El PSOE exige el relevo de Da Torre para salvar el pacto, pero el BNG cierra filas con su concejal

Los socialistas sostienen que su socio votó sin consultárselo a su propio partido y que lo acordó antes con el PP - Los nacionalistas refrendan que su edil apoyase a los vecinos de Lamela y defienden su "autonomía" para decidir

14.03.2013 | 07:37
Da Torre se dirige a Cuiña a la salida del pleno el pasado lunes, con Pena atrás. // Bernabé/Javier Lalín
Da Torre se dirige a Cuiña a la salida del pleno el pasado lunes, con Pena atrás. // Bernabé/Javier Lalín

Las posturas entre el PSOE y el BNG de Silleda, socios en el gobierno local, semejan cada vez más irreconciliables a medida que transcurren las horas. El voto del edil nacionalista Matías Rodríguez da Torre, en contra de la aprobación del convenio con el Ministerio de Fomento para el arreglo del vial de acceso a la autopista AP-53 en Lamela ha abierto una brecha difícil de volver a unir en el seno del ejecutivo. La ruptura del pacto parece cuestión de días.

El PSOE marcó los plazos en la reunión de la comisión de seguimiento del pacto celebrada en la tarde del pasado martes: El próximo lunes, la formación nacionalista deberá comunicarle si acepta su propuesta de continuar en el gobierno, pero sin Da Torre como representante. De lo contrario, no habrá negociación posible y el equipo socialista gobernará en solitario, con sus seis ediles. El grupo de Paula Fernández Pena convocó a sus afiliados a una asamblea, mañana a las 21.00 horas en la Casa da Cultura para trasladarle el contenido de la reunión de dicha comisión, y someter a votación la decisión tomada por la ejecutiva local de condicionar la continuidad del acuerdo de gobierno "siempre y cuando Matías Rodríguez no continúe como representante municipal del frente nacionalista", insiste el comunicado enviado ayer a los medios por el grupo socialista.

El equipo de Fernández Pena justifica esta decisión en el hecho de que "Da Torre, y no el BNG, fue quien rompió el pacto de gobierno, entendiendo que el edil adoptó la decisión de votar en contra del grupo de gobierno, con lo que eso podría suponer, sin consulta previa con su organización, a la que eximimos de cualquier responsabilidad al respecto", reza el escrito. El PSOE entiende que el edil incumplió el primer principio del pacto, que recoge que el ejecutivo deberá actuar "con cohesión, lealtad y apoyo mutuo", y recuerda que el acuerdo sellado en julio de 2011 incluye, a petición del BNG, que el gobierno trabajará "codo con codo para sacar adelante las infraestructuras y los servicios (...) por lo que la mala utilización o interpretación fraudulenta del acuerdo podrá ser motivo de irregularidad manifiesta y quiebra de la gobernabilidad", cuestiones que, entiende, desobedeció Da Torre.

Los socialistas insisten en que la "falta de lealtad" impidió "sacar adelante una infraestructura históricamente solicitada", lo que entienden como razón "más que suficiente" para afirmar que "el pacto lo rompió él".

Los socialistas recuerdan que Da Torre les comunicó "por escrito su conformidad no solo con el convenio con Fomento, sino también con la celebración del pleno, tras ser consultado por la alcaldesa", y que, en todo caso, dispuso de seis días para comunicar su cambio de opinión "pudiendo incluso advertirnos algo cuando los vecinos muestran por primera vez su rechazo al traspaso de la propiedad", pero le recriminan que no lo hiciese y aguardase a "veinticinco minutos antes del pleno" para llamar al edil Manuel Cuiña por teléfono y "exigir" que el asunto quedase sobre la mesa. Antes de la sesión plenaria, ambos grupos se reunieron en la Alcaldía, y el nacionalista fue advertido d ella "imposibilidad de modificar el convenio". Con todo, Da Torre manifestó que su postura era "inamovible" y que solicitaba la convocatoria de una comisión de vecinos y políticos para negociar con Fomento la modificación del acuerdo. "Sorprendentemente, este fue, exactamente, el mismo argumento que que esgrimió minutos después el PP en el pleno, lo que nos lleva a entender que Matías Da Torre acordó su propuesta con el PP".

Otro de los motivos que esgrimen para romper relaciones es el hecho de que su socio "tirase por tierra meses de trabajo de sus compañeros de gobierno imponiendo su posición".

Sin garantías

Ambas partes parecen condenadas a no entenderse. Da Torre no volvió a pasar por el Concello desde el pleno del lunes. Y en la comisión de seguimiento del pacto celebrada el martes, reconoció, a preguntas de los socialistas, que "con él en el gobierno, no existían garantías de que no se produjesen más discrepancias", asegura el PSOE, molesto porque haya calificado de "anécdota" la el voto en contra. "Si alguien entiende que desmarcase de una votación acordada es una anécdota, no es merecedor de formar parte de un gobierno (...) No sirve de nada tener un socio de gobierno que imponga sus criterios y vote sin contar con nosotros", sentencian.

Por su parte, el concejal nacionalista declinó ayer hacer valoraciones -sí se pronunció, al contrario que el PSOE, en la tarde del martes, tras la reunión entre ambos grupos-. Por su parte, la responsable de organización del BNG, Tania Cornado, admite que "no me gustó" que se hiciesen públicos los desencuentros entre ambos. "Son cosas que deben resolver internamente", dice.

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


 
Enlaces recomendados: Premios Cine