Camino solidario de Vilagarcía a Midelt

La joven vilagarciana Carmen Hierro Rico integró un grupo de voluntarios que durante el mes de julio trabajó con niños en un colegio de la ciudad marroquí

14.08.2016 | 03:53

"La educación es el arte de cambiar el mundo", parafraseando al activista sudafricano Nelson Mandela, los 46 voluntarios que decidimos pasar el mes de julio en un barrio de Midelt, en Marruecos, dejamos nuestra huella en el muro del colegio en el que trabajamos. La joven vilagarciana Carmen Hierro Rico cuenta en primera persona la experiencia de voluntariado vivida este verano de la mano de la ONG "Initiative Association", en la localidad marroquí de Midelt, donde impartieron clases de idiomas a los niños y también pintaron las aulas del colegio.

A través de "Initiative Association" personas llegadas desde distintas partes de toda España, y también desde Vilagarcía de Arousa, llegamos a Taakit con muchas ganas de trabajar. Ninguno habíamos hecho antes otro voluntariado y para muchos de nosotros iba a ser también la primera vez que nos enfrentábamos a una clase de niños y niñas.

Después de un viaje largo, muy largo, desde Marrakech hasta Midelt, el 10 de julio aterrizamos en el que sería nuestro hogar durante 20 días. Tras escoger las habitaciones, colocar las maletas y hacer un reconocimiento a la casa, llegó la hora de la bienvenida con té, pastas y música africana incluida.

Al día siguiente comenzaba la verdadera aventura. Los voluntarios nos separamos en grupos y pusimos en común todo el material escolar con el que viajamos para poder atender a todas las clases. Conocimos a los niños y niñas y desde el minuto uno nos encariñamos de ellos. Sus sonrisas, sus miradas y también sus besos de agradecimiento hicieron que diéramos las clases con satisfacción.

Había aulas en las que se impartía español, en otras inglés y además, los niños y niñas más pequeños también tenían un grupo en el que se hacían diferentes actividades y juegos.

Durante la mañana en las aulas se escuchaba contar del 1 al 10 en castellano, a la vez que en otra hablaban de las estaciones en inglés y en la de más allá bailaban y cantaban el "chu chu ua".

Los primeros días la comunicación entre nosotros y los niños fue complicada debido al idioma pero poco a poco, con algo de francés, a través del lenguaje gestual y por supuesto, gracias a la voluntad de los chavales, pudimos entendernos, y ellos aprender todo aquello que supimos enseñarles. Siempre bajo la supervisión y con la ayuda de los trabajadores de la asociación, los voluntarios fuimos dando nuestras clases diariamente y a la vez aprendiendo de la gente que nos rodeaba.

Las clases que dábamos por las mañanas las compaginábamos con el pintado de las aulas del colegio por las tardes. Flores de muchos colores, árboles y animales, decoran ahora la escuela del barrio de Taakit.

También teníamos días libres, jornadas que los trabajadores de "Iniatiative Association" hacían que fueran inolvidables gracias a la organización de diferentes excursiones.

Paseo por las minas de Ahouli con viaje en un maletero de taxi incluido, visita al pueblo Ait Ben Azou, en el que pudimos comprobar la difícil situación en la que viven sus habitantes, entre ellos muchos menores, a los que les repartimos ropa, artículos de higiene y paquetes de comida. También nos llevaron al desierto de Merzouga, donde dormimos en jaimas y paseamos en dromedario y fuimos a cenar a una casa marroquí, en la que aprendimos a comer el cuscús de la forma tradicional, con las manos.

Por todo esto, por la inmersión en la cultura marroquí gracias a nuestros monitores y al resto de vecinos y vecinas del pueblo y sobre todo por los niños y niñas que acudían diariamente a clase con ilusión, sonrisas y ganas, muchas ganas, hay una frase que repetimos cada una de las personas que compartimos esta experiencia: lo vivido no se puede explicar con palabras y es algo inolvidable.

El día de la despedida fue difícil. Tras hacer una fiesta en la que todos nosotros bailamos junto a nuestros alumnos, llegó el momento de decir, un "hasta pronto". Las lágrimas de los niños, los abrazos, y el agradecimiento de la organización provocó que a todos se nos cayeran las lágrimas y también nos hicieran pensar y comparar la vida que nosotros tenemos en nuestras casas con aquella que íbamos a dejar atrás.

Ayudar es fácil

Son muchas las personas que intentan que este tipo de acciones se lleven a cabo. Unos de ellos son las personas que forman "Initiative Association", asociación sin ánimo de lucro que desarrolla proyectos educativos en las zonas de Tazouka y Midelt.

Durante todo el año esta organización mantiene un colegio y en la época de verano ayuda a reformar y mejorar diferentes escuelas. Todas aquellas personas interesadas en participar pueden acceder a sus proyectos a través de www.initiativeassociation.com.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine