Las celebraciones se aprietan el bolsillo

El coste medio de las comuniones se reduce hasta los 1.700 euros, un 29% menos que antes de la crisis

12.05.2013 | 10:19
Trajes de primera comunión en un escaparate del centro de Lalín. // Bernabé/Javier Lalín
Trajes de primera comunión en un escaparate del centro de Lalín. // Bernabé/Javier Lalín

Desde este mes y hasta casi entrado el otoño, no pasará un fin de semana en la comarca sin que se celebre una boda, bautizo o comunión. Más allá de su carácter religioso y de tratarse de una jornada para disfrutar en familia y con los amigos, estas ceremonias suelen ser el principal desembolso económico de las familias. Sin embargo, con el revés económico, éstas han tenido que reajustarse el presupuesto, mientras que restaurantes y servicios de fotografía, vista la competencia, o bien ofrecen más servicios por el mismo precio o bien optan por rebajar sus tarifas.
JOSÉ CRIADO - Rector del santuario de O Corpiño

En 2007 y con la sombra de la crisis todavía por llegar, el coste medio de la Primera Comunión era de 2.484 euros, según un estudio de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes (FUCI). Hoy en día, seis años después y con el bache económico haciendo mella en todas partes, el coste de esta ceremonia se contrajo un 29% y se queda en los 1.768. Por comunidades, la gallega se encuentra en un nivel intermedio, con un gasto de 1.659 euros para festejar este sacramento religioso, mientras que Madrid lidera la lista con 2.527 y Canarias es la autonomía más barata, con 1.026.

Pese a la crisis, todavía continúa vigente la gran diferencia de gasto según la comunión sea de niño o niña. Para ellas, el desembolso es mucho mayor. Los datos de FUCI indican que el gasto en las jóvenes, entre el vestido, los complementos y el peinado, se sitúa en 229 euros. A decir verdad, en la comarca dezana la cifra va mucho más allá. Cualquier escaparate de novias o de ropa infantil muestra vestidos de niña superiores a 600 euros, a los que hay qye sumar otros 16 tanto de los guantes como el rosario, además de los 20 que puede costar el bolso a juego. Una de las firmas más veteranas en celebraciones religiosas es Nereida Novias, con local en Lalín desde hace 16 años. Su encargada, Inés Sa, explica que el precio de los trajes de niña "se mueve en un abanico entre los 400 y los 800 euros", mientras que para los chicos suele variar entre los 200 y los 350, "dependiendo de si el niño quiere ir vestido de calle (como un novio) o de almirante". Por norma, este tipo de establecimientos no alquilan los vestidos de Comunión, pero sí arreglan el traje de alguna hermana mayor o familiar para que la pequeña pueda aprovecharlo en tan importante día.

Desde la FUCI, además de recomendar la reutilización del vestido de comunión como medida de ahorro, también se aconseja que se escojan prendas -como las camisas y los zapatos, en el caso del niño- que puedan seguir utilizándose en el día a día después de la ceremonia. También pueden recortarse gastos a la hora de escoger el regalo que se entregará a los asistentes al banquete, como recuerdo de la jornada. No solo para Primeras Comuniones, sino incluso para bautizos y bodas, ya es posible encontrar diferentes detalles al precio de un euro.

Al trío más importante de ceremonias religiosas se suma, en los últimos años, la Confirmación. Hace décadas este sacramento ni siquiera contaba con un banquete familiar, pero en los últimos tiempos va cobrando relevancia, aunque no tiene, ni de lejos, el mismo desembolso que una comunión. Por eso, cada vez es más frecuente que las jóvenes decidan lucir ese día "con un vestido de fiesta, mientras que los chicos ya suelen acudir de traje", explican desde la tienda Nereida.

Menos invitados

El banquete, sea de comuniones, bodas o bautizos, es el apartado con mayor gasto económico. A nivel español, el precio medio del cubierto se sitúa entre los 30 y los 50 euros por comensal. Desde los restaurantes se ha optado por ofrecer menús más ajustados al presupuesto y, sin lugar a dudas, también se cuenta con un menú infantil para los amigos del niño que celebra su Primera Comunión. Los locales de la comarca notan, en general, un descenso de las reservas no tanto porque aumentasen las celebraciones en casa sino por la tremenda caída de la natalidad. El Pazo de Bendoiro -que precisamente ayer celebraba una comunión- confirma que sí se nota una bajada en las reservas en comparación con años anteriores.

Dado que los menús apenas han variado desde el inicio de la crisis, lo que suele hacer el cliente es pedir aquellos más asequibles, de forma que alimentos como la cigala "tuvieron un gran descenso en las comuniones del año pasado", apuntan desde el restaurante Casa Sánchez, de Rodeiro. Este local acoge hasta finales de temporada 16 comuniones y muestra un cierto repunte desde el año pasado. Confirma, además, que se redujo de forma drástica el número de comensales, "puesto que si en épocas anteriores la media de invitados era de 90 personas, hoy suele rondar los 30", indican. Así que si hace una década las ceremonias religiosas eran sinónimo de comida multitudinaria, ahora se restringen ahora a los familiares y amigos más íntimos. Precisamente, para un banquete de 30 personas sería necesario un desembolso de 1.200 euros, según los cálculos de la Federación de Usuarios y Consumidores Independientes.

A este respecto, la FUCI recomienda reservar el restaurante con la suficiente antelación y solicitar a éste un presupuesto y contrato por escrito, en el que aparezca el menú detallado.

Noticias relacionadas

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


 
Enlaces recomendados: Premios Cine