Las altas temperaturas sitúan a los montes de la comarca en riesgo extremo de incendio

La posibilidad de que se declare un fuego supera el 81% - Está prohibido circular por zonas forestales - Efectivos de Valga y Cambados ya tuvieron que emplearse a fondo

17.07.2016 | 02:45
Efectivos antiincendios sofocando un fuego en un monte de la comarca. // Iñaki Abella

Los montes de O Salnés y Ullán están en peligro. La Consellería de Medio Rural estima que el riesgo de incendio en las zonas forestales de ambas comarcas es extremo, lo que supone más de un 81% de posibilidades de que se declare un fuego. Así lo recoge la Xunta en el mapa que refleja el índice diario de riesgo de incendios en todos los municipios de Galicia y que no solo tiene en cuenta la situación meteorológica con las altas temperaturas de los últimos días, sino la conjunción de varios factores como el estado de la biomasa vegetal, las infraestructuras preventivas de las masas arbóreas y el estado del suelo. El hecho de que la posibilidad de incendio sea extrema conlleva la adopción de determinadas medidas de prevención. En este caso queda prohibido acceder, circular o permanecer en el interior de zonas de riesgo, así como en los caminos forestales, rurales y otras vías del monte.

Hay que tener en cuenta que las incesantes lluvias de la primavera provocaron un rápido crecimiento de la maleza, lo que representa un verdadero peligro, en lo que al fuego se refiere, y no hay más que ver el descuidado estado en el que se encuentran algunas áreas forestales para darse cuenta que una mínima chispa podría tener consecuencias devastadoras. Una de las zonas de O Salnés que, a priori, está más expuesta a los incendios es el monte Xiabre, por el considerable número de fuegos que se registran en el lugar de Saiar (Caldas de Reis), si bien este año logró salir del listado de parroquias de alta actividad incendiaria.

Tanto O Salnés como el Ullán están incluidos en una demarcación del Distrito Forestal XIX, que abarca cerca de 89.000 hectáreas de monte. La Consellería de Medio Rural no ofrece datos sobre los medios y números de efectivos con los que cuenta este Distrito para la extinción de incendios, ya que considera que sería "dar pistas" a los incendiarios. El Plan de prevención y defensa contra los fuegos forestales de la Xunta alude a un dispositivo de vigilancia y extinción formado por 5.700 personas, a lo que habría que sumar al personal del Estado, del Ejército y de los cuerpos y fuerzas de seguridad hasta completar un operativo de más de 7.000 personas. En cuanto a los medios materiales, son una treintena los medios aéreos que combaten los incendios, 360 motobombas de la Xunta, los concellos y los parques de bomberos, así como cisternas, palas y otros vehículos.

La Xunta ha establecido convenios con algunos ayuntamientos para que se impliquen en la lucha contra el fuego. Es el caso de Vilagarcía, que cuenta con una brigada formada por un jefe, un conductor y tres peones. Además de sofocar incendios con el apoyo de otros medios locales, también tiene entre sus funciones tareas de limpieza y corta de maleza en los montes, vías y caminos públicos. No obstante, esta brigada y también las de otros concellos, estarán a disposición del Distrito Forestal, por lo que sus integrantes podrán ser requeridos para actuar en otras localidades en las que se declare algún incendio en el monte.

Por otra parte, la Dirección Xeral de Ordenación y Producción Forestal ha concedido ayudas a varias comunidades de montes para la prevención de fuegos. Es el caso de los comuneros de Cea, en Vilagarcía, cuya ayuda supera los 56.000 euros destinados todos ellos a tareas de roza de penetración y rareo, así como eliminación de restos de entrefajas de masas forestales. Bamio es otra de las comunidades beneficiadas por esta línea de subvenciones, aunque en su caso se limita a 2.604 euros para la apertura de cortafuegos, algunos en forma de fajas de unos cinco metros de ancho a los lados de las pistas forestales. Al margen de Vilagarcía, pero también en la comarca de O Salnés, la comunidad de San Salvador de Meis recibe 6.000 para construir un depósito de agua.'

Aunque por el momento ninguno fue de gravedad, en O Salnés y Ullán ya se produjeron pequeños fuegos en lo que va de verano. Es el caso de la parroquia de Oubiña, en Cambados, donde ardieron entre 200 y 300 metros, afectando a la cubierta de lona de un galpón. En Valga un fuego intencionado volvió a reproducirse.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine