Infraestructuras contrata el reasfaltado de cinco carreteras de O Salnés y Ullán

Entre las beneficiarias se encuentran la vía rápida que comunica la Autovía do Salnés con la rotonda de Vilariño, y la antigua comarcal que va de Pontecesures a Cambados

07.05.2017 | 04:55
Reasfaltado realizado en la PO-548 hace tres años. // Iñaki Abella

La Xunta de Galicia prevé el arreglo del pavimento en cinco de las carreteras autonómicas de O Salnés y Ullán con mayor tráfico. Se trata del tramo de vía rápida que comunica la Autovía do Salnés con la rotonda de Vilariño; varios tramos de la antigua carretera comarcal que va de Pontecesures a Cambados y A Lanzada; la que une Saiar con Vilagarcía a través del monte de O Pousadoiro; y la que va de Mosteiro a Cambados, y que discurre por Pontearnelas, Oubiña y Vilariño, entre otros lugares.

El proyecto salió a licitación a finales del pasado mes de marzo, por lo que en breve tendría que procederse a una propuesta de adjudicación. Si la empresa que gane el concurso empezase las obras en junio, es probable que en algunos tramos la maquinaria todavía estuviese en la carretera en pleno verano, puesto que el plazo de ejecución previsto en el contrato es de tres meses.

El presupuesto de licitación ronda los 650.000 euros, con el IVA incluido, y el grueso de los trabajos consiste en fresar el pavimento que esté en mal estado y reponerlo por uno nuevo. También se volverá a pintar la señalización horizontal. El proyecto incluye igualmente el repintado de las marcas viales en varias carreteras colindantes con aquellas en las que se va actuar, como son la PO-528 (que enlaza la rotonda de Fontecarmoa del Vial del Puerto con el acceso a la vía rápida en Renza), la PO-529 (que es el acceso a la vía rápida Vilagarcía-Cambados desde O Rial), la PO-301 (de Cornazo a Pontearnelas), la PO-214 (que va de Pontecesures en dirección a A Estrada), la PO-317 (de A Lanzada a San Vicente), y la PO-233 (que se encuentra en el municipio de Cerdedo-Cotobade).

Los trabajos afectarán al tráfico, pero en ningún momento se cortará la circulación, pues la previsión de la Xunta de Galicia es que se pueda actuar por carriles, de modo que los vehículos puedan dirigirse de forma alterna por el que queda libre en cada momento.

En cualquier caso, sí es seguro que las obras originarán algunas retenciones si no terminan antes de la segunda quincena de julio o del mes de agosto, puesto que en varios casos afectan a vías con un tráfico muy elevado en verano, como son el enlace de Cambados de la Autovía do Salnés o la antigua comarcal Pontecesures-Cambados (hoy dividida en varios tramos, como la PO-548 y la PO-549).

La circulación podría ser complicada también a determinadas horas punta del día, puesto que los trabajos se realizarán exclusivamente en horario diurno.

10.000 vehículos

Los trabajos los contrata la Axencia Galega de Infraestructuras, cuyo director, Francisco Menéndez, estuvo el viernes en O Salnés para presentar una senda ciclista y peatonal que se va a hacer entre los polígonos industriales de Cambados y Ribadumia.

Los técnicos de Infraestructuras detectaron algunas zonas en las que el pavimento presenta deficiencias, fundamentalmente grietas, de ahí que se propusiese la redacción de este proyecto.

La rehabilitación superficial del firme y el pintado de la nueva señalización afectará a nueve municipios de O Salnés y Ullán: Ribadumia, Cambados, Meis, Caldas, Vilagarcía, Pontecesures, Valga, Catoira y Vilanova.

Entre las carreteras en las que se va a actuar, las que tienen mayor tráfico son el enlace de la vía rápida hacia la Autovía do Salnés y la PO-549, que va de Vilagarcía a Cambados. La primera de ellas tiene una intensidad media diaria de más de 10.500 vehículos, que llegan a rondar los 16.000 en el mes de agosto.

En lo que atañe a la PO-549, la intensidad media diaria ronda los 9.000 automóviles, pero en pleno verano se superan los 12.500 diarios. La cifra es mucho más modesta en las otras carreteras en las que se va a actuar.

En cuanto a las inversiones previstas, el proyecto publicado por la Axencia Galega de Infraestructuras prevé un gasto de unos 82.000 euros en la vía rápida, de unos 110.000 en la PO-548, de casi 140.000 en la PO-549, y de unos 55.000 en el vial de O Pousadoiro.

El periodo de duración de los trabajos -entre fresado, asfaltado y pintado de las marcas- es variable, y va desde las dos o tres semanas que se espera que haya maquinaria en la PO-300 (Mosteiro-Cambados) o en la vía rápida, o las ocho de la PO-549 (Vilagarcía-Cambados). El plazo de ejecución estimado para la PO-548 (Pontecesures-Vilagarcía) se sitúa entre los dos meses y medio y las siete semanas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

GALICIA EN VINOS

Galicia en Vinos

Todos los vinos de Galicia

Consulta aquí todos los vinos de las cinco denominaciones de origen de Galicia


Calendario laboral y escolar 2017/2018

Calendario laboral 2018 en Galicia

Calendario Laboral 2018 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2017/2018 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine