17 de septiembre de 2016
17.09.2016

El avión que solo surca el cielo de Meis

El vuelo pirotécnico simboliza el colofón de las fiestas de San Vicente de Nogueira

17.09.2016 | 04:55
Fernando Güimil y Francisco Radío, miembros de la comisión, muestran la estructura que hoy iluminará el cielo de la parroquia. // Noé Parga

Si algo hay que hace único y exclusivo a las fiestas de la Virgen de los Dolores en San Vicente de Nogueira es precisamente su acto de clausura. El vuelo de ida y vuelta del avión pirotécnico es, año tras año, un atractivo exclusivo de la fiesta de la parroquia del Concello de Meis. Resulta complicado localizar sus inicios en el tiempo. Ni siquiera los más viejos del lugar recuerdan su génesis, pero la tradición se ha convertido en un valor incontestable de la jornada de hoy. Kilos de pólvora que atronarán a partir de la 1.30 horas de la madrugada y que supondrán el colofón a estas fiestas.

Las fiestas en honor a la Virgen de los Dolores en Meis celebran hoy su día grande. Los vecinos de la parroquia de San Vicente de Nogueira disfrutarán hoy de una jornada cargada de actos y para la cual llevan trabajando desde hace varios meses una comisión presidida por Adolfo Güimil.

Analizando los pormenores del programa existe un factor diferencial que hace de esta festividad un evento único y curiosamente es su epílogo. Un fin de jornada original y único que se mantiene generación tras generación y que termina cada año por convertirse en un atractivo que cuenta cada vez con más seguimiento.

Se trata del avión más pirotécnico de cuantos se conocen. Un vuelo sin motor, pero con mucho lucerío que se convierte en el fin de fiesta de cada edición. Ni siquiera el propio Adolfo, a sus 62 años, se atreve a situar el inicio de esta tradición. Señala al respecto que "es imposible saber cuando se empezó con el avión. Cuando yo era un niño ya era un evento seguido por muchísima gente".

Donde sí se ha hecho notar el efecto del paso del tiempo es el procedimiento de lanzado del objeto volante. Con una dimensión de 1,50 de largo y prácticamente igual de ancho, la estructura cargada de pólvora antes era arrastrada por un cordel para subirla de vuelta a su posición inicial. Sin embargo ahora es el propio avión el que recorre por sí solo los 300 metros de alambre que lo sujeta entre la ida y el regreso.

Es alrededor de la 1,30 horas de la madrugada, y tras la celebración de la verbena popular, cuando llega el momento del lanzamiento pirotécnico. La expectación en el campo de la fiesta de la parroquia de San Vicente de Nogueira alcanza su punto máximo. Niños y mayores avistan desde la distancia el paso aéreo de la estructura hasta su llegada al punto donde se prende toda la pólvora que contiene. Son aproximadamente diez minutos de estruendo y luminosidad que recrea la vista de los centenares de personas que acuden anualmente a la cita.

Tras descargar toda su pólvora la estructura elaborada durante semanas por los miembros de la comisión de fiestas emprende su camino de regreso hasta el punto de partida en medio de la ovación popular. A su llegada se da por concluida la fiesta a la espera nuevamente de doce meses para el próximo lanzamiento. Un colofón de luces y detonaciones controladas que convierten a la fiesta de San Vicente de Nogueira en algo con sello propio y motivo de orgullo para sus vecinos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine