La última 'pulpeira' de Rellas

La muerte de Esperanza López marca el punto y aparte de una saga que iniciaron sus abuelos y que sigue su hijo

10.04.2014 | 09:26
Tanis Costoyas, entre platos de madera de su pulpería. // Bernabé/Luismy

Estanislao Costoyas, Tanis, ha mamado la profesión de pulpeiro. Lo fueron sus bisabuelos, sus abuelos y sus padres y aún recuerda cuando, siendo niño, se quedó dormido al pie de un roble mientras esperaba que sus progenitores rematasen de servir en la feria de la Ascensión. Su madre falleció el pasado 27 de marzo a los 94 años y con ella se despide una época.

La tradición de las "pulpeiras de Rellas", como se las conocía -aunque luego se trasladaron a la vecina parroquia de Chapa- se despidió, de algún modo, el pasado 27 de marzo con la muerte Esperanza López Lourido, a los 94 años. Trabajó hasta los 65, yendo por los mercados de la zona y, ya retirada, tras más de medio siglo de vida laboral, aún tenía el ansia de preguntar "qué tal había ido la feria ese día" cuando su hijo Estanislao Costoyas (Tanis), su relevo, volvía de la faena. En la Taberna Tanis, situada en Chapa, al pie de la Nacional 525, su descendiente recuerda la enorme vocación de su madre.

"Eran trece hermanos e iban todos con el pulpo" a las ferias, apunta Tanis, la cuarta generación. "Antes era todo mucho más difícil. Empezaban temprano y acababan muy tarde" de servir en las ferias. "Me acuerdo que en la Ascensión -en Santiago- me pusieron al pie de un roble, con mi otro hermano, para que durmiésemos", mientras su madre y su padre, Luis Costoyas Porto, acababan de recoger. Servir el pulpo en las ferias era antaño casi una odisea. "Lo traían en el Celta -una empresa de transportes de autobús- desde Santa Uxía de Ribeira hasta Santiago, y de allí, en el Castromil hasta Silleda".

Obtenida la materia prima, "siempre fresca", los moluscos "se mazaban en las cunetas de las carreteras; se ponía un saco por debajo y listo". Así preparaban los ejemplares, que entonces no se ofrecían por ración. "Antes se vendía mucho la pieza entera, regateaban". Una vez acordado el precio, se cortaba para servir. Costoyas recuerda que los pulpos se cocían en calderos de cobre, que transportaban, junto con las mesas, los platos, la comida e incluso la leña, también en autobús. Entre las peculiaridades, apunta también que "antiguamente se ponían a secar las piezas en unos alambres" de un cobertizo de la casa, y las que se estropeaban por tardanza en el consumo "las tiraba en la cuadra".

Eran otros tiempos, que Tanis recuerda con cariño, pese a lo "sacrificado" de la profesión, que se remonta a sus bisabuelos, procedentes de Arcos, en el municipio ourensano de O Carballiño. "Mi abuelo andaba con una mula y se dedicaba a comprar trigo -rememora-, la abuela iba a las ferias" con el pulpo. Hoy él sigue la tradición. También continúa sirviendo en los mercados de la zona y atiende, los fines de semana, la pulpería que abrió hace 31 años en Chapa.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


 
Enlaces recomendados: Premios Cine