez más numerosa, fue haciendo paradas en Palmou, Erbo, Cancelas, Cadrón y Ponte Vilariño, donde los vecinos aguardaban a la santa con una talla de San Roque, que también es patrón de la parroquia. Por todos los lugares por donde transcurrió la procesión -siempre con la santa a hombros y turnándose entre los fieles para llevarla- se fueron sumando devotos hasta llegar a varios cientos. Una vez llegados a la iglesia agoladense, fue el párroco de Bermés, José Ramón Pena, quien oficio la eucaristía solemne. El templo se quedó pequeño para dar las gracias a la virgen por su intercesión a la hora de lograr unas lluvias que salvaron, aunque solo fuese en parte, las cosechas de este verano.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine