La joya románica de Caleiro

La historiadora Alicia Padín ensalza la importancia artística de una iglesia del siglo XII que reabre este mediodía al culto tras pasar cerrada los últimos 11 años

10.04.2016 | 05:53

El de hoy es un día muy especial para los vecinos de la parroquia vilanovesa de Santa María de Caleiro, ya que podrán volver a escuchar una misa en su iglesia, tras 11 años cerrada por su mal estado de conservación. Para ello han organizado una misa a mediodía a la que asistirá el arzobispo de Santiago, Julián Barrio. Habrá acompañamiento musical y fuegos artificiales, y a su término medio millar de vecinos compartirán una comida-baile de confraternidad. Una comisión se ha encargado desde hace dos años de recaudar el dinero necesario para ejecutar estas obras.

Durante los últimos años, los feligreses de la parroquia de Santa María de Caleiro (Vilanova) han puesto todo su empeño en restaurar su iglesia, que sufría de humedades a causa de su tejado y del feísmo de mediados del siglo XX que desmerecía el templo. Ahora, ante la reapertura para su uso del edificio, es hora de mirar atrás y hacer un breve repaso por su historia.

La iglesia de santa María de Caleiro es uno de los muchos templos románicos de la comarca de O Salnés que tuvieron distintas intervenciones a lo largo de su secular vida. En la actualidad, del templo original ha quedado el ábside, parte del muro sur y la puerta de la fachada occidental.

Lo más destacable del ábside semicircular son los distintos canecillos que soportan el alero, con una decoración rica y variada, con rostros y figuras geométricas de influencias visigóticas, como los rollos, los boceles terminados en espiral o los círculos concéntricos. Tras la limpieza de la iglesia se han descubierto dos canecillos más en el interior de la sacristía, perfectamente conservados al no sufrir las inclemencias del tiempo.

El interior

Al interior presenta una bóveda de cañón de dos tramos, que descansa en dos pares de columnas. Una línea de imposta marca el arranque de la cubierta, con decoración de billeteado, muy popular en el siglo XII por su utilización en la catedral de Santiago.

La nave fue modificada con la construcción de las capillas laterales, pero se han mantenido varios canecillos románicos y un contrafuerte del muro sur. Por suerte se conserva una fotografía de 1906 de Balsa de la Vega en la que se aprecia todo el paramento original, revelando la existencia de una puerta lateral en el lugar de la actual capilla del Carmen. Además, el ara exterior se encontraba en el segundo tramo de la nave, hoy movida al siguiente segmento. Aunque las intervenciones de la iglesia modificaron en gran medida su aspecto interior, se ha conservado una columna completa y un capitel con una venera en el muro sur de la nave.

La puerta occidental es muy sencilla, con un arco de medio punto que se apoya en sillares impostados en el muro, con figuración humana y floral, pero tan desgastada que no se puede identificar con claridad. Es probable que este acceso tuviese un tímpano a juzgar por el saliente de las impostas y la escasa decoración. El conjunto descansa sobre finas columnas adosadas al muro.

La primera modificación de la iglesia fue la inserción o renovación del campanario, cuya inscripción la fecha en 1554. Pocos años después, en 1558, será Pedro de Otero quien financie las obras de la Capilla del Cristo, una magnífica obra muy vinculada al Renacimiento compostelano de Gil de Hontañón y Jácome García por su arco triunfal con medallones, algunos de ellos picados con los años. Se cubre con una bóveda de crucería con lacería de combados casi idéntica a las de Santa María la Grande de Pontevedra. En las esquinas de la capilla se representan los Cuatro Padres de la Iglesia: san Agustín, san Ambrosio, san Gregorio Magno y san Jerónimo. Cuenta con dos hornacinas, una de ellas destinada a acoger la representación de Pedro de Otero y la otra a la representación de Cristo crucificado. En el suelo, tras la reciente limpieza, se ha encontrado la lauda de Pedro de Otero, con la representación de las Cinco Yagas de Cristo. Al ser una capilla privada contaba con una tribuna propia, bajo la cual se ubicó el baptisterio.

La capilla del Carmen se erigió después de 1906, como atestiguan la mencionada fotografía y un "Presupuesto de las obras de construcción de una capilla en la Iglesia parroquial de Santa María de Caleiro", con fecha de Santiago, a 12 de noviembre de 1906. Esta capilla obligó a reforzar el muro sur de la iglesia, por lo que al contrafuerte románico se le adosó otro soporte. Esta capilla, muy sencilla en su traza, se cubre con una bóveda de arista enlucida.

La iglesia de Santa María de Caleiro ha recogido influencias desde sus inicios, en el Románico, pasando por el Renacimiento y terminando en las intervenciones del siglo XX. Se ha adaptado al paso de los años, a los deseos y necesidades de los fieles, quienes ha dado un paso al frente para conservar su templo, poniendo todo su empeño y medios en recuperar esta parte de su historia y de su identidad cultural. Se convierte de este modo en un referente para otras parroquias y localidades que ven como su patrimonio se pierde por falta de medios para su conservación.

Hoy es por tanto un día muy especial para esta parroquia de la costa vilanovesa.

*Historiadora y vecina de Vilanova

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook

Calendario laboral y escolar 2016/2017

Calendario laboral 2017 en Galicia

Calendario Laboral 2017 en Galicia

Aquí tienes a tú disposición todos los días festivos en  Vigo y en Galicia , así como el Calendario escolar 2016/2017 .

 

 
Enlaces recomendados: Premios Cine