Un San Roque de Interés Turístico Nacional

Vilagarcía cierra sus fiestas con una Batalla de Flores multitudinaria que homenajea al bosque

El Concello da un impulso al desfile de carrozas con más composiciones y una mejoría estética -La marcha pone el broche a una semana que tuvo en el Combate Naval otro de sus momentos álgidos de este año

22.08.2016 | 08:29
Vilagarcía cierra sus fiestas con una Batalla de Flores multitudinaria. // Noé Parga

Vilagarcía culminó ayer su semana grande de las fiestas, iniciadas el martes con la multitudinaria Festa da Auga, y finalizada cinco días después con el más tranquilo y familiar desfile de carrozas. Entre medias, en la medianoche del sábado para el domingo tuvo lugar el Combate Naval, que en esta edición incorporó como novedad el acompañamiento musical. Un ingrediente especial para el 150 aniversario de uno de los mejores espectáculos pirotécnicos de Galicia.

También hubo novedades en la Batalla de Flores -como también se conoce el desfile-, en la que participaron un total de nueve carrozas y seis colectivos. El evento se convirtió en un alegato a favor de la naturaleza y la fantasía, al ser el bosque y sus habitantes la temática de la marcha. Así, flores, animales y personajes de leyenda gigantes fueron algunos de los protagonistas de una marcha que salió de la parte posterior de la estación de autobuses pasadas las 20 horas.

Abrían la comitiva dos gigantes, seguidos de unos cabezudos portados por jóvenes miembros de la asociación carrilexa Gato Negro, y de la primera carroza, ocupada por la agrupación Malveiras. Tras ellos se sucedían las composiciones -dos más que en ediciones anteriores-, que destacaban por el mimo estético con el que habían sido elaboradas.

Flores y plantas gigantes compartían espacio con grandes figuras de animales, como ciervos, garzas o mariposas, y tampoco faltaban los duendes y pitufos, habitantes legendarios del bosque. Tampoco faltaron unas enormes setas con puertas y ventanas, ya que el desfile no solo fue un homenaje a la naturaleza, sino también a la fantasía y a los cuentos.

El Ayuntamiento pretendía dar un impulso a esta cita con la que tradicionalmente se cierra la semana grande de las fiestas de San Roque, y el público respondió, abarrotando buena parte de las calles por las que discurría la marcha pese al intenso calor que hizo durante toda la tarde, y que tal vez restó algo de afluencia al evento.

Docenas de niños de entre seis y 14 años participaron en la fiesta desde lo alto de las carrozas, arrojando al público trozos de papel de colores que simulan ser pétalos de flores, de ahí el nombre de la fiesta. La marcha terminó en el entorno de la plaza de España, tras haber recorrido más de una docena de arterias del centro urbano de Vilagarcía.

El Combate

Tal y como estaba anunciado, la música fue la gran novedad del Combate Naval de este año, que fue una edición especial al cumplirse 150 años desde el primer espectáculo pirotécnico que recreó en Vilagarcía la batalla de la fragata "Numancia" -comandada por el almirante vigués Casto Méndez Núñez, que tiene una calle con su nombre en Vilagarcía- y el castillo de El Callao, en Perú. Una música que, eso sí, se silenció durante los últimos minutos del espectáculo, cuando se recrea el Combate en sí entre el barco y el castillo de luces.

La fiesta se inició poco después de medianoche. Miles de personas se agolpaban en la playa para presenciar un espectáculo muy especial debido a la efemérides. La primera sorpresa fue la introducción de una locución, mediante la cual se explicaba el origen del Combate Naval, y se indicaba que era tanto un homenaje a las generaciones de vilagarcianos que mantuvieron y potenciaron la tradición, como a los "fogueteiros" gallegos. El narrador reconocía al final de su intervención que aún hoy los historiadores no se ponen de acuerdo sobre quién ganó en realidad la batalla de El Callao, uno de los episodios más importantes de una guerra poco conocida, como fue la Hispano-Sudamericana, y que se libró entre 1865 y 1866.

Los fuegos artificiales empezaron con el ambiente tranquilo y levemente nostálgico impreso por el "Nothing else matters" de Metallica, una de las baladas más importantes de la historia del rock. La música estaba sincronizada con el espectáculo de lucerío, hasta el extremo de que en muchas ocasiones los momentos de clímax de las canciones coincidían con instantes de mayor intensidad o de un efecto visual singularmente acusado en la tirada de fuegos. Así ocurrió por ejemplo hacia mediados del espectáculo, con el contundente "O fortuna" de Carl Orff -tema muy conocido por la película "Excalibur"-, que a más de uno le puso la piel de gallina, aunque aún faltaban muchos minutos para que el Combate terminase. Desde ese momento, el espectáculo ya no consiguió alcanzar la fuerza y la tensión que tuvo durante esos tres minutos del tema de Orff.

El castillo

La música, que sonaba con la suficiente fuerza y claridad para casi ocultar el estruendo de las detonaciones, se apagó en la parte final, porque los organizadores querían que el Combate entre el barco y el castillo se disfrutase sin ningún tipo de aditivos. La lucha sí fue también bastante intensa, pero una vez terminada ésta el espectáculo perdió de nuevo energía, con unos pocos fuegos lanzados al aire que restaron intensidad al conjunto en un momento en el que parte del público demandaba un remate más contundente.

GALERÍA | El Combate Naval del Vilagarcía celebra sus 150 años. // Noé Parga

En lo que se refiere a la organización logística en sí del evento, se notó una afluencia mucho mayor de público que en otras ocasiones, y los asistentes valoraron muy positivamente que se cortase la carretera en O Ramal durante los minutos que duró la salida de la playa, ya terminado el Combate. Eso permitió que el desalojo fuese mucho más cómodo al poder caminar la gente por la calzada, evitando que la multitud tuviese que agolparse en las aceras. En la otra cara de la moneda, algunos criticaron la ubicación de dos de las grúas en las que se instalaron los equipos de sonido, puesto que al ser de grandes dimensiones interferían en la visión del Combate que tenían las personas que se quedaron en la parte posterior de la playa o incluso en el paseo marítimo.

En total se detonaron unos 6.000 fuegos de artificio y unos 600 kilos de pólvora. El espectáculo corrió a cargo de Penide, empresa pirotécnica que lleva organizando el Combate de Vilagarcía desde hace 25 años. En esta ocasión, participaron unas 15 personas en el montaje. El castillo, cuya aparición es uno de los momentos más esperados, tenía unas dimensiones de 12,5 metros de alto por 32 de ancho.

El Combate Naval está considerado como uno de los mejores montajes pirotécnicos de Galicia por varios motivos, entre ellos su duración (20 minutos), la vistosidad y variedad de los fuegos de colores (tanto aéreos como de tierra y acuáticos), o la singularidad de su propuesta temática, al recrear una batalla naval auténtica ocurrida el 2 de mayo de 1866, apenas unos meses antes de que a muchos miles de kilómetros de distancia, en Vilagarcía, utilizasen esa lucha como argumento del espectáculo pirotécnico para el broche de las fiestas de San Roque de ese año.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Noticias relacionadas

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine