El pósito de A Illa pide que se endurezcan las multas para los "furtivos de bañador"

Las mariscadoras no dan abasto este verano para frenar la esquilmación de marisco a la que están sometidas sus playas -Ayer volvieron a registrarse nuevos incidentes

16.07.2017 | 05:57
La playa de O Bao es una de las que registra mayores problemas con los furtivos de bañador. // Iñaki Abella

El "furtivismo de bañador" se está convirtiendo en un problema muy serio para el futuro de las mariscadoras de A Illa que ven como la producción que llevan meses cultivando puede desaparecer en tan solo una jornada de playa. Por este motivo, esperan reunirse con la titular de la Consellería do Mar, Rosa Quintana, para buscar la fórmula de endurecer las sanciones, ya que gran parte de los bañistas sorprendidos esquilmando las bancos marisqueros, acostumbran a ser reincidentes.

La presidenta de la Organización de Productores de A Illa (OPP-20), Maricarmen Dios, apuntaba ayer que "algo está fallando, porque el 90% de las personas que sorprendemos saben perfectamente que no pueden extraer marisco, pero les da igual, es más, todavía nos insultan y nos dicen cosas como que el mar es de todos". Muchos de ellos también son reincidentes "pero debe compensarles pagar la multa, por eso creemos que se deben endurecer las penas que se están aplicando, porque es evidente que no dan ningún tipo de resultado". Ese endurecimiento de penas también se extiende a los furtivos comunes, ya que "tenemos constancia de varios casos en los que impusieron multas de hasta 60.000 euros, y lo siguen haciéndo".

Todas estas situaciones hacen que desde el pósito insten a la Consellería a buscar soluciones o las mariscadoras se van a encontrar con un invierno "verdaderamente nefasto, ya que no nos va a quedar marisco para extraer".

Una de las cuestiones que más ha sorprendido a las mariscadoras este año es que hay bañistas que, incluso, "se atreven a ponerse a mariscar delante de nuestras propias narices, cuando nosotras estamos trabajando, algo que no ocurría hasta ahora". Dios advierte de que "ya estamos hartas de lo que ocurre y todavía estamos a mitad de julio, con las playas absolutamente llenas y doblando turnos de vigilancia".

Cada jornada, unas 70 mariscadoras de A Illa se organizan en grupos de tres para recorrer aquellos arenales más conflictivos, y es extraño que ninguno de esos grupos no se encuentre con algún problema. En lugares como la Parede de O Bao, una playa de Bandera Azul a la que acuden cientos de bañistas cada día, hay tres grupos todos los días controlando el arenal "pero los problemas son constantes".

Las mujeres, cuando localizan a un furtivo de bañador, recurren a los vigilantes con los que cuentan, para que se persone en el lugar y confisque el marisco, que "guardan en los lugares más inauditos, desde bolsas enterradas debajo de la toalla hasta el propio bañador". El propio vigilante, tras identificar a los infractores, será el que expide la correspondiente multa que será tramitada por la cofradía ante la Consellería do Mar.

Dios Castro explica que "los vigilantes están sometidos a una actividad frenética, ya que trabajan en turnos de tan solo tres personas; dos de ellas se encargan de controlar las playas más abrigadas o de acudir a la llamada de las mariscadoras, mientras un tercero está, sobre todo en fin de semana, vigilando que se cumplan las normas de Areoso, por lo que no dan abasto con tanta llamada y están literalmente desbordados".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine