Valores ancestrales simbolizados en el trigo

Cerca de un centenar de personas de varias generaciones participaron en el tradicional acto de la siega en Valga

23.07.2016 | 11:02
Una mujer siega la hierba ante la atenta mirada de unos niños. // Iñaki Abella

Recuerdo y vigencia del patrimonio cultural a partes iguales. Eso es lo que pretende un acto tan característico como la siega del trigo que desde hace ocho años se viene desarrollando en Valga con la organización del propio concello. En una finca en Ferreirós se realizó el proceso de corte y recogida del trigo para formar los "monllos" que en el proceso de malla, allá para septiembre, servirán para separar el grano de la paja. Todo un proceso tradicional, iniciado con la sementeira, y que encierra un valor cultural mucho mayor que los kilos de harina que supone el resultado material.

Las tradiciones forman parte un patrimonio cultural que sirve para identificar y enorgullecer a cientos de personas de manera intemporal. En Valga son plenamente conscientes de ello y el cuidado de las costumbres es toda una razón de ser. Buen ejemplo es el encuentro intergeneracional conocido como la siega del trigo en cuya octava edición, celebrada ayer, logró reunir a cerca de un centenar de personas dispuestas a participar en este noble arte.

Una finca en el lugar de Ferreirós fue el lugar donde se concentró la actividad. A las diez y media de la mañana, escapando de las altas temperaturas, los cerca de setenta niños que participan en las actividades de conciliación de verano que organiza el concello no dudaron en participar en la labor. A ellos se le unieron más de una veintena de adultos en lo que es una propuesta intergeneracional más que consolidada y que cada año aumenta en cuanto a implicación popular.

El de ayer fue el segundo paso de un proceso que se inició allá por el mes de noviembre con la sementeira. La siega ocupó la tarea durante dos horas aproximadamente. Todo el trigo se recogió para formar los llamados "monllos" que iniciarán su proceso de secado aprovechando la época de calor para, ya en septiembre, llevar a cabo la conocida como malla, que consiste en separar el trigo de la paja. Una última fase que permite desgranar el fruto para luego molerlo y transformarlo en harina y en la que participan activamente los alumnos de los colegios de Baño y del Xesús Ferro Couselo.

Entre un fenomenal ambiente reinante, en el que incluso no faltaron los espectadores que no se pierden el proceso de cortado, fue transcurriendo la tarea. Los mayores del lugar se animaban a dar consejos a los más jóvenes haciendo valer su experiencia y potenciando así el valor que supone el legado de las tradiciones.

El ayuntamiento también ejerció de anfitrión agradecido. El trabajo realizado tuvo su recompensa material en forma de una surtida y variada mesa con la que recuperar fuerzas. Sardinas, chorizo, pan y bebida fresca ayudaron a saciar el hambre de los voluntarios.

Para que todo ello fuera posible, fue fundamental la participación de la asociación cultural y juvenil A Eira, la asociación Axentiva, Asdivalu y Mulleres Ruráis Albor que desde hace ahora ocho años han contribuido al esplendor de esta cita con el campo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine