El viaducto que une Pontevedra y A Coruña sobre el Ulla se deteriora a pasos agigantados

Pertenece a las dos Diputaciones -El firme de la carretera está en mal estado, las juntas de dilatación forman grandes baches y el alumbrado de uno de sus laterales no funciona

27.06.2016 | 09:19
El mal estado del viaducto sobre el Ulla. // Noé Parga

A la espera de que las Diputaciones de A Coruña y Pontevedra se pongan de acuerdo para repararlo, o de que la Xunta se haga cargo de esta vía de titularidad interprovincial, el puente que une Catoira con Rianxo sobre el río Ulla presenta un estado de abandono preocupante y denunciado hasta la saciedad por usuarios y políticos que se agrava a pasos agigantados.

Se trata de una carretera crucial para las comunicaciones masivamente frecuentada por todo tipo de vehículos -tanto ligeros como pesados-, ya que se trata de la línea de comunicación terrestre natural entre la comarca de Barbanza y la provincia de Pontevedra, permitiendo el acceso desde la orilla coruñesa del Ulla no solo hacia los territorios de Caldas y O Salnés, sino también a la autopista, para tomarla en sentido a Vigo.

A pesar de su importancia, el viejo y hace años remodelado puente que avanza entre las provincias de Pontevedra y A Coruña, que pasa a la altura de las emblemáticas Torres do Oeste, presenta una capa de rodadura en pésimas condiciones.

En el asfalto se forman grandes bolsas de agua cada vez que llueve -y no necesariamente con intensidad-, pero es que, además, hay baches y, como ya se explicó en otras muchas ocasiones, la capa de rodadura forma ondulaciones, ya que con el paso de los años algunos de los pilares que soportan la estructura se han hundido levemente.

Por si fuera poco, las juntas de dilatación, ya reparadas en varias ocasiones durante los últimos años, vuelven a encontrarse en una situación deplorable, formando un agujero en la calzada que la cruza de un lado a otro, transversalmente.

El peligro es más que evidente en las juntas de dilatación situadas más cerca del Concello de Catoira, pero se agrava en las próximas a la orilla de Rianxo, aunque también en la provincia de Pontevedra.

En este caso hay que decir que fueron reparadas en mayo de 2013, y lo que se hizo desde entonces por parte de los operarios, para tratar de corregir el problema, fue aplicar sobre ellas una gruesa capa de asfalto y una chapa metálica.

De este modo se formó un badén sobre la calzada del que sobresalen gruesos tornillos y ha provocado ya numerosos accidentes, tal y como en su momento explicó Protección Civil de Catoira. Lo que sucede es que hay conductores que se asustan al toparse ese badén y "clavan el freno", por lo que son frecuentes las colisiones por alcance.

Tal es el riesgo que entraña la conducción por este viaducto de menos de un kilómetro de longitud -cuya mayor parte pertenece a la Diputación de Pontevedra-, que hace años se instalaron señales de advertencia por obras y peligro, las cuales, por cierto, se colgaron sobre los guardarraíles, ya que la calzada no tiene arcenes. Y claro, como los problemas persisten, las señales allí se quedaron definitivamente.

De esta relación de desperfectos y amenazas para la circulación rodada también se quejó en repetidas ocasiones el alcalde socialista de Catoira, Alberto García García, al menos cuando la Diputación de Pontevedra estaba en manos del PP.

En esas quejas se aludía a otros problemas que persisten, como el de la deficiente iluminación, ya que el alumbrado instalado en uno de los laterales de la carretera no funciona. Algunas de las farolas incluso han desaparecido del lugar.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine