Suscriptor

El convento dúplice de Ansemil

Es uno de los ejemplos de monasterios mixtos, por albergar a hombres y mujeres, que proliferaron durante la Alta Edad Media

04.10.2015 | 03:22
Iglesia y capilla de Ansemil. // Perfecto Pereiro
Iglesia y capilla de Ansemil. // Perfecto Pereiro

En el corazón de Galicia, en tierras bañadas por el Deza, a lo largo de la Edad Media, el monacato tuvo una gran presencia. De hecho, en la misma zona convivieron tres monasterios próximos entre sí: San Lorenzo de Carboeiro, habitado por monjes benedictinos; San Salvador de Camanzo, convertido en convento femenino; y San Pedro de Ansemil, el más original de todos, que fue un convento mixto. Al conjunto de instituciones religiosas que incluyen formas de vida solitaria, como las de los anacoretas y eremitas, y formas de vida comunitaria, como la de los conventos, regidas por una regla común, se le denomina monacato.

Esta forma de vida cristiana, que busca un nuevo camino hacia la santidad, aparece a fines del siglo III...

Hazte suscriptor

Para continuar leyendo... suscríbete Suscríbete si aún no eres suscriptor

O utiliza un bono de los todavía que tienes pendientes aquí
0.5 euros
3.99 euros
Consulta otros tipos de suscripción »
Teléfono de atención al cliente: 902 767 117 Correo electrónico Preguntas Frecuentes
Enlaces recomendados: Oscars | Premios Goya
Otras webs del Grupo Editorial Prensa Ibérica
Faro de Vigo